El Gobierno nacional no va «a firmar ningún compromiso que comprometa el futuro de los argentinos».

NUEVA YORK- El ministro de Economía, Axel Kicillof, afirmó  que los fondos buitre no aceptaron la oferta que formuló el gobierno de ingresar al canje en similares condiciones a las otorgadas en 2005 y 2010 y ratificó que Argentina «no firmará cualquier cosa para resolver la situación creada».

«Ofrecimos que entren al canje de 2007 y 2010», con lo que «en las condiciones de hoy obtendrían una ganancia del 300 por ciento», pero «no fue aceptara esa oferta porque quieren más», dijo el ministro durante una conferencia de prensa brindada en el Consulado argentino en Nueva York, tras una extensa reunión con el mediador Daniel Pollack y representantes de los holdouts.

No obstante, el titular del Palacio de Hacienda no descartó la posibilidad de que en el litigio con los fondos buitre se alcance «una solución entre privados» porque el fallo del juez Griesa «puede causar perjuicios a privados que no pueden cobrar».

«Pueden aparecer soluciones de este tipo», dijo Kicillof, tras lo cual señaló «hay muchos terceros que podrían tener intereses en remediar esa situación», al referirse a la posibilidad de que surja una oferta de compra de los bonos defaulteados por parte de un grupo de bancos argentinos.

Kicillof subrayó que en la reunión mantenida con Pollack los representantes de los bancos que participarían de la operación -según las versiones de prensa publicadas en diversos medios nacionales- no estuvieron presentes en la reunión.

El encuentro se extendió por espacio de casi seis horas en las oficinas ubicadas en el 245 de Park Avenue, y Kicillof estuvo acompañado por la procuradora del Tesoro, Angelina Abbona; el subprocurador, Javier Pargament; el secretario de Finanzas, Pablo López; y el secretario de Legal y Adminitrativo del ministerio de Economía, Federico Thea.