Día Mundial contra la Trata: gestiones, acciones y proyectos en la Provincia de Buenos Aires

En el Día Mundial contra la Trata,  la Directora Provincial de Acceso a la Justicia y Asistencia a la Víctima del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, Lucía Iañez fue entrevistada por el programa “Las Brujas que Salem” y se refirió a las acciones realizadas desde ese organismo en la lucha contra la Trata y adelantó la pronta inauguración de la Oficina Provincial de Trata.

Si bien estos delitos se enfrentan día a día, la Directora Provincial de Acceso a la Justicia y Asistencia a la Víctima Lucía Iañez, consideró que “las efemérides se crean para crear significantes y poner fechas donde se pueda visibilizar las problemáticas de este tipo, especialmente lo que tiene que ver con el delito de trata y delitos conexos. Estos siguen siendo espacios delictivos, enormes redes que avanzan sobre las fronteras, que no son de un solo país y que implican un flagelo para las víctimas realmente arrasador”

En esta pandemia, desde la dirección que conduce, se encontraron con el desafío de buscar nuevos modos de comunicar, construir espacios con otros organismos y sobre todo asistir y acompañar en el rescate a las víctimas de estos delitos. Lucía Iañez puso énfasis en la idea de que estas acciones son “una política de Estado y se llevan a cabo en forma interministerial, interestatal y con el foco en que las víctimas puedan fortalecerse en lo subjetivo y puedan recuperar su proyecto de vida”

Encargados del Programa de Rescate y Acompañamiento a la Víctima de Trata, que incluyen profesionales entre los que se encuentran abogados/as, trabajadores/as sociales y psicólogos/as son los responsables de atender y contener a quienes son liberados tras convocatorias del Poder Judicial, allanamientos policiales y derivaciones de denuncias por la Línea 145 que recibe en forma anónima confidencial y gratuita llamadas durante las 24 horas del día, los 365 días del año, incluso en plena pandemia.

Lucía Iañez explicó que dentro de ese trabajo de asesoramiento, contención y cuidados, muchas veces es necesario darles alojamiento y comida a estas víctimas rescatadas, por lo que se ha modificado un fondo rotativo que tenían que la gestión anterior había dejado con muchísimas limitaciones y a veces no permitía poder pagar ni siguiera un alojamiento o comida por día.

Con la creación este año del nuevo Ministerio de Mujeres, Género y Diversidad en Nación con Elizabeth Gómez Alcorta y el Ministerio de Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la provincia de Buenos Aires, a cargo de Estela Díaz el trabajo en conjunto se fortaleció fuertemente porque “con muchas de las Subsecretarias y Directoras nos conocemos por la militancia en el feminismo, en el acompañamiento de víctimas en otros espacios y ya  veníamos  de trabajar con mujeres víctimas de género en mi caso,  soy abogada y lo hacía desde el acompañamiento judicial o legal”

Iañez detalla que con ambos Ministerios hacen una tarea “conjunta y constante” y trabajan “el área de casos críticos” y que dos áreas a su cargo como lo son Asistencia a la Víctima y Acceso a la Justicia dialogan constantemente  para el acompañamiento a las mujeres en situación de violencia en el territorio provincial. En este sentido también contó que se trabaja fuertemente con casos de amenazas a mujeres por parte de personas privadas de su libertad y en el acompañamiento de las niñeces trans, estando al lado de estos niñes que deciden su cambio de género amparados por la Ley de Identidad Sexual pionera en nuestro país y en la región.

En relación al trabajo en conjunto Lucía Iañez aseguró: “Celebramos diariamente la creación de ambos ministerios, creemos que es una representación muy importante, que las compañeras hacen un trabajo maravilloso y que además son equipos muy formados los que se han conformado para hacer frente a un flagelo social que  cada vez crece más y con esta pandemia ha mostrado su peor cara”

En relación a la forma que se abordan desde su Dirección las políticas para hacer frente a la trata de personas en sus distintas modalidades, Lucía Iañez puntualizó que estos hechos “tienen incidencia sobre poblaciones muy vulnerabilizadas y eso tiene implicancias muy serias. Muchas veces esas personas creen que les deben algo a su explotador. Es un círculo vicioso, un círculo que se construye también a través de la amenaza y es muy complejo el proceso de fortalecimiento que es hacia ahí donde estamos mayormente trabajando”

En este sentido anunció que muy pronto estarán poniendo a funcionar la Oficina Provincial de Trata, que es un organismo creado por Ley en donde confluyen varios ministerios, varios organismos que trabajan coordinadamente por lo mismo que es terminar con la Trata como así también están diagramando un Plan Nacional que esperan lanzar este año con acciones concretas planteadas para los años venideros.

La pandemia y una administración anterior que había vaciado muchos espacios producto de un ajuste en estas áreas, llevó al ministerio que conduce Julio Alak, a reestructurar programas, espacios de la Dirección Provincial de Acceso a la Justicia y Asistencia a la Víctima y articular acciones sobre todo aquellas que ofrezcan alternativas para el acceso a trabajo, a los subsidios y a los espacios del Ministerio de Desarrollo Social a las personas víctimas de estos delitos y que de esta manera no les sea tan dificultoso reconstruir su vida luego de haber pasado por estas experiencias.

Con la convicción que ésta es una temática donde los tres estados tienen que trabajar en conjunto y donde se debe articular especialmente entre el poder judicial y los dispositivos que tratan con las víctimas, Lucía Iañez aseguró que “los entramados de las redes de trata son muy complejos y hay muchos espacios que permiten que eso ocurra,  desde la captación hasta el hecho de mantener cautiva a una víctima pasando por el momento de la explotación  en todas sus modalidades. Las víctimas pasan por  dispositivos con personas  que seguramente tienen la connivencia o saben lo que está ocurriendo”

Militante feminista y convencida de que “somos las nietas de las Brujas que no pudieron quemar, las nietas de las Abuelas y de las madres y las compañeras que vamos a seguir levantando las banderas de la independencia económica, de la soberanía política de la justicia social, de los derechos de nuestras compañeras, de la necesidad de seguir construyendo espacios de integración espacios para nosotras” Lucía se manifestó en un momento donde se está viviendo un proceso de  mucha energía y de muchas ganas en la necesidad de poder construir nuevos horizontes para las mujeres.

Al respecto confesó:“Mi generación- yo tengo 32 años- es una generación que estamos viviendo un cambio estructural tan fuerte que va desde la crianza de los hijos, el modo en que nos comunicamos, la forma en que nos vinculamos. Algunas cosas están buenísimas otras son complejas y ya veremos qué implican pero está buenísimo estos espacios que nos estamos dando: la construcción de sororidad entre las compañeras, la empatía y contención entre nosotras que muchas veces éramos las que nos juzgábamos, las que nos limitábamos y sin duda la gestación de  un proceso de ampliación de derechos que vamos a aprovechar para que las mujeres tengamos el lugar que nos merecemos”

Escuchá la entrevista completa realizada en Las Brujas que Salem por la 96.7

 

 

DEJA UNA RESPUESTA