El Instituto Nacional de Asuntos Indígenas elegirá delegados de las distintas etnias

    NACIONALES – El Poder Ejecutivo estableció, por decreto, que mientras no esté definido el sistema electivo de autoridades del Consejo de Coordinación de Comunidades Indígenas, el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas tendrá la facultad de designar un delegado de cada etnia.

    Ayer se modificó el Decreto, que establece la representación de las comunidades indígenas en el Consejo de Coordinación.

    La norma dictamina que mientras el sistema electivo del organismo no esté definido, se faculta al Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) a designar a un delegado por cada una de las etnias del país, reconocidas en el Registro Nacional de Comunidades Indígenas, en un plazo de un año, prorrogable por 6 meses.

    El Decreto lleva la firma de la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, el jefe de Gabinete, Juan M. Abal Medina y la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner.

    En los considerandos expresa que el Consejo de Participación Indígena, creado por Resolución Nº 152/04 del INAI, constituyó el inicio de un proceso organizativo de los pueblos indígenas en cada provincia, tendiente a avanzar en una representación indígena a nivel nacional.

    Detalla que se ha progresado en la organización de los pueblos indígenas y sus comunidades, resultando necesario dar continuidad al proceso en curso, otorgando al INAI un plazo razonable para la designación de los delegados indígenas ante el Consejo de Coordinación.

    Agrega que si bien se encuentra garantizada la participación indígena a través del Consejo de Participación Indígena y de las organizaciones territoriales indígenas, en congruencia con la participación establecida en el Decreto Nº 700/10, es necesaria la integración de delegados indígenas en el Consejo de Coordinación.

    Por último señala que resulta necesario facultar al INAI, en su carácter de organismo nacional rector de las políticas públicas indígenas, para designar a los delegados que representen a las comunidades indígenas en el Consejo de Coordinación con el fin de optimizar y otorgar agilidad administrativa en la designación de la participación indígena.