Lautaro Aragón: “No venimos a la política para enriquecernos”

Entrevista con el primer candidato a Concejal por una de las listas del  Frente Progresista Cívico y Social de Hurlingham, Lautaro Aragón

Por Leandro Rodríguez

¿Cómo se traslada la pluralidad del Frente Amplio Progresista a Hurlingham?

Lautaro Aragón: Siempre la apuesta es a construir diversidad. Nosotros venimos pensando hace mucho tiempo que es momento de unirnos en lo diferente porque lo igual nos termina dividiendo. Entonces es tiempo de  la unidad de los diferentes ante los iguales que nos dividen y tratamos de llevarlo adelante en todos los ámbitos que podemos. La conformación de la lista es una apuesta a agrupar dentro del frente los sectores afines y dentro del Concejo se va a plasmar de otra manera.

¿Cuánto influye en el concejo la participación de jóvenes?

L.A: Lo que aporta la juventud es la sangre fuerte, esta cosa de no llevarnos todo puesto porque no es la idea,  porque respetamos a nuestros mayores,  porque tenemos muchísimo que aprender de ellos, de los que hacen política y principalmente de los que no hacen política. Pero fundamentalmente lo que le aportamos es que no venimos a la política para enriquecernos. Yo en ningún momento concibo a la política como método de enriquecimiento personal ni colectivo. Lo que termino pasando, al respecto, en el Concejo Deliberante tiene que ver con la escribanía  de Acuña que es el mismo Concejo. No hay chance  de que discuta ahí dentro un proyecto de oposición y ahí te lo bloquean constantemente. Ese es el gran desafío, y la clave va a ser laburar para afuera del Concejo,  que la  banca que nosotros tengamos sea en función de lo que pasa afuera, no adentro. Y en ese sentido se basan los proyectos que venimos laburando. Proponer la creación de la Secretaria de la Juventud o la Dirección de Identidad de Género o la Secretaría de la Tercera edad; distintas aéreas de gobierno con políticas específicas las pensamos siempre con una interpelación previa a los vecinos. Forman parte de nuestra plataforma, como las regulación de las vías de corrupción, que eso sería un ataque directo al nicho de corrupción que hay ahí dentro. Las plataformas virtuales del Concejo Deliberante, por ejemplo, ya que no hay ni una sola página de internet del concejo deliberante.

¿El eje se va a centrar en las políticas para la juventud y la cultura?

L.A: Claramente. Hoy Hurlingham no tiene una Dirección de Juventud, por ende los jóvenes de nuestro distrito no son contenidos por nuestro municipio. El estado municipal no tiene políticas públicas claras y concisas hacia los jóvenes y mucho menos creadas con participación de los jóvenes mismos. Nosotros no queremos una Dirección de Juventud del municipio que esté integrada por seis iluminados jóvenes o no jóvenes que piensen las políticas para los jóvenes. Al contrario queremos que la mayor cantidad de jóvenes del distrito puedan participar en la creación de políticas públicas en relación al sector joven. La participación la entendemos como primordial en todos los ámbitos y queremos que la mayoría de las políticas públicas tengan mayor participación de los vecinos. Hoy el municipio te premia por tener los impuestos al día y nadie decide si esa guita se tiene que gastar en eso o no.

El presupuesto participativo es un excelente método para definir, con protagonismo de los vecinos, en qué se gasta el dinero público, pero el mecanismo de definición de eso se puede aplicar a otras áreas de gobierno, por ejemplo, en qué actividades apuntadas a los jóvenes se hacen, en materia de salud también. El presupuesto participativo se puede aplicar a todo, es como el caballito de batalla de una nueva manera de entender a la democracia, pero que se amplía a otras áreas de gobierno también.

¿En ese punto cuáles son los ejes de campaña y de gestión?

L.A: Los mecanismos de campaña son los que tenemos en nuestro alcance. No tenemos ningún vicepresidente de la nación que nos apadrine con millonadas de plata, con los cual lo nuestro es pura militancia, volanteando casa por casa, manteniendo un dialogo constante con los vecinos poniendo mesas en la estación de Hurlingham, en el club de Tesei o en Morris. Donde podamos ir, y en donde nos inviten vamos a ir a difundir nuestras propuestas. Vía internet también, porque sabemos que hay un público joven que hoy se comunica a través de las redes sociales.

Respecto a la gestión que llevaremos adelante en el Concejo se basa en trabajar contra la corrupción, principalmente. Nosotros entendemos que la política no sirve para enriquecer a nadie, entonces lo que vamos a intentar es denunciar todo lo que podamos denunciar en relación a los hechos de corrupción que sabemos que suceden dentro del Concejo Deliberante proponiendo mecanismo de control porque no nos vamos a quedar solamente con la denuncia, porque vamos a proponer que se cree la Secretaría Anti corrupción, que se reglamenten las vías de excepción que los concejales y todos los funcionarios del municipio tengan al día la declaración jurada de los bienes, que las contrataciones que se hagan cuenten con lugares donde nosotros y los vecinos puedan acceder a los mecanismos y condiciones de la contratación. Eso en relación a la transparencia que debería tener la gestión municipal, que además eso se ve reflejado en mejores recursos para generar políticas que tienen que ver con mejorarle la vida a la gente. Mientras más se roban, menos queda y menos obras y atención a los vecinos vamos a dar. Después el tema de lo cultural para nosotros es importante: en los últimos ocho años se vienen desarrollando distintas expresiones culturales  autónomas en el distrito que no encuentran en el estado municipal la contención y sustentabilidad que requieren para funcionar correctamente. Sin embargo, nosotros aunque estemos dentro de un frente político reconocemos su autonomía y los respetamos como actores fundamentales de la cultural distrital. El estado municipal no reconoce a nada que no le represente un rédito político. Creemos que las políticas culturales del municipio tienen que ser apuntadas, no solo a las organizaciones autogestivas, sino también traducir la cultura en los barrios, generando momentos de encuentro para los vecinos, aprovechar el espacio público. Volver a ocupar la calle, las plazas, la esquina, que no necesariamente tiene que venir el camión de
Carnes para Todos con un inflable para volver a recuperar la calle. En época de no campaña también se tendrían que desarrollar estas actividades porque debería ser una política de gestión del municipio, que hoy no tenemos. También impulsaremos un Registro de artistas locales para el momento en que el municipio tenga que hacer un evento o se celebre una fecha y darle prioridad en esa ocasión al artista de Hurlingham, no salir a buscar afuera y cerrarle la puerta a los artistas  locales que la vienen peleando acá en el distrito.

¿A qué se debe el poco patrocinio que tiene la cultura en Hurlingham?

L.A: Principalmente al poco interés que tiene el intendente en la materia. Se prioriza hacer una cultura puertas para adentro en los centros culturales, que no quiere decir que la gente que participe en los talleres o cursos que se dictan allí no valgan, pero me parece que nos estamos olvidando de la cultura popular que se respira en cada esquina y rincón de Hurlingham. Y no es que no pasa nada, al contrario, en cada barrio tenés alguna banda musical, una murga, un ensamble o una movida para mostrar que nuclea y contiene. También está este punto de contención, muchos jóvenes buscan la contención en la cultura y en actividades grupales que muchas veces ayudan a paliar muchas pálidas que tienen día a día como jóvenes.

En Hurlingham según el censo del 2010, uno de cada 3 pibes no termino el secundario y 1 de cada 5 no trabaja ni va a la escuela. Lo otro que venimos a plantear, que se presta a discusión y se liga con lo de la cultura en los barrios y en espacio público, es que tiene que ver con la seguridad. Hoy en Hurlingham están pasando cosas muy fuertes con el tema de inseguridad. Los robos existen, la convivencia entre el delito y el poder municipal existe, porque por un lado el poder político tiene mecanismos de cometer delitos institucionales, pero por otro lado no ejerce la presión que tiene que ejercer sobre el poder policial para que controle y hostigue a los desarmad eros de autos, a los que venden drogas, a los que son piratas del asfalto, que son ellos quienes generan esta cuestión de inseguridad. Mientras más ocupemos el espacio público, no le vamos a regalar al delito las calles. Las calles son nuestras, no tenemos que tener miedo. Ese es el primer paso. Después, por supuesto el municipio de Hurlingham debería crear otra policía, una democrática, que no tenga que ver con la bonaerense que mantiene la misma estructura corrupta de hace muchos años. Y además el municipio no nos tiene que mentir diciendo que trajo seis patrulleros nuevos y las seis camionetas viejas las pone en tránsito, entonces se renovó el stock de los mismos seis patrulleros de seguridad ciudadana que maneja un señor municipal y un policía.

¿Hurlingham está en condiciones de tener una policía municipal?

L.A:  Con este intendente me daría mucho miedo una policía municipal, y con Zabaleta también.  Creo que la policía tendría que ser un instrumento provincial modificado al actual. Se debería crear una policía que tenga como primer valor la democracia y la integridad física de los derechos humanos. Pero por otro lado también hay que crear otros mecanismos que no sean solamente los represivos de la policía para garantizar ciertos controles. El caso de la policía comunal es una discusión porque ¿Qué le vamos a dar un ejército a Acuña?

Para cerrar, y a propósito de la pluralidad de lista que tienen el Frente Progresista en Hurlingham, ¿Por qué te tienen que votar a vos?

L.A:  Principalmente el proyecto que nosotros estamos presentando con esta lista tiene que ver con la Argentina que queremos construir, una argentina que no esté dividida, donde nos podamos escuchar y conversar, aun siendo de facciones políticas diferentes y aun teniendo disidencias. Este gobierno hoy no nos garantiza eso, habla pero no deja opinar, decide, pero no pregunta. Nos deberían votar a nosotros porque somos la expresión de la Argentina que queremos construir,  que esta referenciada en la figura de Hermes Binner como un referente de la centro izquierda y del progresismo a nivel nacional, y que jamás dio muestras que se puede gobernar sin dejar a nadie afuera y sin hacer oídos sordos nadie. Necesariamente tenemos que caminar hacia eso, y hoy la apuesta es que Margarita siga estando en el Congreso y además va a tener la seguridad de que nosotros desde el Concejo no nos vamos a cambiar un día de bloque, hoy estamos con el intendente mañana no,  nosotros vamos a conservar nuestras ideas y nuestras prácticas que están orientadas a la construcción de lo colectivo y en la honestidad en la función pública.