Fuerte crítica de la funcionaria del PAMI a la Clínica Sagrado Corazón de Hurlingham

    Por Raúl Coria.
    HURLINGHAM- En declaraciones al periódico Palabras Mayores, la responsable del PAMI local, Elsa Casquero, se refirió a la clínica Sagrado Corazón de Hurlingham, establecimiento de referencia de los afiliados de PAMI.
    En el primer número de Palabras Mayores, el periódico dirigido a los jubilados, se publica una entrevista a Elsa Casquero, jefa del PAMI de Hurlingham.
    En esa nota señaló que en Hurlingham “hay que empezar a normalizar el tema de los geriátricos”. Elogió algunos de los existentes, como por ejemplo Don Juan, del que dijo es “maravilloso”, pero después aseguró “que hay cuchas”. Reclamó “crear algún geriátrico grande, un hogar para los abuelos, pero respaldado por el gobierno nacional”, y opinó que para esa obra puede utilizarse “el predio del padre Grassi que está casi abandonado”.
    Pero la mayor queja de Elsa Casquero estuvo vinculada a la clínica en la que se atienden los afiliados de PAMI. “Sin duda un tema más que importante sería poder cambiar de clínica para nuestros afiliados”, dijo la titular del PAMI local refiriéndose a la Clínica Sagrado Corazón ubicada en Richieri 1634 de Hurlingham. Y luego de informar que “en la actualidad hay un 12% de mortandad mensual”, resaltó: “no estoy conforme con la prestación que se da, la guardia tiene una pésima atención”.
    Elsa Casquero dijo que “todos los lunes tengo una pila de denuncias sobre la guardia de esa clínica, los pacientes se van a atender ahí y después terminan en la guardia del hospitalito (San Bernardino) porque no están conformes con la atención que se brinda en ese lugar”.
    La funcionaria se lamentó diciendo que “desgraciadamente la salud para muchos es un negocio y lo que menos les importa son los pacientes”.
    La Clínica Sagrado Corazón es el único centro médico en el que se pueden atender los afiliados de PAMI en Hurlingham. Las posibilidades de derivación son limitadas. Las ofertas en materia de atención sanitaria privada en el distrito son casi inexistentes.
    Muchos jubilados se atienden en Centros municipales o en el Hospital San Bernardino, mientras los hospitales nacionales o provinciales cercanos, el Posadas en El Palomar o el Güemes de Haedo, están superpoblados.
    Consultada sobre si se puede derivar a un paciente a otra clínica de un distrito cercano, Morón o San Miguel, por ejemplo, Casquero informó que “se puede mediante un rechazo otorgado por la clínica local (en este caso el Sagrado Corazón) pero ese traslado lo tiene que pagar la misma clínica, así que te imaginas que no lo permite”.
    Más allá de las cuestiones operativas que hoy preocupan a la titular del PAMI local, Casquero destacó el trabajo de sus compañeros dio un punto de vista optimista de cara al futuro. “yo soy la cara visible pero acá tengo un equipo maravilloso de chicos y de médicos que trabajan todos los días conmigo y me acompañan, sin ellos esta agencia no existiría”.
    Pidió a los jubilados “tener memoria” y recordó que “hasta el año 2003 un jubilado se moría de hambre, los hijos los tenían que ayudar y encima se sentían desplazados. Hoy en día no sólo que recibe de PAMI la medicación gratuita y todo tipo de prestación, sino que el dinero que recibe mes a mes le permite vivir dignamente, no tener que recurrir a sus hijos como lo hacía antes. El dinero de los jubilados que antes de lo llevaban las AFJT, volvieron de donde nunca deberían haberse ido, o sea del Estado”. En ese sentido expresó “que las cosas siempre pueden mejorar y estoy segura que van a mejorar” asegurando que “tenemos el regalo de tener un gobierno que nos cuida, un modelo de país que hoy por hoy es el mejor que podemos tener”.

    2 COMENTARIOS

    1. Estoy de acuerdo con la SRa. Casquero, que reconoce que la Clinica Sagrado Corazón es pésima, pero pregunto, ella como funcionaria del Pami no puede elevar una queja a las autoridades, con la firma de todos los jubilados denunciando lo que allí sucede. Disiento con ella que el dinero que gana el jubilado en la actualidad le permite vivir dignamente, yo le daria a ella un sueldo de $ 2000.-Y VER SI PUEDE VIVIR, Sra. no sea tan cerrada Ud. sabe bien que $ 100 no son nada y el mes tiene 30 o 31 dias , solo para comer, también tienen derecho a vestirse y darse algun gusto, trabajaron durante 30 años. Con todo respeto deje eel fanatismo de lado y vea la realidad, que nos es un lecho de rosas.

    Comments are closed.