Bossio: “El PRO quiere volver al país en que los argentinos no podían jubilarse”

BUENOS AIRES- El director ejecutivo de Anses, Diego Bossio, aseguró que el PRO «quiere volver al país en el que los argentinos no podían jubilarse», al salir al cruce del ministro de Desarrollo Económico porteño, Francisco Cabrera, quien prometió que si Mauricio Macri llegara a la presidencia al Fondo de Garantía de Sustentabilidad iban a «partirlo al medio y vender en bloque las acciones a fondos de pensión internacionales».

“La propuesta del PRO, que es regalar el ahorro y el esfuerzo de los argentinos, no tiene nada de novedosa. Es el mismo modelo neoliberal privatizador de los 90, el de un Estado ausente que llevó a que más de la mitad de los argentinos estuvieran en la pobreza y casi un cuarto desempleado», dejó en claro Bossio al responder al funcionario macrista.

Según el titular de Anses, «esta es la verdadera batalla ideológica que está en discusión: un Estado presente que incluya y empuje la producción y el empleo o una economía neoliberal, donde se acentúe la desigualdad y la exclusión».

«La verdadera discusión es entre el modelo en marcha y el PRO: es el de una Argentina para todos o una Argentina para unos pocos”, agregó.

La propuesta del funcionario del PRO había sido formulada en el último día del Coloquio de IDEA en Mar del Plata, en medio de un panel económico de partidos políticos opositores.

En ese marco, Cabrera propuso que una de las vías para reducir la presencia del Estado en los directorios de las empresas sería vender las acciones que están en el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la Anses.

El proyecto es una de las ideas del think tank de la Fundación Pensar, que dirige Cabrera, como parte del programa del PRO.

Sobre esa propuesta económica del PRO de liquidar el FGS, Bossio señaló que “el verdadero objetivo del PRO es generarle un perjuicio al Estado y a los intereses de los argentinos. Si se vendieran en bloque las acciones de las empresas del FGS, las mismas perderían valor, por lo que se devaluaría el valor del Fondo. Se trata de una verdadera transferencia de recursos hacia unos pocos».

Además, sostuvo, «propone que esta transferencia de acciones vayan a fondos de pensión internacionales, desnacionalizando la economía. No solo roza lo delictivo, sino que además es muy triste que un argentino confié más en los de afuera que en los de adentro“.

“El nivel de irresponsabilidad y la falta de seriedad del PRO con esta propuesta, es temeraria. Además demuestra un altísimo nivel de desconocimiento e ignorancia. El FGS no compró acciones de empresas, sino que estás venían de las AFJP. Es la misma historia de siempre, los mismos de siempre vienen para arrasar y a dejar un tendal de pobreza y miseria a su paso», completó.