Desembarca un hombre de Francisco De Narváez en el gabinete de Scioli

BUENOS AIRES- El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, confirmó que el diputado nacional Gustavo Ferrari, del Peronismo Federal y hombre de máxima confianza de Francisco de Narváez, estará al frente de la Asesoría General de Gobierno.
«El diputado nacional Ferrari, que finaliza su mandato, es la persona que va a asumir la responsabilidad de la Asesoría General de Gobierno, que tiene que ver con todo lo que hace al control y la institucionalidad de los actos de gobierno y fiscalizaciones que se llevan adelante», dijo Scioli en una entrevista con radio Diez.
Agregó que esta decisión se da en el marco de «apertura y respeto por los espacios institucionales de los distintos espacios políticos, y respetando el espacio de De Narváez», con la «profesionalidad y experiencia» del diputado, y en el contexto de un «nuevo clima político» como una demostración más de «madurez y responsabilidad» desde la provincia de Buenos Aires.
El gobernador relató también que en el marco de esta apertura, y movido por la necesidad de facilitar el tratamiento del presupuesto para la provincia, se comunicó con «los máximos protagonistas de las últimas elecciones».
En ese sentido, confirmó que ayer conversó con el intendente de Tigre y diputado electo por el Frente Renovador, Sergio Massa, que «hoy expresará su acompañamiento».
«En un contexto político y económico que se inició a partir de la recuperación de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, se ha generado, y a buena hora por el bien de Argentina, un marco de diálogo y convivencia democrática», señaló.
Puso de ejemplo que «se han destrabado situaciones pendientes como YPF, importante para normalizar la reinserción económica de Argentina en el mundo y facilitar el acceso a financiamiento a tasas competitivas».
Scioli dijo también que con esta apertura cumple con su compromiso de «ser buscador permanente de consensos, y no agregar problemas a los 16 millones de bonaerenses, sino mostrarles resultados concretos».
«Busco contribuir a un clima de tranquilidad, armonía, paz social y dialogo. Me sale naturalmente, no me puedo quedar con la duda de qué hubiese pasado si hubiésemos hablado. Más tratándose de una fuerza (por la de Massa) que hizo una muy buena elección. Eso no significa que coincida con todos», dijo.
Al ser consultado sobre el acuerdo entre YPF y Repsol, el gobernador bonaerense consideró que es «una señal inequívoca al mundo», que «facilita la llegada de inversiones», lo que luego repercute en «la generación de empleo».
Respecto al electo diputado nacional del oficialismo Martín Insaurralde, dijo que «tiene juventud y a la vez madurez, y temple por su vida personal».