Scioli: “Se vienen otros tiempos”

 

BUENOS AIRES – El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, negó  que el resultado de las elecciones legislativas signifique el fin del kirchnerismo, al sostener que especular con eso «es una subestimación» a las políticas el Gobierno, pero admitió que ahora «se abren otras instancias, otros tiempos».

Luego de la derrota del kirchnerismo en los principales distritos del país, el mandatario provincial aseguró que el clima en el búnker del Frente para la Victoria «no» estuvo tenso y señaló que «se hizo una evaluación objetiva de la conformación de las Cámaras nacionales y provinciales y se concluyó que en ambas se mantiene el quórum propio del oficialismo».

En tanto, tras recibir duras derrotas en bastiones claves del FpV en el conurbano bonaerense, como Tres de Febrero, Morón, Lanús o Avellaneda, Scioli dijo que «confía en los intendentes que han participado activamente de la campaña y se han mantenido en este espacio».

«Esta es una elección parlamentaria, que puede tener un resultado que no coincide con lo que se vota muchas veces en los (comicios para cargos) ejecutivos», sostuvo el ex vicepresidente, quien recordó que en 2011 ganó por 55 por ciento la gobernación, aunque dos años antes había perdido en las parlamentarias con el 32 por ciento de los sufragios.

En este sentido, Scioli vaticinó que «va a pasar mucha agua bajo el puente» y reconoció que ahora «se abren otras instancias, otros tiempos», aunque resaltó que el kirchnerismo tiene «más de la mitad del mandato por delante».

Consultado por radio La Red, Scioli aseguró que «cuando uno hace los números a nivel nacional» en los comicios parlamentarios se ve «un acompañamiento a las políticas» del kirchnerismo y evaluó que «eso ayuda a la institucionalidad y a la gobernabilidad».

«Que se mantienen las bancas es un reflejo de los resultados, no es una percepción. Cuando uno hace números a nivel nacional, hubo un acompañamiento a políticas que tienen que ver con que hemos permitido hacer crecer a las provincias y a los trabajadores», insistió el mandatario provincial.

En tanto, reclamó «cuidar lo que haya que cuidar, mejorar lo que haya que mejorar y corregir lo que haya que corregir», y pidió «no dar sobre esta elección especulaciones políticas futuras».

Ante la consulta sobre si la derrota en estas elecciones legislativas marca el fin del kirchnerismo, Scioli consideró que «es una subestimación en base a la concepción de las políticas» que llevó adelante el Gobierno.

Por otro lado, en un tiro por elevación al ganador de las parlamentarias bonaerenses, Sergio Massa, quien fue jefe de Gabinete durante el gobierno de la presidenta Cristina Fernández, Scioli enfatizó que él «no» va «cambiando de acuerdo a una coyuntura o una situación personal».

Por otra parte, el gobernador provincial no descartó que a raíz de los resultados obtenidos en las legislativas haga cambios en su gabinete al expresar que su «manera de gobernar es ir haciendo cambios en la agenda de gestión», y agregó que él va «a ir reorganizando» su equipo «de acuerdo a las demandas que tenga».

En cuanto al futuro político del diputado electo por el kirchnerismo Martín Insaurralde, sostuvo que «tiene un potencial extraordinario y ha demostrado que en poco tiempo pudo instalarse de esta manera y crecer con respecto a las PASO».