Comienza el juicio al  ladrón «golpeador de mujeres» por 12 hechos en comercios de San Isidro y Martínez

SAN ISIDRO- Un hombre comenzará hoy  a ser juzgado como acusado de haber cometido 12 robos en locales comerciales de las localidades bonaerenses, atendidos por mujeres a las que golpeaba y asustaba a gritos para concretar los asaltos

El debate comenzará a las 9 en el Juzgado Correccional 4 de San Isidro, a cargo del juez Facundo Ocampo, que está ubicado en Moreno 623 de esa localidad.

El imputado es Juan Pablo Majo Molinari (39), quien llega detenido al debate.

La acusación estará en manos del fiscal de San Isidro Patricio Ferrari, el mismo que junto a su colega de Martínez Gastón Garbus realizaron la investigación que terminó con la identificación y detención del imputado.

El juicio está previsto que se desarrolle en solo dos jornadas y el lunes fueron citadas todas las víctimas que lo reconocieron en la causa.

Según el requerimiento de elevación a juicio de Ferrari -al que Télam tuvo acceso-, Majo Molinari está imputado de 12 robos simples -11 concretados y uno en tentativa-, cometidos entre el 1 y el 27 de diciembre de 2014 en locales comerciales de San Isidro y Martínez.

Sumando todos esos asaltos, robaron un botín que llega a los 34.000 pesos en efectivo.

Si bien el robo simple -el que se comete con violencia sobre las cosas o las personas pero sin emplear armas, como en estos casos-, tiene una pena de un mes a seis años de prisión, al tratarse de 12 hechos que están en concurso real, se aplicará la sumatoria de penas y la condena podría llegar a ser elevada.

Según la investigación, Majo Molinari tenía siempre el mismo modus operandi: elegía comercios atendidos sólo por mujeres donde irrumpía a los gritos y le aplicaba a alguna de las vendedoras un cachetazo o una trompada para generar temor en el resto y lograr que le entreguen la recaudación.

La clave de esta investigación fueron las cámaras de seguridad de los propios comercios que lo grabaron a cara descubierta, tal como solía concretar sus asaltos, lo que luego permitió determinar que se trataba de un mismo delincuente alto, semicalvo y con tatuajes en su hombro izquierdo, al que la Policía bautizó «el golpeador serial de mujeres».

En uno de los videos, se logró identificar el auto al que el asaltante se subió luego de cometer uno de los hechos y se determinó que se trataba de un remís.

El remisero declaró en la causa que el hombre por el que le preguntaban lo solía contratar para ir a hacer cobranzas y que siempre lo iba a buscar en inmediaciones de la villa Borges de Vicente López.

Tras una serie de tareas de inteligencia en esa zona, el fiscal Ferrari y detectives de la Subdirección de Investigaciones de Vicente López lograron detener a Majo Molinari el 29 de diciembre de 2014.

Aparte de esta causa, el imputado ahora también es investigado por una fiscalía de instrucción porteña como el posible autor de una serie de robos cometidos de la misma forma, pero en locales de Capital Federal.

En este juicio que comenzará el lunes, según el requerimiento del fiscal, el primer hecho que le imputan ocurrió el 1 de diciembre de 2014 en una marroquinería ubicada en avenida Del Libertador 14437 de San Isidro, de donde se llevó alrededor de 6.600 pesos, seis carteras, tres billeteras y un teléfono iPhone 4.

Tres días más tarde, lo acusan de tres robos consecutivos: en la casa de ropa «Allo Martínez» de 25 de Mayo 44, en la inmobiliaria Narváez y Compañía de avenida Del Libertador 15878 y en el comercio de indumentaria «Cecilia White» de Alvear 313 de Martínez.

El 6 de diciembre le imputan los robos en la casa de ropa «BX María Vizet» de Laprida 2920 y en la perfumería «Roses and Roses», sita en Domingo Savio 3070, ambos locales de Las Lomas de San Isidro.

El 8 de diciembre lo acusan de asaltar la farmacia «Santa Teresita» de Alvear 366, donde robó 6.000 pesos y en los videos quedó grabado golpeando a la encargada en el rostro y tirándola contra una de las estanterías.

Una semana más tarde, se lo acusa de ser el ladrón que entró en ojotas, medias y musculosa rosa de Boca Juniors a la zapatería «Hoku» de Alvear 473 de Martínez, donde dominó a los gritos a siete mujeres, le pegó a la encargada y se llevó algo más de 2.000 pesos y un smartphone iPhone 4S.

Otro de los hechos ocurrió el 18 de diciembre en el negocio de ropa «El Coral» de avenida Del Libertador 14796 de Martínez, donde el ladrón golpeó a la empleada y además de robar dinero se llevó dos laptops.

Los últimos tres robos que le atribuyen en San Isidro son del 22 de diciembre en el local «Verde Ciruela» de Uspallata 385, el 23 de diciembre en una casa de ropa de Alem al 500 y el 27 de diciembre en la óptica «MX» de Belgrano 309 de donde además de apoderarse de algo más de 600 pesos en efectivo, se llevó 72 pares de anteojos de marca.