Tagliaferro vetó la emergencia productiva y comercial

Aviso publicitario
banner dia verde moron

 

MORÓN. Por José «Pepe» Delgaudio. De acuerdo a lo que anticipamos días pasados, el intendente de Morón, Ramiro Tagliaferro mediante decreto 471/2017 del jueves 27 del corriente vetó la Ordenanzas de Emergencia Productiva y Comercial, y que fuera aprobada por 1Pais, Unidad Ciudadana y Partido Socialista. También, Jorge Alvarez Holmberg, Secretario de Economía y Finanzas y Esteban Adrián Casaburo, Secretario de Producción y Desarrollo Económico, acompañaron el rechazo del jefe comunal.   

«UNA OPOSICIÓN IRRESPONSABLE» 

El Departamento Ejecutivo puso énfasis en destacar las inconsistencias del artículo 3° de la normativa aprobada el 13 del corriente por el Concejo Deliberante. 

El comunicado oficial sostiene: «Una oposición irresponsable pretendía desfinanciar el municipio. Exenciones en el pago de la TISH (Tasa de Inspección, Seguridad e Higiene) y moratoria con amplias concesiones para los no cumplidores. Esa norma faltaba las cuentas del municipio y hubiera hecho imposible el pago de sueldos y otros gastos de la comuna». 

«Fue una maniobra electoralista de la oposición. Si hubiera entrado en vigor el cobro de la TISH hubiera caído hasta un 50%», dijo Alvarez Holmberg. 

Mientras que Estéban Casaburo sostuvo: «El Plan de Pagos Especial implicaba pulverizar lo que los morosos le deben a todos los moronenses, que pasaban de 800 millones a 200 millones, que además, por los pagos sin interés se reducían a 100 millones a valores actuales». 

Tagliaferro como los funcionarios mencionados informaron que deudores desde 1989 podrían haberse beneficiado con las quitas de intereses, multas y recargos, incluso que sus partidas hubieran sido presentadas a la justicia reclamando el cobro, no lo hubieran efectivizado ni asumido compromisos de pago.  

«ORDENANZAS QUE TENDIAN LA MANO» 

Hernán Sabbatella de Unidad Ciudadana, sostuvo: «Nos enteramos lamentablemente que el intendente Tagliaferro vetó la Ordenanza Productiva y Comercial y que fue trabajada desde el Concejo Deliberante con todas las Cámaras de Comercio, con las Pymes, los comercios de barrio, con todos los sectores productivos y económicos de nuestra ciudad. Una Ordenanza que le tendía la mano a éstos emprendedores, que venía a brindarles una reducción tributaria, emprendimientos que vienen sufriendo hace un año y medio la política de su gobierno. Tarifazos, reducción del consumo, retracción del mercado interno, que muchas Pymes tengan que bajar las persianas o reducir la jornada de trabajo». 

Sabbatella finalizó diciendo: «Le pedimos a Tagliaferro que revierta ésta decisión, que gobierne de una vez para todas las vecinas y vecinos de Morón y que juntos defendamos las fuentes de trabajo del conjunto de la comunidad de nuestra ciudad». 

 «EL INTENDENTE MIENTE« 

El massista Martín Marinucci expresó el malestar que le transmitieron al enterarse del veto de Tagliaferro. 

Es necesario ajustar el gasto del estado en las cajas chicas de los funcionarios y no ajustar sobre las Pymes y comercios… Debería primero ajustar las finanzas del municipio recortando por ejemplo el gasto de combustible, peajes, almuerzos, lavado de autos y cambios de aceite en muchas funcionarios que viven a más de 300 kilómetros de acá en lugar de ajustar sobre quienes dinamizan la economía local y quienes conservan el empleo de muchos vecinos».  

«El ajuste debe ser en la estructura política y de gobierno y no sobre los sectores que producen. Lo que no vamos a tolerar es que el intendente nos siga mintiendo con la excusa que esto desfinancia al estado. Lo que desfinancia al estado son los enormes gastos que tienen sus funcionarios y que pagan los contribuyentes». 

Para finalizar, Marinucci reiteró: «El intendente miente…! Nos mintió en la revista de los 500 días de gestión cuando dijo que estaba terminada la obra de la Central de Monitoreo y aún no está terminada. Esto demuestra su incapacidad de gestión y de administrar los fondos públicos». 

 «UN GOBIERNO MUNICIPAL INSENSIBLE» 

Sergio Souto, Secretario General de la UOM e integrante del Triunvirato de la CGT Regional Morón y precandidato a concejal de Cumplir, dio su opinión a través de un comunicado. 

«Tagliaferro muestra una vez más el desinterés por los problemas que afectan a los comerciantes que están cerrando sus puertas, a los pequeños y medianos empresarios, en definitiva a los trabajadores del municipio, a aquellos vecinos que están perdiendo el trabajo en la industria textil». 

«Para vetar éstas ordenanzas hablaron de tasas y valores insostenibles que afectaban el presupuesto en infraestructura, es decir no sólo en sueldos, sino en recolección de residuos, pavimentación de calles y luminarias. Sería interesante que el intendente como su gabinete recorran los barrios sin cloacas, tapados de basura, las calles de tierra con zanjas y agua podrida, escuchen las necesidades de seguridad que reclaman y nos transmiten su angustia los vecinos en cada recorrida que hacemos». 

Souto finalizó remarcado: «Estamos ante un gobierno municipal insensible que sigue las órdenes directas de su espacio político, que lo único que está haciendo es hambrear a los vecinos de Morón, dejarlos sin trabajo y sin ninguna perspectiva de futuro».

DEJA UNA RESPUESTA