Cuestionan el uso del término «malvinización» en la pelea con los fondos buitre

BUENOS AIRES- El titular de la Comisión Nacional de Ex Combatientes de Malvinas, Ernesto Alonso, cuestionó la utilización del término en la negociación que lleva adelante el gobierno argentino con los fondos buitre y apuntó particularmente contra la diputada Elisa Carrió.

Para Alonso, «hacer una comparación semántica de lo que hoy significa `malvinización` con la negociación de Argentina ante los fondos buitre, no solo demuestra su incomprensión de lo que representa la cuestión Malvinas como causa Latinoamericana, la defensa de intereses regionales, estratégicos, económicos, geopolíticos, de recursos naturales, defensa de nuestra soberanía, sino que define que intereses prioriza en su accionar político».

Días atrás, Carrió dijo que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner hizo una «malvinización» de la pelea con los fondos buitre para cuestionar la «situación de incertidumbre» que vive el país a raíz de este conflicto Días atrás, Carrió dijo que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner hizo una «malvinización» de la pelea con los fondos buitre para cuestionar la «situación de incertidumbre» que vive el país a raíz de este conflicto.

«Carrió es una de las capitanas de la American Task Force en Argentina. Y responde a esa estructura de pensamiento colonizado que pretende reinstalar en nuestro país una ingeniería social y económica del capitalismo del desastre», dijo Alonso En ese marco, expresó que «sorprende cuando dirigentes que pretenden gobernar los destinos de nuestro país, demuestran en carne viva su dependencia cultural y política con los poderes centrales, se alinean con las corporaciones y defienden los intereses que se contraponen a los de nuestro pueblo y a la Nación».

«La cultura estratégica diseñada desde usinas de conocimiento a la que es afecta Carrió, como para dar un ejemplo, en la década del 70 Chile fue el escenario donde Milton Friedman desarrolló sus teorías del libre mercado formando a cuadros técnicos y políticos, los denominados Chicago Boys, para derrocar con un golpe militar al gobierno democrático de Salvador Allende», concluyó Alonso.