Con los chicos en el aula, Scioli quiere recuperar las horas de clase

 

BUENOS AIRES- El gobernador bonaerense Daniel Scioli destacó que «ahora es el momento de recuperar las horas de clase», después de lograr un acuerdo con los gremios docentes que permitió cerrar el conflicto que dejó sin clases a la provincia durante 17 días.

«Más allá de lo que pasó, lo más importante es que los chicos el lunes están en las aulas», remarcó.

Scioli insistió en que «yo en todo momento busqué eso, nunca perdí de vista que lo esencial era superar el conflicto», en sendas entrevistas concedidas a los diarios Página 12 y Tiempo Argentino.

«¿Qué más quiero como peronista que los trabajadores estén lo mejor posible?», se preguntó Scioli y resaltó que la «diferencia de 850 millones de pesos entre la última oferta y esta mejora, la vamos a alcanzar con una moratoria extraordinaria», detalló.

Ante una consulta acerca de la extensión del conflicto, el mandatario provincial la atribuyó a «una posición de extrema inflexibilidad» de los gremios docentes.

«El planteo del aumento del 35 por ciento posiblemente tenía que ver con lo que podían ser las proyecciones de diciembre o enero, pero con las decisiones que se están tomando a nivel nacional, eso se está descomprimiendo», consideró.

Dijo también que «para mí hubiera sido mucho más sencillo preguntar a los maestros el primer día `cuánto quieren de aumento` y resolverlo con un giro del Banco Provincia».

«Eso hubiera significado que la plata de los ahorristas, en lugar de ir a asistir con crédito a las pymes, a los emprendedores, a todos los sectores productivos, se hubiera endeudado a la provincia para cubrir su déficit», detalló.

Recordó que «en el pasado se terminó con el Banco de la Provincia fundido», resaltó.

«¿Qué más quiero como peronista que los trabajadores estén lo mejor posible?», se preguntó Scioli, para destacar que «están hablando con una persona que tiene 254 paritarias en su espalda».

Respecto del porcentaje alcanzado de la suba salarial, el mandatario provincial sostuvo que «es de 30,9 por ciento de promedio en general, en toda la escala, que es alrededor de lo que se está promediando en otros sectores tanto público como privado».

Por último, el gobernador consideró que el paro convocado para el 10 de abril (por las centrales sindicales disidentes) «no es justo para con un gobierno que ha generado tantos puestos de trabajo y tanto avance en la distribución del ingreso».

«Este es un momento en el que, en primer lugar, se están haciendo grandes esfuerzos para cuidar el empleo y después, dentro de cuidarlo, poder mejorarlo», completó.