Rescataron ileso a un empresario que había sido secuestrado en Haedo

MORÓN- El dueño de un frigorífico fue rescatado por la Policía tras un tiroteo con sus captores, que lo habían secuestrado el martes cuando se trasladaba en auto con su esposa por la localidad bonaerense de Haedo y habían pedido un rescate a su familia para liberarlo.

Los voceros informaron que tras el tiroteo y la liberación del cautivo, los secuestradores lograron escapar, pero se sospecha que uno de ellos resultó herido de bala.

El hecho comenzó el martes a la tarde, a pocas cuadras de la estación de trenes de Haedo, en la zona oeste del conurbano, cuando un grupo de delincuentes a bordo de un auto le cortó el paso al Mercedes Benz C 250 de color negro en el que se trasladaba el empresario, identificado como Néstor Caprese, junto a su mujer hacia su casa de Morón.

El hombre fue obligado a subirse al auto de los delincuentes, mientras que su mujer quedó en el suyo y con ayuda de vecinos alertó a la Policía.

Los informantes dijeron que a poco de la captura de la víctima, su familia recibió llamados extorsivos, por lo que se inició una negociación telefónica para acordar el pago de un rescate.

Efectivos de la Delegación de Investigaciones de Morón, bajo orden de la fiscalía Federal 2 de ese distrito, comenzaron a rastrear las llamadas y establecieron que habían sido realizadas desde la zona de Caseros, donde montaron un operativo.

Paralelamente, un familiar del empresario comenzó una negociación con uno de los delincuentes, quien le exigió una importante suma de dinero.

De acuerdo a los voceros, el allegado a Caprese juntó unos 100.000 pesos y se dirigió a una esquina de la zona, pero los cómplices alertaron al ladrón a través de un Handy que había sido «batido» (entregado) a la Policía, por lo que el dinero no fue entregado.

Luego, alrededor de las 23, en Mendoza y Marcelo T. de Alvear, de la localidad bonaerense de Caseros, personal del Comando Patrulla Comunitario de Tres de Febrero observaron el paso de un auto marca Peugeot 207 de color negro con varios ocupantes.

Cuando los policías intentaron identificar a los ocupantes del auto, su conductor aceleró y comenzó la huida.

Tras una persecución a lo largo de varias cuadras, en el cruce de la avenida del Libertador General San Martí¬n y Juan de Garay, se registró un tiroteo entre los policías y los delincuentes, según relató a Télam un jefe a cargo de la pesquisa.

Los informantes indicaron que los secuestradores huyeron a pie en medio del enfrentamiento, mientras que el hombre cautivo fue encontrado ileso en el asiento trasero del Peugeot.

Los investigadores estiman que uno de los captores llegó a ser herido de un balazo, ya que se encontraron manchas de sangre en la ropa del empresario liberado, que no fue lesionado.

En tanto, el dueño del frigorífico fue llevado luego al Hospital Posadas, en la localidad de El Palomar, para su atención médica.

La Justicia ordenó a la Policía el secuestro de las grabaciones de las cámaras de seguridad de la zona del secuestro y del lugar donde fue liberado el hombre, mientras se realizaban operativos para intentar hallar a los secuestradores.