Macri se mostró junto a  Paolo Rocca en Vaca Muerta

Aviso publicitario
banner dia verde moron

 

El Presidente inauguró una planta de procesamiento de gas en Fortín de Piedra. Luego visitó Loma Campana, de YPF, donde pidió un aplauso para Aranguren por Vaca Muerta. “Fue el que empezó a poner esto en marcha”, dijo, pese a que el desarrollo masivo se inició en 2013.

El presidente Mauricio Macri inauguró ayer una planta de procesamiento de gas en el yacimiento Fortín de Piedra que el Grupo Techint explota en Vaca Muerta. Allí se mostró junto al titular del holding, Paolo Rocca, quien el 16 de agosto reconoció en el encuentro anual de la Asociación Empresaria Argentina (AEA) estar al tanto de los pagos irregulares que la firma supuestamente le hizo al gobierno de Néstor Kirchner para que mediara ante Venezuela con el objetivo de lograr que la firma fuera indemnizada por la expropiación de Sidor. Luego Macri recorrió el yacimiento Loma Campana de YPF donde pidió un aplauso para el ex ministro de Energía, Juan José Aranguren, por el crecimiento de Vaca Muerta. “Fue el que empezó a poner esto en marcha”, aseguró el mandatario, pese a que el primer desarrollo masivo no convencional se inició durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. De hecho, justo ayer se cumplieron cinco años de que la legislatura de Neuquén aprobara extender la concesión de YPF en Loma Campana hasta el 2048, lo que permitió el desembarco de Chevron en esa zona como socio de la petrolera estatal.

“La retirada ordenada que tuvimos que hacer entre abril y diciembre de 2008 fue muy complicada. Tuvimos que hacer frente a un pedido de militarización de la empresa, a restricciones de expatriación de toda nuestra gente en Venezuela. En esta circunstancia, por lo que entiendo, Luis Betnaza, accedió a una exigencia del gobierno de aquel entonces (…) Nosotros en aquel momento actuamos para defender a nuestra gente y en ese contexto se dio el tema que comenté y que ustedes han leído y han visto en los diarios”, sostuvo Rocca en la reunión de AEA, dejando en claro que estaba al tanto del pago ilegal que el ahora ex director de la compañía, Héctor Zabaleta, reconoció ante la Justicia haber realizado luego de que su nombre apareciera en los cuadernos de Oscar Centeno, chofer del ex subsecretario de Coordinación y Control de Gestión, Roberto Baratta.

El propio Luis Betnaza, director institucional del Grupo Techint, se presentó ante el juzgado de Claudio Bonadio el 10 de agosto y explicó que fue él quien le ordenó a Zabaleta la entrega de la “contribución” a Baratta, en diez cuotas de cien mil dólares cada una, para que Néstor Kircher negociara ante Hugo Chávez la indemnización para el holding por la expropiación de su filial Sidor en Venezuela. Pese a todo ello, Macri se mostró ayer junto a Rocca en lo que puede ser interpretado como un respaldo al líder de Techint.

“Estamos convencidos de que Vaca Muerta cambiará la estructura energética de la Argentina y será un motor de desarrollo con un potencial comparable al del campo argentino”, sostuvo ayer Paolo Rocca. Fortín de Piedra lleva 15 meses de trabajo y ya produce 11 millones de metros cúbicos de gas por día, aumentando en un 10 por ciento la producción de todo el país. Para lograrlo contó con el respaldo del Estado Nacional que viene subsidiando el gas que produce la empresa a partir del régimen de incentivo previsto en la resolución 46/17. Esa norma establece que Cammesa les paga a los proyectos beneficiados la diferencia entre el precio promedio del gas en el mercado local y 7,50 dólares por millón de BTU, un valor de referencia que estableció el entonces ministro de Energía, Juan José Aranguren, para atraer inversiones.

Luego de visitar Fortín de Piedra, Macri se dirigió al yacimiento Loma Campana de YPF donde realizó un breve discurso en el que celebró el crecimiento de Vaca Muerta, atribuyéndole el mérito del desarrollo no convencional exclusivamente a su propio gobierno. “Vaca Muerta es una revolución positiva, una revolución energética para la Argentina. El presidente de YPF me decía que le parece que fue ayer. Y sí, porque cuando hicimos la primera mesa productiva en la Casa Rosada, en agosto de 2016, convocamos al gobernador (de Neuquén) que de entrada dijo `quiero participar, quiero ser alguien que sume a que esto se desarrolle´. También convocamos a los gremios y las empresas. En ese momento lo hicimos con Juanjo Aranguren, que fue el que empezó a poner en marcha esto que hoy impulsa con tanto entusiasmo Javier Iguacel. Fue Juanjo, al que hoy quiero recordar, y les pido a todos un aplauso porque fue el primero que puso el foco en Vaca Muerta”, sostuvo Macri.

El relato presidencial dejó en el olvido que el primer desarrollo masivo de no convencional en Vaca Muerta lo inició YPF junto con la estadounidense Chevron a partir de 2013. La inversión en esos primeros años fue incluso superior a la que realiza la petrolera estatal ahora. De hecho, según datos del balance, las inversiones totales de YPF en propiedades, plantas y equipos alcanzaron el año pasado los 58.009 millones de pesos. La cifra es casi idéntica en términos nominales a los 58.881 millones de pesos que YPF había invertido en 2014. En dólares la comparación arroja un resultado muy diferente. En 2014 la divisa estadounidense cerró el año a 8,60 pesos. Por lo tanto, se puede estimar que la inversión de YPF equivalió a 6846 millones de dólares, mientras que en 2017 el dólar cerró a 19 pesos, lo que permite estimar una inversión de 3053 millones, un 55 por ciento menor a la de tres años antes.

El Presidente continuó apelando a eufemismos climáticos, eludió contestar sobre la crisis, el ajuste y los despidos, e insistió: «Seguimos cruzando todas las tormentas», pero no dio respuestas a las masivas movilizaciones en su contra que marcharon en Neuquén.

El presidente Mauricio Macri señaló: «Necesitamos sacudirnos y darnos cuenta de todo lo que podemos ser capaces de hacer; y hacerlo a pesar de todas las tormentas que seguimos cruzando… Vaca Muerta va y va y seguimos enfrentando problemas propios y del mundo. No vamos a parar».

Desde la oposición surguieron voces como la de la legisladora del FIT; Myriam Bregman señalando: «Vaca Muerta no se llama así, Macri. Es Lof Campo Maripe y las empresas están arruinando ese territorio. Yo si estuve, apoyando a la comunidad mapuche».

Participaron el gobernador neuquino, Omar Gutiérrez; los ministros de Energía, Javier Iguacel; del Interior, Obra Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio; de Producción, Dante Sica, y de Transporte, Guillermo Dietrich; el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis, y el titular de YPF, Miguel Gutiérrez.

La Mesa proyecta duplicar la producción en cinco años para llegar a los 260 millones de m3 por día, exportar 100 millones de m3 diarios y sumar 500.000 nuevos puestos laborales vinculados al yacimiento.

El Ministerio de Energía prevé que el yacimiento genere al menos 1400 millones de dólares anuales de actividad directa solamente para los proveedores nacionales.

DEJA UNA RESPUESTA