Diana Zurco: “La unidad de nuestra comunidad es la que nos hace fuertes”

Primera conductora trans en un noticiero central de Argentina, en Televisión Pública Noticias. Diana Zurco charló en el programa “Mundo Hurlinguero” de Radio UNAHUR.

En momentos donde se está trabajando en la reglamentación de la Ley de Equidad en la Representación de los Géneros en los Servicios de Comunicación del país, la palabra de Diana Zurco, que llegó a los medios hace años cobra aún más importancia.

Aviso publicitario
banner moron

Sin dejar de recordar todo el tiempo ese amor incondicional por Hurlingham, donde pasó su infancia y adolescencia Diana es habitué ahora del edificio en Figueroa Alcorta en Recoleta donde cada día se pone al frente del horario central del noticiero de la Televisión Pública. Su voz y su perspectiva en el medio enriquece y hace la diferencia y desde allí sigue defendiendo la inclusión y los derechos conquistados en estos momentos de incertidumbre que vive el país.

Lo repetirá con paciencia y delicadeza hasta que se entienda “Soy una mujer trans y todavía es necesario que nos visibilicemos en el mundo, porque todavía no está todo dicho. Por más que haya dos, tres, cuatro leyes debemos seguir hablando y defendiendo el tema. Estas leyes son necesarias y bienvenidas porque fueron militadas, trabajadas, luchadas llevadas como consignas rotundas por una necesidad real” asegura.

Su llegada a los medios, primero como locutora en distintas radios y luego ahora en la televisión potenció su voz y Diana siempre se posicionó en subrayar la importancia del marco democrático y la consonancia política en la articulación con todos los logros que se fueron obteniendo: “La política, en un momento de la historia identificó que la salida era colectiva y nuestro colectivo, la comunidad trans y el gran movimiento LGTBQI+ también se unió y miró en forma conjunta la salida” afirma, aclarando que cuando se refiere a la política habla de esos espacios políticos que abrieron las puertas para poder incorporar la perspectiva.

Valora su presente como un crecimiento personal pero sabe con certeza que no estaría ocupando este lugar si no se hubieran dado los pasos previos: “Si nos hubiésemos quedado con esa mirada del pasado -que no está tan lejos tampoco- donde la mirada social dejaba al costado, al margen a muchísimas personas, yo no estaría aquí”.

Diana Zurco siempre subraya la importancia del camino grupal y el individual y no deja de recordar momentos propios de gran depresión, cuando no se levantaba de la cama de la tristeza; cuando pensaba que no la iban a tomar en el ISER; cuando se quedó sin sueldo luego de trabajar varios años en distintas cadenas de peluquerías y se levantó un día y decidió hacer sanguches de milanesas y venderlos en el almacén de sus viejos en el barrio El Destino, en Hurlingham.

“Ese dinero me alcanzaba para pagarme el tren, los apuntes del ISER, los libros, el cibercafé- porque no tenía computadora- imprimir las hojas de los trabajos prácticos y así paso a paso conseguir el título soñado” recuerda con orgullo.

UN MUNDO QUE GIRA A LA DERECHA

Las políticas de derecha que triunfan en muchísimos lugares del mundo y en particular de Sudamérica ponen en alerta no sólo a los colectivos de la diversidad sexual sino a todas las minorías que ven en peligro su libertad y también sus derechos adquiridos.

En el mundo todavía hay naciones que tienen pena de muerte para quien no se adapta al binarismo y a la heterosexualidad. Gays, lesbianas, travestis, trans, no binaries,queers y minorías de todo tipo indígenas, personas con discapacidad, diversidades raciales saben del embate de estos discursos de odio que no tienen disimulo en decir a viva voz que quieren terminar con leyes y supuestos “privilegios”.

En este sentido Diana sostiene llevar esta causa universal a sabiendas de la gran cantidad de gente que la está pasando muy mal en otros lugares del mundo y reflexiona sobre la situación actual expresando que “No nos tenemos que ir tan lejos cuando escuchamos voces que atentan contra los derechos adquiridos” 

UNA ARGENTINA QUE DUELE

El escenario actual después de las PASO dejó preocupación por facciones políticas que tienen un discurso de quitar derechos y pocas propuestas de gestión. Diana asegura que su trabajo en el mundo de las noticias le sirve para dectacar los discursos de todos y tratan de identificar y entender los bemoles de la política. Sin embargo asegura: “Me decepciona y no entiendo el juego perverso, lamentable y oportunista que hacen algunos sectores para diferenciarse de otros espacios que consideran su enemigo. Para esto utilizan discursos de odio y atacan lo que el pueblo ganó, las políticas públicas que se ganaron con el esfuerzo pero también con la sangre de muchas personas que quedaron en el camino. Todos estos discursos no construyen nada, simplemente destruyen todo lo conseguido”.

Su pasado, lu lucha y la de sus compañeras no le permite entender como existe una mirada con poca empatía de determinados sectores y por eso dice: “Me parece que nunca debemos perder la conciencia de lo que ganamos como sociedad y como ciudadanos con políticas que nos han beneficiado y que han sido militadas ganadas y obtenidas incluso desde aquellos partidos que creemos el enemigo”.

Y la explicación de Diana detalla las leyes que han permitido reconocer todo lo que una parte de la sociedad sufrió y que fueron respuestas y herramientas a necesidades concretas ante años de invisibilización y de opresión en determinadas épocas oscuras del país.

“No tengo miedo a nivel personal, me parece que la unidad de nuestra comunidad es la que nos hace fuertes y cuando has visto el barro y has visto la tristeza de todo lo que nos han hecho, todo eso termina siendo un suelo y un piso firme en donde lo que nos queda para adelante es luchar y seguir luchando” asegura y va por más: “La clave para ir contra las consignas retrógradas, homofógicas y que atentan contra los derechos adquiridos es que, quienes queremos construir una sociedad mejor, estemos unidos y no claudiquemos”.

EL DÍA A DÍA EN EL NOTICIERO

Cuando el aislamiento por la pandemia del COVID era total el presidente Alberto Fernández fue entrevistado por la televisión pública.

Fue Diana Zurco, luego de otras preguntas relativas a la actualidad quien lo interrogó sobre la situación de muchísimas mujeres trans que vivían en hoteles y estaban siendo desalojadas quedando en la calle en una situación total de vulnerabilidad. Luego de esto, hubo un decreto estatal que defendió a estas mujeres.

Su intervención interpeló a todxs los comunicadores y reveló  la urgencia de la reglamentación de la Ley de Equidad en los Medios que dormía en la Legislatura visibilizando la importancia de que todos, todas y todes tengamos voz y podamos poner en discusión temas en común.

Sobre esa ocasión Diana comenta: “Me nació preguntarlo porque me llegaba la información a mi teléfono de lo que estaba sucediendo. Siempre me pregunté qué hubiera sido de ellas si no se lo preguntaba. Creo que es importante poder hablar desde nuestras propias voces aunque siento que no quiero encasillarme en una cuestión de género porque ahí se daría otro tipo de discriminación y yo siento que, desde mi lugar puedo tocar distintos temas”.

El clima entre sus compañeros, que asegura es un mundo de heterosexuales es de excelencia. Muchos de ellos le han asegurado que, gracias a ella rompieron prejuicios o entendieron realidades diversas pero ella asegura que, a pesar de las leyes existentes hay un trabajo diario de deconstruir pensamientos muy enraizados que tienen que ver con el machismo estructural.

“Yo agradezco a todxs quienes me alientan pero siempre les pido que recuerden que mi historia, lamentablemente no es la realidad de la mayoría de mis compañeras del colectivo LGTBQI+ o del colectivo trans que sigue siendo muy vulnerable. Todavía hay muchas mujeres trabajando en la calle, con frío o en una ruta en distintos rincones del país; todavía hay criaturas de 13 o 14 años que por su elección sexual o su identidad son expulsadxs de sus propias familias se quedan en las calles y sin posiblidades de estudiar. Cuando entendemos estas cosas podemos entender también la importancia de nuestra lucha y de los derechos que se nos dieron porque realmente nos estaban matando. En este sentido valoro muchísimo la oportunidad de estar en un noticiero y que ahí pueda expresar lo que sietoYo no entré por el cupo laboraltrans en ninguno de los medios en los que trabajo y trabajé pero estoy a favor de esta herramieta que es la única oportunidad para muchxs. Lo ideal sería que no existiera el cupo si estuviéramos viviendo en una sociedad ideal que le da trabajo a las personas trans, pero esa no es aún nuestra realidad, por eso me parece una herramienta y una ley necesaria”.

Con la convicción de que hay deudas que se empiezan a saldar de a poco Diana nos invita a desglosar siempre el contexto en donde se dan los reclamos y las conquistas y a seguir defendiendo todo lo conseguido hasta ahora.

DEJA UNA RESPUESTA