Conflicto docente sigue con denuncia penal a Baradel, nuevo paro y acusaciones cruzadas entre el gobierno y los sindicatos

LA PLATA – El senador provincial del sciolismo Guido Lorenzino denunciará penalmente «el martes» al titular del gremio de los maestros SUTEGBA, Roberto Baradel, «por coacción, extorsión a 4 millones y medio de alumnos y sus familias que las tienen de rehenes», debido al prolongado plan de lucha de los docentes en la Provincia.

Lorenzino, hermano del ministro de Economía, Hernán Lorenzino, señaló que la denuncia, que la presentaría junto a otros legisladores, será presentada en la Justicia Penal de la Provincia.

«El martes, vamos a denunciar penalmente a Baradel por coacción y extorsión», indicó Lorenzino.

La presentación incluye también a Mirta Petrocini, titular de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB).

Lorenzino dijo que el paro de los maestros «es político».

Además, pidió al titular del AFSCA, Martín Sabbatella, «jefe político» de Baradel, «que lo haga entrar en razones, dado que éste tiene aspiraciones a diputado».

Al mismo tiempo Udocba adelantó que sus afiliados no darán clase los días 5, 6 y 7 de junio en reclamo de «una urgente reapertura de paritarias para elevar el básico docente a $5000».

Según explicaron, al no haber recibido respuesta favorable de las autoridades provinciales tras las últimas medidas de fuerza, un plenario de secretarios generales resolvió tres jornadas de protestas.

«Consideramos que el gobierno provincial no ha realizado el esfuerzo necesario para acercar una propuesta realmente superadora, que incremente el básico docente de manera urgente, y no en forma escalonada percibiéndose el último tramo de aumento hacia el 2014», indicaron los docentes a través de un comunicado.

Además, replicaron los dichos de Daniel Scioli, que llamó desestabilizadores a los docentes: «Es justamente el Estado provincial el que desestabiliza, amenazando a los docentes con descontarles los días de paro o decretando el fin de las negociaciones paritarias cuando no fueron aceptadas las magras propuestas realizadas desde el inicio de las negociaciones».

La Federación de Educadores Bonaerense, la entidad que reúne a la mayoría de los sindicatos de la Provincia, ya adelantó que también analiza nuevas medidas. Por lo pronto se supo que un diputado denunciará al secretario general por «coacción y extorsión».

Por su parte el vicegobernador provincial Gabriel Mariotto, manifestó  que quiere «que las clases empiecen» al considerar que «no podemos tener a los chicos con guardapolvos blancos afuera de las aulas».

«No puede ser que quienes van a colegios privados tengan clases y los de escuela pública no», consideró Mariotto en diálogo con Radio Provincia.

«No quiero dar una opinión que aleje posiciones entre el Ejecutivo y los gremios, sino todo lo contrario, tengo una mirada positiva del rol de los compañeros de gobierno y de los gremialistas», consideró el vicegobernador.

Los docentes bonaerenses iniciaron el lunes un paro de actividades por 96 horas, en rechazo de un incremento salarial del 22,6%, mientras que las autoridades insisten en que la paritaria «está cerrada».

Mariotto dijo que aspira a que «de dirigentes de esa talla con tanta experiencia, surjan acuerdos programáticos para que comiencen las clases».

El vicegobernador manifestó su deseo de que «funcione la mesa de negociación con los gremios».

Asimismo, consideró que «se debe hacer un cambio estructural en el sistema educativo provincial, sobre qué vamos a enseñar en las aulas y para qué vamos a formar a nuestros jóvenes».