Detectaron agua contaminada con escherichia coli en un escuela

TANDIL – El secretario general de Suteba de esa localidad, Hugo González sostuvo que “esto fue informado por la escuela y las autoridades educativas, pero en realidad es una problemática que tiene toda la zona”.

Estudios realizados por el Centro de Investigaciones y Estudios Ambientales (CINEA) denla Universidad Nacional del Centro, detectaron que hay agua contaminada con escherichia coli en la Escuela 31 de Tandil.

Según explicó el secretario General de Suteba Tandil, Hugo González, “se realizó un estudio de agua en la zona y arrojó que hay presencia de escherichia coli, un elemento contaminante que viene de origen animal y humano”. Y agregó que “esto fue informado por la escuela y las autoridades educativas, pero en realidad es una problemática que tiene toda la zona”.

“Con anterioridad se habían hecho limpiezas de tanques, pero estamos hablando de un elemento contaminante y esto realmente preocupa, porque es una situación en la cual hay que estar proveyendo continuamente de agua potable a la escuela. No es nuevo, pero este estudio que realizó la Universidad a través del Centro de Investigaciones y Estudios Ambientales (CINEA) arrojó este dato”, advirtió González sobre la amplia posibilidad de que este tipo de enfermedad también esté presente en otros establecimientos de la zona y en la Provincia.

En este marco, el dirigente gremial comentó a El Eco Digital que han planteado la situación al Consejo Escolar y a todas las autoridades educativas, “pero me parece que esto ya excede a la educación. Habrá que ver cuál es la solución de fondo para este problema. No se puede estar proveyendo continuamente de agua en bidones. Aparte, es una situación de riesgo y habrá que tratar de determinar porqué está pasando esto”, analizó.

La escherichia coli es una bacteria que se transmite al ser humano principalmente a través del consumo de alimentos contaminados, tales como carne picada poco cocinada, leche sin hervir, agua contaminada, o por contacto directo con animales o personas infectadas. Los síntomas de la infección incluyen: fuerte dolor abdominal; en casos hemorrágicos: diarrea intensa y a menudo con sangre y a veces náuseas, vómitos y fiebre leve.