En  Lanús  Macri  abogó por «una revolución educativa» pero fue insultado a la salida por la ola de despidos

LANÚS- En ese contexto se descartó cualquier posibilidad de que el mandatario ofreciera una conferencia de prensa y toda la atención estuvo puesta en evitar que se produjeran problemas mayores.

Durante su alocución ante los alumnos, Macri expresó su alegría por el inicio del ciclo lectivo, pero aclaró que «los 180 días de clases no alcanzan: este es recién el punto de partida, hay que hacer una revolución educativa para estar a la altura de los desafíos que plantea el Siglo XXI».

En ese sentido señaló que hay que «incluir innovación, la tecnología, los entornos digitales y extender la jornada horaria» que refuerce el plan básico de estudio. «La formación inicial es la base de todo, así que trabajaremos para impulsar una ley que obligue a que todos los chicos puedan ir al jardín desde los 3 años».

A su lado escuchaba la gobernadora María Eugenia Vidal, que unos minutos antes había destacado el hecho de que las clases comenzaran en su distrito en la fecha estipulada, después de varios años de paros y protestas.

«Esto para nosotros representa muchas cosas: el valor de la palabra, de habernos comprometido con la educación y de mostrarle a toda la Argentina que podemos entendernos y trabajar juntos», finalizó.

Todo transcurría con normalidad, hasta que minutos después del evento comenzaron a escucharse gritos e insultos de personas que se habían agolpado en la puerta del establecimiento educativo con pancartas insultantes; entre ellos se pudo divisar a Fernando Esteche, líder del grupo Quebracho. Las pancartas incluían repudio por los despidosLas pancartas incluían repudio por los despidosCrédito: @estechefernando

DEJA UNA RESPUESTA