Falleció el Chango Cárdenas: El tropiezo de un ídolo

Juan Carlos "Chango" Cárdenas Foto: Cabrera Eva/telam/
Aviso publicitario
banner moron

Anoche, a los 76 años, falleció Juan Carlos Cárdenas. Para los ídolos la muerte no es más que un tropiezo y el Chango Cárdenas es un ídolo de los hinchas de Racing, de todas las generaciones.

Él ex delantero nacido el 25 de julio de 1945 en Santiago del Estero, convirtió el gol más importante en la historia de Racing, el gol del triunfo ante el Celtic de Escocia, en la final de la Copa Intercontinental, el 4 de noviembre de 1967.

Era la primera vez que un equipo argentino se consagraba campeón del mundo de clubes.

Varias generaciones de racinguistas crecieron (crecimos) mirando ese gol, siempre en blanco y negro, en medio de años de padecimientos para los hinchas de la Acadé… fueron 35 años sin salir campeones y en ese tiempo lo única imagen gloriosa era ese zurdazo extraordinario que se clavó en el ángulo del arco escocés.

Pero fueron tantas las desgracias de Racing que muchos temían que esa pelota pegara en el travesaño y ni siquiera quedara ese glorioso título alcanzado por el gol del Chango…

El pasado 25 de febrero se cumplieron 60 años del debut del Chango Cárdenas en Racing. Fue ante Nacional de Montevideo por la Copa Libertadores, empatando 2 a 2. Tenía 17 años.

En 1963 se fue a préstamo a Nueva Chicago y un año más tarde se reintegró al club bajo las órdenes de Juan José Pizzuti, formando parte del histórico “El equipo de José”, el que salió campeón en 1966, con 39 partidos invictos, (record de Pizzuti que no pudo superar ningún técnico), que salió campeón de la Libertadores en 1967, jugando 20 partidos (la Libertadores más larga de la historia) y ganándole en la final a Nacional (el equipo contra el que el Chanco había debutado)
Y después llegó la disputa por la copa Intercontinental, contra el Celtic de Glasgow, Escocia. Con partido de ida en el Hampden Park, en el Reino Unido (Racing perdió 1 a 0), revancha en Avellaneda (ganó Racing 2 a 1 con goles del Toro Raffo y el Chango Cárdenas) y la final  el 4 de noviembre de 1967 en el Centenario de Montevideo. Una final encarnizada, brutal, con seis expulsados, cuatro del Celtic y dos de Racing Club, aunque un escocés no le dio bola al árbitro paraguayo y siguió jugando hasta el final. Hasta que en el minuto 10 del segundo tiempo el Chango clavó un zurdazo al ángulo del arquero John Fallon del Celtic para que la Academia alcance su mayor hazaña deportiva.

En el 72 el Chango se fue a jugar a México, (jugó en el Puebla y en Veracruz) y como suele ocurrir con las grandes figuras que nacieron y se consagraron en Racing, el Chango volvió para retirarse en el club de sus amores en 1976, más allá de que eran años complejos en el club de Avellaneda. Siguió haciendo goles y hasta atajó un penal contra Rosario Central.

Se retiró en 1977, jugó con la blanquiceleste 321 partidos e hizo 92 goles.

Tuvo un paso como técnico en clubes de ascenso como All Boys, Deportivo Armenio y General Lamadrid y se dedicó también a la venta de ropa deportiva.

Hasta no hace tanto tiempo el teléfono de su casa tenía un contestador automático con el gol al Celtic relatado por Fioravanti.

Su presencia en la cancha de Racing fue permanente como también será permanente la admiración y el cariño de los hinchas académicos.

El histórico gol al Celtic:

https://www.youtube.com/watch?v=JyehOeu4qsM

 

1 COMENTARIO

  1. En la memoria de todos los amantes del fútbol, siempre serás ese remate al arco desde Argentina que estremeció al mundo todo y puso a nuestro fobal en el sitial que se merece.
    Primer Campeón Mundial… Racing Club de Avellaneda… El Equipo de José…
    El zapatazo inmortal del Chango… que, como ese momento, permanecerá eterno en la memoria y en los corazones racinguistas.
    Sos el gol sin tiempo, Chango
    Hasta Siempre… Hoy, nace tu leyenda indomable.

Responder a M. F. Solis Cancelar respuesta