Intentó suicidarse el condenado por balear a Carolina Píparo y provocar la muerte de Isidro

LA PLATA-  Carlos Moreno, condenado a prisión perpetua por balear en una salidera bancaria a la embarazada Carolina Píparo y provocar la muerte de su bebé, intentó ahorcarse en su celda del penal de Olmos.

Moreno, según los voceros, quiso colgarse en su calabozo aparentemente a raíz de los problemas de convivencia que mantiene con los otros presos del pabellón, quienes le habrían jurado venganza por haberle disparado a Píparo en julio de 2010 en La Plata.

El episodio ocurrió  en esa prisión del Servicio Penitenciario bonaerense, cuando Moreno intentó aparentemente colgarse con un tela y ahorcarse.

«Me corbatié», dijo el condenado al explicar a los guardias qué había sucedido y atribuyó su decisión a las presuntas amenazas de venganza que habría recibido de otros internos por haber baleado a una embarazada, delito censurado en el código carcelario.

Tras conocer el intento de suicidio, la abogada del condenado, la defensora oficial María Vigorelli, presentó un hábeas corpus preventivo y solicitó que, en resguardo de su vida, Moreno sea alojado en la Unidad 34 de Melchor Romero, que está ubicada en las calles 520 y 176.