La Presidenta agradeció el acompañamiento del Mercosur en la causa contra los Fondos Buitres

 

VENEZUELA- La presidenta Cristina Fernández participa esta tarde en la sesión plenaria del Mercosur, en Caracas, Venezuela, donde asumirá la presidencia pro témpore del bloque. La Jefa de Estado reclamó un cese al fuego inmediato en el conflicto en Palestina. Y reiteró la voluntad de la República Argentina de “pagar al 100% de sus acreedores, pero en forma justa, equitativa, legal y sustentable”. “Agitar el default, no tiene sentido. Default es cuando uno no paga, y Argentina ha pagado”, enfatizó.

La presidenta Cristina Fernández agradeció al bloque regional su apoyo, al asumir como presidenta pro tempore del Mercosur durante la sesión plenaria que se lleva en Caracas. Manifestó que es una alegría que la cumbre se realice en la capital de la República Bolivariana de Venezuela. “Es la primera vez que estoy en una sesión del Mercosur en Caracas, me hubiera gustado que estuviera Hugo (Chávez), pero siento que él está aquí”, afirmó.

Asimismo, le brindó “la bienvenida a Paraguay, al presidente Horacio Cartés”. Respecto a la imagen que presidía la sesión, con las efigies de próceres de los distintos países sudamericanos, destacó”la figura del mariscal Solano López, ese hombre simboliza la imagen de lo que podemos ser y de lo que pudimos ser”.

Rememoró que “Paraguay fue el primer país de toda américa latina en tener trenes, hornos de alta fundición, el primer país en el siglo XIX en ser un país industrial”, al tiempo que señaló que su soberanía fue atropellada durante la que denominó “guerra de la triple infamia”. “Quiero brindar un homenaje al retorno del Paraguay, y la autocrítica que los países que formamos la Triple Alianza debemos hacer y hacemos. Siempre lo hago y por eso soy criticada”, expresó.

Conflicto en la Franja de Gaza

La Jefa de Estado se refirió también al conflicto armado en la Franja de Gaza, “donde han sido asesinados niños, mujeres, civiles, han sido bombardeados hospitales, donde está en juego la vida”. Por ello, destacó que “la primera cuestión es solicitar un cese inmediato del fuego”.

Señaló que “más allá de los matices” entre los distintos mandatarios del Mercosur, todos coinciden “en la necesidad de reconocer el estado de Palestina, el derecho a existir de Palestina – Argentina tiene representación diplomática en Ramala-. “Lo decimos con la autoridad de haber sido la República Argentina uno de los primeros estados en reconocer la existencia del Estado de Israel”, enfatizó. Y ratificó “el derecho de Israel de vivir en paz dentro de sus fronteras, establecidas en 1967”.

“Nadie piense que se trata de hacer un inventario de sangre para medir la peligrosidad de un conflicto. Pero un análisis correcto es que si pedimos un cese al fuego es admitir que estamos en una guerra”, remarcó la Primera Mandataria. “Quiero repetir el llamado a la paz, al cese del fuego; el derecho a existir del estado palestino y el derecho a vivir en paz del estado de Israel, deben ser merituados dentro del contexto de lo que está ocurriendo”, consideró.

Diferendo con los fondos buitres

En segundo lugar, la Presidenta de la Nación agradeció “profundamente a todos y cada uno de los integrantes el Mercosur su solidaridad, su acompañamiento” en la disputa por la deuda con los fondos buitres y reiteró que no es un problema sólo de Argentina.

Señaló que luego de los canjes de 2005 y 2010, “quedó un 7,6% que no ingresó a ninguno de los dos canjes. Había ingresado el 92,4% del total de los acreedores de la República Argentina”. “Venimos pagando religiosa y rigurosamente cada uno de los vencimientos. Mas de 190 mil millones de dólares. Con una salvedad: que lo estamos haciendo sin acceder al mercado de capitales. Argentina lo está haciendo con recursos propios, producto de un modelo de crecimiento con inclusión social”, remarcó.

La Jefa de Estado destacó que “Argentina hoy en moneda extranjera debe a tenedores privados solamente el 8% de su PBI”, con una de las ratios de deuda más baja del mundo. También recalcó el pago de la deuda con el Fondo Monetario Internacional, “que nos dio autonomía para que nuestro país pudiera decidir las políticas económicas y comerciales que llevábamos adelante”.

Anunció que en el día de ayer, “Argentina pagó 650 millones de dólares de la primera cuota del acuerdo que llegamos con el Club de París, deuda que comenzó a gestarse en 1956”.

La Primera Mandataria indicó que “tal vez tenga algo que ver” con las demandas contra el país, el descubrimiento que “Argentina es la segunda reserva a nivel mundial de gas no convencional y la cuarta en petróleo no convencional del mundo”. “Nos convierte en un país que llegará en el corto plazo al alto abastecimiento en energía”, recalcó.

Sostuvo que en este contexto “surge esta verdadera agresión por parte de los fondos especulativos, cuando el día 30 nosotros depositamos el vencimiento a los tenedores, un juez decidió retenerlos sin decidir un embargo”. “Lo que intentan decirnos y agitar el default, no tiene sentido. Default es cuando uno no paga, y Argentina ha pagado”, afirmó.

Cristina Fernández sostuvo que “también intentan asustarnos diciendo que si no hacemos lo que ellos dicen que hay que hacer, se vienen las diez plagas de Egipto. Las diez plagas de Egipto ya vinieron en 2001, cuando Argentina hizo lo que le dictaban desde afuera”. “Si Argentina se endeudó, tomando dinero a tasas que no existían en otras partes del mundo, ¿dónde estaba el gran auditor que es el FMI, para decir que esto no sucediera?”, se preguntó.

Afirmó que “es muy triste como presidenta de un país, tener que leer en un periódico extranjero y no en uno nacional, la descripción que un cronista había hecho sobre como actuaba el juez en la audiencia, diciendo que no entendía lo que estaba sucediendo”. En ese sentido, resaltó que Thomas Griessa “autorizó a un banco norteamericano a pagar, luego lo desautorizó, pero como el banco ya había pagado, ayer lo volvió a autorizar, pero solo por esta vez”. “Una de las claves del derecho internacional es que ante igual situación, igual derecho. Esto no sucede”, enfatizó.

La Presidenta afirmó: “Argentina reafirma su convicción, su voluntad y sus acciones, que van a estar destinadas a pagar al 100% de sus acreedores, pero en forma justa, equitativa, legal y sustentable”. Indicó que “el 1% que está reclamando, que compraron bonos cuando ya se habían defaulteados, por 48 millones de dólares y obtuvo una sentencia de 1600 millones de dólares”.

Analizó que “esto no afecta solamente a la Argentina, sino que afecta al sistema global financiero”. “Si ese 7,6% ingresara hoy al canje tendría una tasa de reintegro del 300% en dólares. No queremos que nadie nos regale nada, simplemente queremos pagar lo que corresponde”, reiteró.

Por último, recordó el cuento de Gabriel García Márquez titulado “La Cándida Eréndira y su pérfida abuela” sobre la historia de una adolescente prostituida por su abuela, para pagar una deuda que cada vez crecía más. Indicó que el escritor colombiano “quiso retratar en ese cuento de la Cándida Eréndira y su pérfida abuela lo que fue el drama de la deuda en América Latina. Quiero decirles que soy abuela pero de Néstor Iván, no de la Cándida Eréndira”.

 

Para leer el discurso completo hacer click en el siguiente enlace http://www.casarosada.gob.ar/informacion/archivo/27762