Un nuevo femicidio en Luján engrosa el número de mujeres víctimas de violencia de género

LUJÁN- Un hombre asesinó a puñaladas a su ex pareja, que lo había denunciado por violencia de género, y luego se suicidó clavándose el mismo cuchillo en el pecho, en pleno centro de la ciudad bonaerense de Luján, informaron fuentes policiales, judiciales y municipales.

De acuerdo a los investigadores, la víctima, identificada como Karina Mabel Díaz (42), se había separado del agresor, Sebastián Martínez (56), hacia unos 15 días aproximadamente y al momento de ser atacada llevaba consigo una copia de las denuncias que había efectuado contra él.

Según las fuentes, el hecho ocurrió alrededor de las 8.45, en la esquina de San Martín y Humberto Primo, en una zona muy comercial y concurrida de Luján, ubicada 68 kilómetros al oeste de la Capital Federal, adonde Díaz se había ido a vivir, al parecer, a una casa prestada, tras separarse de Martínez, con quien tenía hijos menores de edad.

Un vocero judicial explicó a Télam que el hombre y la mujer habían convivido durante toda su relación en su domicilio en la localidad de Parada Robles, partido de Exaltación de la Cruz, donde él se dedicaba actividades rurales como la cría de caballos de polo.

El secretario de Seguridad del municipio de Luján, Héctor Navarro, contó a Télam que la mujer trabajaba de enfermera en el Hospital Montes de Oca de dicha ciudad y confirmó que hacía tres meses había denunciado a Martínez por violencia de género en una comisaría de la jurisdicción de Exaltación de la Cruz.

Según Navarro, esta mañana el hombre esperó a la víctima a que bajara de un colectivo y en plena vía pública la atacó.

“Él la espera y en una pelea saca un arma blanca, la apuñala y luego de herirla se produce él mismo lesiones con el mismo cuchillo”, dijo el funcionario, y añadió que si bien ambos fueron trasladados en ambulancia al hospital local, él “muere antes de llegar y ella unos minutos después”.

El vocero judicial consultado precisó que si bien aun restan conocer los resultados de la autopsia, Díaz tuvo una “pequeña sobrevida” y que en la escena del crimen los peritos secuestraron su cartera y otras pertenencias suyas que quedaron tiradas en la vereda.

En tanto, una comerciante de la zona de nombre Silvia relató hoy a C5N que “fue todo muy rápido” y que el femicida fue “directamente a matar a su mujer”.

“Fue tremendo porque no se pudo hacer nada, él la estaba esperando para matarla”, dijo la mujer y recordó que otros transeúntes que vieron lo ocurrido le dijeron que “él (por el asesino) venía hablando despacito ‘la voy a matar, la voy a matar, la voy a matar’” y que cuando la abordó “discute y ahí nomás la apuñaló”.

“Él apuñaló a la mujer y después se apuñaló en el corazón”, manifestó Silvia y agregó que mientras la víctima alcanzó a recorrer unos metros hasta que cayó “ya casi muerta”, el hombre permaneció en el lugar y se auto lesionó.

Un investigador judicial señaló que no se descarta que el agresor haya elegido un arma blanca tipo “facón”, la cual fue secuestrada por los peritos para su posterior análisis, a partir de su familiaridad con las actividades rurales donde esos elementos son más habituales.

Y agregó que en base a los primeros testimonios incorporados al expediente, Martínez, en principio, no sabía exactamente a dónde se había ido a vivir su ex mujer aunque sí contaba con el dato de que se encontraría en Luján y, por ello, la fue a buscar un sitio que funciona como “portal” de entrada a la ciudad, ya que recibe una gran cantidad de pasajeros de las diferentes líneas de colectivos de la zona.

La causa quedó a cargo del fiscal Juan Pablo Vieiro, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) descentralizada 10 de Luján, quien dispuso, entre otras medidas, el análisis de las imágenes de un domo 360 grados que funciona en la esquina donde ocurrió el ataque y de una cámara de tránsito de las inmediaciones, para obtener más precisiones sobre cómo ocurrieron los hechos.

El fiscal también dio intervención a las entidades dedicadas a la protección de los derechos del niño para resguardar a los hijos de Díaz y Martínez, los que no se encontraban con sus padres al momento del hecho.

Además, el funcionario judicial va a requerir a las autoridades de Exaltación de la Cruz un informe de las denuncias previas de la mujer asesinada y estudios socio ambientales sobre ella y su ex esposo.

DEJA UNA RESPUESTA