Massa se cruzó con Macri y pidió al gobierno que escuche a la gente

 

BUENOS AIRES-  El diputado electo Sergio Massa, quien derrotó al kirchnerismo en la provincia de Buenos Aires, pidió  al Gobierno que «escuche a la gente», y consideró una «falta de respeto» que el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, esté pensando en las presidenciales de 2015.

Además, aseguró que «la gente está harta de los proyectos personales y de las discusiones banales de los dirigentes», por lo que instó a trabajar «contra la inflación y la inseguridad, los problemas cotidianos de la gente, que ayer dio un mensaje muy negativo a los fracasos de (el secretario de Comercio Interior, Guillermo) Moreno en materia económica».

El intendente de Tigre y referente del Frente Renovador protagonizó ayer  un raid que lo llevó a hablar, entre otros medios, con radio Mitre y el canal TN, desde donde le preguntaron por las presidenciales de 2015 y la actitud del Gobierno tras conocerse los resultados de las legislativas de medio término.

«Los que piensan en 2015 le faltan el respeto a la gente», afirmó Massa, que cruzó así a Macri por adelantar su interés en postularse a la Casa Rosada para el turno 2015-2019.

Sobre la reacción del Gobierno ante el revés electoral, el diputado electo bonaerense sostuvo que «más allá de cómo pasaron el momento ayer, lo importante es lo que hagan a partir de hoy en la gestión. En ese sentido pido con humildad escuchar a la gente, que ayer habló y fue muy firme respecto al mensaje en lo que tiene que ver con temas como inflación e inseguridad».

«La gente quiere dirigentes comprometidos con la agenda de problemas cotidianos», insistió el dirigente, que ayer se impuso por 43,92 por ciento a 32,18 por ciento al candidato del Gobierno, Martín Insaurralde.

Y si bien evitó hablar de 2015, porque así «se le falta el respeto a la señora que no sabe si los precios de hoy van a ser los mismos del viernes, al laburante que se levantó a las 6 de la mañana y tiene miedo cuando espera el colectivo», reclamó «una mirada de largo plazo, pero en políticas públicas, en infraestructura, transporte, economía, producción, empresa, campo e industria, pero no en proyectos personales».

Tras revelar que «no» tuvo contacto con «el entorno» de la presidenta Cristina Fernández y que «no» tiene información sobre el estado de salud de la mandataria, Massa también pidió trabajar para «consolidar algunos liderazgos locales nuevos», como los de Berisso y Quilmes, donde el Frente Renovador ganó tras unas primarias «con un poco menos de volumen» electoral.

Entonces se le preguntó si ahora esperaba traspasos desde el oficialismo tras la derrota de la Rosada: «Ganamos en más de 100 distritos, y el día que lanzamos el Frente Renovador éramos 20 intendentes. Quiero tomarme el trabajo, más que de andar haciendo de ambulancia, de discutir seriamente qué significa el voto de la gente».

«Si no vamos a estar tirando por la borda el camino que se eligió. La gente quiere dirigentes comprometidos con la agenda cotidiana», señaló.

De cara a lo que viene, la figura del Frente Renovador anticipó que hará «el miércoles una gira por Mar del Plata y Bahía Blanca para agradecer la confianza de la gente que nos votó».