Gremios docentes exigen que se abran las paritarias nacionales

BUENOS AIRES– Baradel cuestionó la decisión del Gobierno de no abrir la instancia de discusión salarial docente a nivel nacional. Anticipó un escenario de conflicto en todo el país y puso en duda el comienzo de clases, especialmente en la provincia de Buenos Aires.

“Si no hay convocatoria a paritaria nacional, hay conflicto a nivel nacional”, advirtió el titular de Suteba, Roberto Baradel, en rechazo a la intención oficial de que las paritarias docentes se discutan por provincias. Y señaló que, ante este panorama, el comienzo de clases pautado para el 6 de marzo “es complejo”.

En diálogo con Radio 10, el referente de Suteba dijo que hay “preocupación por la decisión del Gobierno de no querer convocar a paritarias” y destacó que el ministro del Interior Rogelio “Frigerio dijo que no habrá paritaria nacional docente». Describió la situación como “volver a los ‘90, cuando las provincias arreglaban cada una con su presupuesto, los docentes estaban meses sin cobrar, los chicos sin clases. El piso salarial vino a subsanar esa situación”.

En cuanto al panorama en la provincia de Buenos Aires, Baradel consideró “lamentable la actitud que ha tenido el Gobierno, al incumplir un acuerdo del año pasado. No se reabrieron paritarias, no nos convocaron a fin de año, no quisieron discutir la pérdida de poder adquisitivo del salario”.

Resaltó que a fin del año pasado la gestión de María Eugenia Vidal anunció que en la segunda quincena de enero los docentes serían recibidos, pero “hasta ahora no ha habido ninguna comunicación”. Y agregó: “Lo que hace el gobierno de Vidal es una gran puesta en escena, amplificada por algunos medios de comunicación. Ellos le dicen a la sociedad que dialogan con los docentes –o con los estatales, o con los medios- y en la realidad se verifica otra cosa”. El gremialista apuntó que “la estrategia del Gobierno es llevar el tema lo más cerca del inicio de clases y responsabilizarnos a nosotros del conflicto”.

En territorio de Vidal se pretende cerrar una paritaria en torno al 18 por ciento, tal como se estableció con otros sectores de trabajadores estatales. Pero Baradel advirtió que pretenden discutir la pérdida del salario más la negociación paritaria, y que el reclamo apuntará por encima del 30 por ciento, muy lejos de la intención oficial.

DEJA UNA RESPUESTA