Un detenido por el doble crimen de San Fernando

Leonardo Fernández, un hombre de 53 años que trabajaba como mago en fiestas y su novia Jessica Alberti, de 24 años, fueron asesinados a golpes y cuchilladas en un departamento de San Fernando. Roberto Juan Alegre quien estaba prófugo fue arrestado en la zona sur del Gran Buenos Aire y es el segundo detenido por el doble crimen.

Según las primeras informaciones, dos hermanos habrían cometieron el doble crimen para robar casi 150.000 dólares que el hombre guardaba en su casa de Parque Patricios.

El hecho, que trascendió este lunes, fue descubierto la noche del viernes en una vivienda ubicada en la calle 25 de Mayo 1147, entre Constitución y Juan Domingo Perón, en San Fernando.

En principio, los investigadores establecieron que el miércoles pasado a la noche Fernández y Cigola se encontraron con dos hermanos a quienes habían conocido tiempo antes y se dirigieron a la casa de uno de ellos ubicada en San Fernando.

Según las fuentes, los vecinos llamaron a la policía porque había ruidos que provenían de ese departamento y un patrullero se dirigió a ese lugar, pero como los agentes no detectaron nada extraño, se retiraron.

Sin embargo, el jueves a la madrugada policías de la Ciudad que patrullaban la zona de Parque Patricios observaron que el portón del garaje de una casa situada en La Rioja al 1700 estaba abierto y una camioneta Ford EcoSport estaba adentro con las luces encendidas.

Los oficiales tocaron la sirena y de adentro de la casa salió un hombre con las manos en alto y les dijo que dos hermanos lo habían llevado hasta allí para «vaciar la casa», la cual resultó ser del mago Fernández, al igual que el vehículo.

«Se llevaron unos 150.000 dólares y aparentemente volvieron porque había más plata pero los hermanos huyeron ante la presencia policial», dijo una fuente.

El sospechoso detenido, identificado como Alexis Miguel Bonnet, quedó detenido a disposición del juez porteño Gustavo Pierretti, ante quien declaró y aportó una serie de datos y direcciones de las personas que lo habían contratado para ir hasta allí a robar las pertenencias.

«Las lesiones del hombre fueron doble fractura de cráneo y la chica tiene múltiples heridas punzantes de cuchillos en el cuello que le afectó la aorta, golpes en el rostro y tenía destruida la órbita de uno de los ojos», precisó a Télam un vocero encargado de la pesquisa.

Con el hallazgo de los cadáveres, la justicia ordenó la detención del dueño de la casa, identificado como Rubén Andrés Grasso, y de su hermanastro Roberto Alegre.

Grasso fue detenido el último domingo en un hotel de Quilmes, donde la policía secuestró 200.000 pesos, drogas y el documento de identidad de Fernández.

El detenido ya fue indagado por el fiscal del caso por el delito de «doble homicidio doblemente calificado con concurso premeditado por dos o más personas y por criminis causa por facilitar y consumar un hecho grave precedente».

DEJA UNA RESPUESTA