“Gobernamos pensando en todos los argentinos”, afirmó la Presidenta en Berazategui

 

BERAZATEGUI La Presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, inauguró la Planta Depuradora de Líquidos Cloacales “Del Bicentenario” en Berazategui, donde se procesarán los efluentes de más de 4 millones de usuarios del área metropolitana. Además, puso en marcha la fase nuclear de la central atómica “Presidente Néstor Kirchner” (ex Atucha II) e inauguró obras de saneamiento en Tigre, Quilmes e Ituzaingó. La Jefa de Estado destacó el acuerdo alcanzado con el Club de París y remarcó que se logró “sin resignar la autonomía que debe tener todo país para determinar sus políticas económicas y sociales”.

La presidente Cristina Fernández inauguró la Planta Depuradora de Líquidos “Del Bicentenario”, en Berazategui, a la que consideró “una obra hidráulica y de saneamiento ambiental, inédita en Argentina”. En ese sentido indicó que hace más de un siglo el 30 por ciento de las redes cloacales de los partidos de San Fernando, San Isidro, Vicente López, y el 100 por ciento de las cloacas de la Capital Federal, Avellaneda, Quilmes, Florencio Varela y Berazategui, desagotaban en este último municipio los efluentes de más de 4 millones de habitantes. “Hoy estamos poniendo en marcha esta obra, que no es de infraestructura solamente, es una obra de saneamiento, de dignidad”, enfatizó.

Consideró que “era indigno que la gente e Berazategui o de cualquier otro lado viviera con la contaminación que había aquí”, al tiempo que señaló que “estas son las cosas que realmente cuidan el medio ambiente. La principal especie que tenemos que cuidar es la especie humana y darle oportunidades de vivir a todos los habitantes de este bendito país, que tienen derecho a vivir en condiciones”.

La Jefa de Estado señaló que la empresa Suez, concesionaria de la ex Aguas Argentinas, tenía previsto comenzar la obra de la planta en Berazategui en 2019. Rememoró que cuando el ex presidente Néstor Kirchner decidió “rescindir la concesión a Suez, ni siquiera había hecho una cuarta parte de las obras que se había comprometido”. Y apuntó sobre la obra inaugurada hoy: “La comenzó él y la termino yo. Es un proyecto político que comenzó una obra y que como tal la terminó. Hoy la estamos inaugurando para que Berazategui tenga la posibilidad de vivir con dignidad”.

La Primera Mandataria resaltó las obras de saneamiento inauguradas también en Tigre, Quilmes e Ituzaingó y puntualizó su deseo de cumplir “uno de nuestros sueños más caros: que todo el mundo en la Argentina tenga cloacas y agua potable, porque esto es la posibilidad de mejor calidad de vida, de bajar la mortalidad infantil”. “Podés tener los mejores médicos y remedios, pero cuando te llega un pibe donde en la casa no hay cloacas, las posibilidades de ese pibe son mucho menores que el de una casa donde hay luz, gas, cloacas y agua potable”, aseguró.

Explicó que algunas de las que toma el Gobierno nacional “son decisiones que no caen del todo simpáticas a algunos centros de poder, pero siempre apuntan en la defensa de los más pobres y que el estado y la sociedad tienen la obligación de darles las mismas oportunidades”.

Acuerdo con el Club de París

En otro tramo de su discurso, la Presidenta destacó que “hoy también pudimos culminar exitosamente, la negociación por la deuda con el famoso Club de París”. Indicó que la reunión de la que participó el ministro de Economía, Axel Kicillof, “comenzó a las 10 de la mañana en Francia y terminó aproximadamente a las 6.30 de hoy”.

Recordó que el “Club de París se crea en 1956, después del derrocamiento de Perón” y comentó que en ese año, el gobierno argentino, “bajo las banderas del libre comercio, toma deuda por 700 millones de dólares para importar productos fabricados en otros países”. Por ese motivo, los países acreedores de Argentina, constituyen el Club de París. “Años después, la dictadura de facto decide ingresar al tratado de Breton Woods, al FMI, y comienza la historia del endeudamiento argentino y que se convirtió en una causa del atraso del país”, afirmó.

La Jefa de Estado sostuvo que “esta deuda fue consolidada en 1983” y se “renegoció en varias oportunidades”. “Finalmente ayer contra todos los pronósticos, pudimos llegar a un acuerdo sin que interviniera el Fondo Monetario Internacional”, enfatizó. Y puntualizó que “es la primera vez en la historia del Club de París, que un país en nuestras condiciones negocia con esta entidad sin la intervención del FMI, y sin resignar la autonomía que debe tener todo país para determinar sus políticas económicas y sociales”.

Al respecto, señaló que se resolvió que “los pagos más chicos se hagan el año que viene y en el 2017, cuando tenemos un perfil de vencimientos de deuda más altos”. “Acostumbramos a gobernar para la Argentina, no para nosotros mismos ni para lo que nos pasa ahora, sino pensando en todos los argentinos”, remarcó la Mandataria.

Sostuvo que el acuerdo “nos revela como un país, que cuando nos dejan crecer, cuando se permite crear trabajo, está en condiciones de hacernos cargo de nuestros compromisos y honrar nuestras deudas”. “No somos como dicen los buitres, “deudores seriales”. Ellos son “depredadores seriales””, remarcó.

Proyecto colectivo

La Presidenta aseguró que “no puede haber proyectos individuales, no hay proyectos personales, que hay proyectos colectivos”. Indicó que esa es “la única manera de construir una nación, de ayudar a un pueblo, que permitir que una mujer como María, con 10 hijos y 25 nietos, que conoció el agua potable, puedan sentirse argentinos y sentir que el país los tiene en cuenta”.

Consideró que “hubo un tiempo en que millones de argentinos pensaban que no le importaban a nadie. Y cuando pasa eso, comienzan a pasar cosas feas entre nosotros”. “Yo le quiero pedir a cada argentino y argentina que hoy ha logrado vivir un poco mejor, que tiene mucho más que lo que tenía en 2003, que mire atrás o al costado y que no deje a nadie atrás. Que nos detengamos un momento y le tendamos la mano al que no tuvo la misma fuerza”, requirió.

La Presidenta estuvo acompañada en el acto por el gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, el intendente de Berazategui, Juan Patricio Mussi, el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli.

Videoconferencia con Lima

En videoconferencia con la ciudad bonaerense de Lima, la Primera Mandataria dio la orden para que comience a fluir el agua pesada en el sistema de la Central Nuclear “Néstor Kirchner”, ex Atucha II, con lo que se inauguró la fase nuclear de ese emprendimiento.

Cristina Fernández de Kirchner se comunicó con el ministro de Planificación, Julio De Vido, quien se encontraba en la central nuclear para ponerla en marcha.

De Vido informó que acababa de recibir de manos del presidente de la Autoridad Regulatoria Nuclear, Francisco Spano, la licencia para la puesta en marcha de la fase nuclear de la ex Atucha II.

Destacó el ministro que el inicio de esta fase, “permitirá que en menos de 60 días tengamos la central suministrando energía a la red nacional con el aporte de 745 megavatios”.

Subrayó De Vido que “durante los mandatos de Néstor Kirchner y de Cristina Kirchner se construyó el 53 por ciento de la generación eléctrica de la Argentina” y en el caso de esta central nuclear, “con la terminación de la usina que servirá para diversificar la matriz energética argentina”.

A continuación la Presidenta, informó que tras haber dado la orden de que “comience a fluir el agua pesada, esto permitirá que cuando se complete el período de llenado, el próximo sábado a la noche, se entrará en el período de criticidad y en 60 días incorporará los 745 megavatios a la red nacional”.

Participaron también del acto el Presidente de Nucleoeléctrica Argentina S.A (NA-SA), José Luis Antúnez, el Presidente de la Autoridad Regulatoria Nuclear (ARN), Francisco Stan, y el Jefe de Turno de Operaciones, Martín Sulaiman.

Videconferencia con Tigre

En segundo lugar, la Jefa se comunicó con la localidad de José María Paz – Dique Luján, en el municipio bonaerense de Tigre. Allí se puso en larcha de la planta AySA “Juan Manuel de Rosas”, que en la primera etapa brindará agua potable a 150 mil personas.

Participaron en el acto el vicegobernador de la provincia de Buenos Aires,  Gabriel Mariotto, el secretario de Obras Públicas,  José Francisco López y autoridades de AySa.

Videoconferencia con Quilmes

La Primera Mandataria también se comunicó con la localidad de Quilmes, donde se inauguraron Obras de Agua Potable en el marco del “Plan Agua Mas Trabajo”. Las obras benefician a unas 100 mil personas de los barrios San Francisco Solano y La Florida.

Participaron el intendente de Quilmes, Francisco Gutiérrez, el Subsecretario de Recursos Hídricos, Edgardo Borttolozi, el Subsecretario de Agua, Cloacas y Saneamiento Hídrico de Quilmes,  Ignacio Carracelas y el vecino Edgardo Álvarez, junto a su esposa Roxana y sus 5 hijos

Videoconferencia con Ituzaingó

Por último, Cristina Fernández se comunicó por videoconferencia con la localidad bonaerense de Ituzaingó, donde se inauguró la ampliación de redes cloacales y agua potable. El intendente de Ituzaingó, Alberto Descalzo, destacó que la obra beneficia a 23 mil vecinos, al tiempo que “hay otros 20 mil vecinos que ya tienen estos servicios. Pronto vamos a llegar a la mitad de Ituzaingó con cloacas y agua potable”.

También estuvieron en el acto el directivo de AySA, Oscar Vélez y el beneficiario Gustavo Romay.

Para leer el discurso completo hacer click en el siguiente enlace:

http://www.casarosada.gob.ar/informacion/archivo/27552