Lanata va fuerte contra lo que él define “secta judicial”

BUENOS AIRES– La Justicia es uno de los campos de batalla donde el Gobierno intenta imponer sus criterios. Por eso cuando aparecen jueces o fiscales que ponen obstáculos a los dictados del Ejecutivo se producen conflictos y se ejercitan las presiones. Muchas veces esas presiones se ejecutan desde los medios de comunicación.

Esta vez fue Jorge Lanata, tal vez el principal referente de la prensa oficialista, quien desde su columna de Clarín apuntó con munición gruesa. Alfredo López era el juez subrogante que intentó infructuosamente demostrar que el presidente Macri fue agredido en Mar del Plata. Si bien ya abandonó la causa ante el regreso del titular, Santiago Inchausti, Lanata se hizo eco de sus palabras. López había aludido a una presunta «mafia judicial» marplatense que no le permitía investigar.

A partir de esa frase, el conductor de PPT -quien también da por cierta la supuesta agresión a Macri y Vidal que nunca se pudo demostrar- califica al sector de la Justicia que le desagrada como jueces que «anteponen su ideología al cumplimiento de la ley deformando su sentido». Luego les atribuye una pertenencia a la agrupación Justicia Legítima (aunque en rigor no todos son parte de ella), los califica como una «secta» y se queja de que nadie hace nada para «someterlos a juicio político y sacarlos de ahí».

Pese a su calificación de «secta», Lanata asegura que «más de un 25% del aparato judicial» forma parte de Justicia Legítima. Dice que forman parte de un «plan político del kirchnerismo» basado en la «resistencia», y que cuentan con la ayuda de «una procuradora que comienza a ver su futuro de manera incierta», en referencia a Alejandra Gils Carbó.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA