Carola Labrador: “El fiscal actuó malísimamente mal”

BUENOS AIRES-  Carola Labrador, madre de Candela Rodríguez, la nena de 11 años secuestrada y asesinada en agosto pasado, criticó severamente al ex fiscal de la causa al calificarlo de «caradura, ineficiente e irresponsable» ante la comisión especial que se armó en el Senado bonaerense para investigar las irregularidades del caso.

Los cuestionamientos recayeron sobre el fiscal Marcelo Tavolaro, del departamento judicial de Morón, quien llevó adelante el caso del secuestro de Candela, asesinada en la localidad bonaerense de Villa Tesei el 29 de agosto de 2011 y cuyo cadáver apareció diez días después tirado a la vera de la Autopista Del Oeste.

Tavolaro fue apartado de la investigación a principios de abril, luego de que la Cámara Penal de Morón resolviera dejar en libertad a todos los involucrados y anular gran parte del expediente.

«Es un caradura, un ineficiente, un irresponsable porque no hizo las cosas como tenía que hacerlas. El fiscal me maltrató. A mí, a mi esposo y a la memoria de mi hija», sostuvo Labrador.

Cuando se le pidió por qué decía que el fiscal la había maltratado, la mujer respondió: «Me faltó el respeto».

Labrador sostuvo también que Tavolaro «actuó malísimamente mal» porque Candela «estuvo siete días viva y la tendrían que haber encontrado».

«No vengo a denunciar, vengo a contar la historia oficial de una nena de 11 años que se la robaron en Hurlingham, que estuvo desaparecida y que la encontraron muerta en un basural», señaló Labrador en declaraciones a la prensa.

Y añadió: «Perdimos nueve meses pensando que eran los asesinos y no eran, pero no es nada; tengo todo el tiempo para seguir luchando. No voy a parar hasta que se sepa la verdad, no van a poder conmigo».

Frente a los senadores bonaerenses que integran una comisión especial impulsada por el vicegobernador Gabriel Mariotto para analizar el caso, Labrador también destacó el papel del gobernador Daniel Scioli, quien estuvo junto a ella el día que encontraron el cadáver de su hija.

Puntualmente dijo que «el gobernador Daniel Scioli es una excelente persona, un buen amigo» y contó que hoy se reunió con Mariotto, al que calificó como «una persona buenísima».

«Ellos no mataron a mi hija, a mi hija la mató un asesino, no el Gobierno provincial ni nacional; no estoy en contra de ningún Gobierno», señaló.

Carola Labrador se hizo conocida en agosto cuando durante días peregrinó ante los medios de comunicación pidiéndole a los secuestradores que le devolvieran su hija.

Según se determinó, si bien la niña estuvo bien cuidada durante gran parte de su cautiverio se sabe que fue asfixiada en la noche del 29 de agosto y la autopsia determinó que poco antes habría sido abusada sexualmente.

La hipótesis de la Fiscalía planteaba que Héctor Moreira, un hombre que conocía al padre de la nena, fue el cerebro del secuestro y que se valió de algunas personas de la zona para poder cumplir el operativo.

En esa lista aparecían Hugo Bermúdez, señalado entonces como el autor material del homicidio; Leo Jara, que según la pesquisa se habría acercado a la niña para engañarla, y Alberto Espíndola, Fabián Gómez y Guillermo López, quienes según esa investigación habrían prestado colaboración durante el cautiverio.

También fueron procesados la depiladora Gladys Cabrera, dueña de la casa donde habría estado la niña, y el carpintero Néstor Altamirano, en cuya vivienda también se sospecha que la menor habría permanecido cautiva.

Sin embargo, la Sala III de la Cámara le dio la razón a las defensas a la hora de cuestionar la forma de llevar el expediente por parte del juez de Garantías Alfredo Meade, anuló las indagatorias de los involucrados y dispuso sus libertades, mientras que la Fiscalía General de Morón removió a Tavolaro.

El encargado de llevar adelante ahora la investigación es el fiscal Alberto Ferrario, con la intervención del juez Gustavo Robles, para intentar reconstruir la prueba y encontrar a los responsables.