Julio Grassi seguirá libre

Casación rechazó un nuevo planteo por la detención

La Sala  II del Tribunal de Casación Penal de la Provincia de Buenos Aires rechazó por inadmisibles los recursos presentados por particulares damnificados. Se trata de presentaciones contra la resolución que había declarado mal concedidas las apelaciones al fallo que no hizo lugar a la captura del sacerdote, condenado por abuso sexual.

Grassi había sido condenado por el Tribunal Oral Nº1 de Morón, el 10 de junio de 2009, a la pena de 15 años de prisión por dos hechos de abuso sexual y corrupción de menores agravados, y dispuso que permanecerá en libertad hasta que la sentencia quede firme.

La fiscalía, las querellas y diferentes organizaciones sociales vienen reclamando la «inmediata» encarcelación del sacerdote, dado que, entienden, se le está otorgando un beneficio que viola el principio de igualdad ante la ley de todos los ciudadanos.
La condena a 15 años de prisión contra Grassi fue dictada en julio de 2008 por un tribunal oral, por abuso sexual y corrupción de menores, y confirmada el 14/09 por la Cámara de Casación Penal bonaerense, que determinó además que el sacerdote no iría a prisión.
El dictamen surgió tras nueve meses de un proceso oral, que había comenzado el 20 de agosto de 2008 y en el que declararon 130 testigos.