Para Scioli se acorta la diferencia entre Insaurralde y Massa

 

BUENOS AIRES– El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, reafirmó su pertenencia al kirchnerismo al expresar que no va a ayudar a destruir lo que ayudó a construir porque le «pesa mucho el sentido de la lealtad» y sostuvo que el principal candidato del oficialismo para las legislativas, Martín Insaurralde, «está creciendo en los relevamientos de opinión».

Scioli también manifestó que desde 2003 la relación con el kirchnerismo es de «complementación» y reconoció que ese trabajo conjunto «ha tenido, y puede tener, sus distintas alternativas, como toda relación personal».

Además, admitió que antes del cierre de listas para las primarias se reunió con dirigentes de la oposición pero negó que lo haya hecho para construir una alternativa electoral.

Al respecto, precisó que tiene diálogo con todos los opositores» porque, explicó, «tengo que construir política de Estado en la Provincia, y necesito su acompañamiento en algunas iniciativas», pero remarcó que no lo hizo para sellar acuerdos de cara a las legislativas del 27 de octubre.

En una entrevista de cinco páginas que publicó hoy el diario Perfil, Scioli consideró que los resultados de las primarias no van a ser determinantes para conocer a los ganadores de las legislativas y expresó que el kirchnerismo va a estar mejor en octubre que en agosto.

Pero, remarcó que esto va a suceder «más que por términos electorales, porque las cosas se van a ir dando mejor» desde lo económico.

En este sentido, puntualizó que el gobierno nacional «tiene muchos caminos para dinamizar el crédito, para apuntar al consumo interno, para generar ingresos de capitales», aunque reconoció que el país atraviesa un problema de crecimiento del déficit fiscal y de la inflación.

Scioli aseveró que «no» teme que la suba de precios se espiralice ya que «es una cuestión controlable» y advirtió que ve que el país atraviesa una etapa de «crecimiento, una recuperación» y que «la economía va a ir evolucionando favorablemente».

Volvió a manifestar su pertenencia al kircherismo al expresar que «tener firmeza y coraje no es andar tirando todo por la borda» y se preguntó: «¿Cómo voy a ayudar a destruir lo que yo mismo ayudé a construir?».

«Si a mí me votaron hace un año y medio en una boleta que decía «Cristina, Scioli», durante cuatro años yo tengo que trabajar de esa manera», enfatizó.

Señaló que la decisión de quedarse dentro de las filas del oficialismo no está sujeta a una cuestión económica al afirmar que cuando la provincia que gobierna tuvo «dificultades financieras» se quedó «acá dentro» de las filas del kircherismo.

«¿Eso qué demuestra? El sentido profundo de la responsabilidad y el compromiso. Entiendan que hay alguien en la política que piensa de una manera distinta a la forma tradicional», sentenció Scioli que sostuvo que le «pesa mucho el sentido de la lealtad».

Y, remarcó que no se va a poner «en contra de un gobierno» que fue el que le dio «la confianza, las posibilidades de crecer y de hacer progresar a la Provincia» y enfatizó: «Quiero ser justo y agradecido. No me la quiero creer».

En cuento al panorama electoral octubre, aseveró que «todo indica que Martín está creciendo en los relevamientos de opinión» y señaló que el mapa de candidatos «sincera también una situación: estamos los que estamos, y están los que se fueron».

«En la medida en que (la gente) lo va conociendo a Martín por sus condiciones personales y políticas, cada vez lo apoya más», por eso, afirmó, «lo que parecía una diferencia abismal» con el intendente de Tigre, Sergio Massa, «se fue reduciendo».

Scioli se negó a responder si el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, le resta votos a Massa, pero sentenció: «Hay una situación muy particular porque… ‘Yo estoy con vos’; ‘No, vos no estás conmigo’; ‘Yo estoy con vos’; ‘No estás conmigo’.