Cartelera cinematográfica de la semana

 

BUENOS AIRES- Estas son algunas de las propuestas de este último fin de semana del año para ver en el cine

EL DÍA DESPUÉS

Esta película coreana puede definirse como dentro del drama o de la comedia dramática para ser más exacto.  Viene de la mano del prolífico director Hong Sang- Soo, que sólo este año presentó tres películas y dos de ellas, incluyendo ésta en el Festival de Cannes. Todo empieza como una charla cotidiana más. Son las 4.30 de la madrugada y el hombre ya está desayunando. Su mujer se sienta a la mesa para preguntarle por qué no puede dormir, por qué últimamente sale tan temprano rumbo al trabajo; le dice que lo ve más flaco, que tiene la cara distinta. Una cosa lleva a la otra y ahí, como por accidente, aparece la verdadera duda: ¿tiene una amante?

Pero nada es tan simple, la mujer va a creer que su amante es una empleada y en realidad se equivoca y esa mujer no tiene nada que ver con su marido lo que provoca una serie de confusiones que le van a dar a la película cierto tono de comedia.

Es una historia de infidelidades, amores encontrados y tristezas tratada con calidez, ironía y bastante humor. Una gran oportunidad para conocer a un maestro.

En apariencia es bastante simple, un enredo romántico pero la verdad es que la película da para reflexionar y mucho sobre cuestiones más trascendentales.

Filmada en blanco y negro, con sus clásicos zooms, mesas de bares regadas de alcohol (esta vez no tanto como otras) y escenas de extraordinaria longitud, el director vuelve a entregar una joyita de tramposa simpleza, casi una serie de conversaciones, desencuentros y confusiones que parecen propios de una comedia romántica pero que también, como es costumbre en el realizador, dejan entrever cuestiones, si se quiere, un tanto más metafísicas.

El protagonista es  Bongwan (Kwon Haehyo), un crítico literario, dueño de una editorial y  el secreto  de la película está en los detalles, en cómo las conversaciones casuales sobre temas en apariencia banales van mutando hacia asuntos más importantes, muchas veces con la ayuda del alcohol.

Reparto

Kim Min-hee, Kwon Hae-hyo, Kim Sae-byuk, Cho Yun-hee, Ki Joabang

LA LEY DE LA JUNGLA

Es una película  que apuesta al humor desatado. Tiene de hecho una buena dosis de audacia y desenfado y es considerada por algunos críticos una gran comedia  sobre todo porque tiene como protagonista a uno de los mejores acotres franceses sobre todo en el género de la actuación que es Vincent Macaigne que ya había trabajado con el director del film  Antonin Peretjatko – en La fille du 14 juillet (2013).

Macaigne es Marc Châtaigne, un empleado interino del Ministerio de Normas que es enviado de apuro por su jefe a la Guayana francesa para implementar las normas de construcción europeas en Guyaneige, la primera pista de esquí amazónica con nieve artificial.

Esta película fue presentada en la competencia Vanguardia y Género del BAFICI 2017, apuesta al absurdo y el vértigo con resultados no siempre del todo convincentes. O sea es ese tipo de película que o te morís de risa porque el humor te llega y te vas del cine cansado de tus propias carcajadas, o te quedás pagando en todas y bueno… te vas al cine con gusto a nada y un tanto irritable.

El protagonista va a contar  sus desventuras en esta película  que combina humor negro, género de aventuras (expedición por la selva amazónica), romanticismo (por allí aparecerá la bella Tarzan, bella empleada de la Oficina Nacional Forestal interpretada por Vimala Pons) y algo de acidez política al exponer la burocracia y el espíritu colonialista que aún hoy domina a muchos franceses.

En cuanto al protagonista es un actor que hay que detenerse a mirar en esta película y en las que haga en el futuro. Ya es un sinónimo de la comedia francesa, como un Francella acá y se ha logrado destacar componiendo personajes que en su mayoría son perdedores pero que él logra hacer queribles con notables actuaciones. De hecho él se ha ido consolidando en películas que no le tocó protagonizar, al contario donde tenía pequeñas actuaciones y él hizo sombra a los protagonistas de ellas logrando su lugar entre las estrellas francesas.

La ley de la jungla es una película que mantiene muchos puntos en común con el mega éxito italiano ¡No renuncio!  Del 2016 en cuanto nos hablan de la corrupción del sistema político y la utilización de personas inexpertas e incautas que no comprenden correctamente el funcionamiento del mismo para cumplir sus cometidos y seguir avanzando en sacar rédito para sí. Así, la comedia sirve para realizar una mirada para nada complaciente sobre los mecanismos utilizados a diario por el poder, avanzando inexorablemente en la construcción de un relato apocalíptico y pesimista sobre aquellos que nos gobiernan.

Siempre han dicho que desde el humor es mucho más fácil denunciar, algo que Antonin Peretjatko tiene en claro a la hora de narrar esta fábula sin moraleja, pero con mucha precisión sobre aquellos que dirigen nuestros destinos.

La verdad que sabiendo esto sería un cineasta muy útil en cualquier lugar del mundo no?

PATTI CAKE $

De Estados Unidos dirigida por Geremy Jasper llega esta película  que transcurre en New Jersey, y tiene como protagonista a  Patricia Dombrowski de 23 años de edad. Una chica muy gordita que por ese hecho se siente y de hecho es, lamentablemente marginalizada socialmente y soporta burlas, chistes, y apodos como Dumbo y por eso ella se decide llamar Patti Cake

Nada es muy bello para esta chica que trabaja en un bar todo el día vive con su abuela enferma y su madre alcohólica y entonces encuentra alegría en la música de rap y sueña con ser precisamente una rapera famosa. Ella tiene un gran amigo que es un asistente de farmacia musulmán que también ama la música

Aparecerá en escena un solitario y extravagante rockero afro americano que va a convencerla de forma un conjunto musical que veremos a través de los pasos de la película si logra su cometido.

Lo mejor sin duda es la actuación de la protagonista y la excelente elección por su gran talento musical para ponerla al frente del film. Esta actriz australiana es sin duda la columna vertebral de la historia y lo mejor las partes cantadas debido a que el fuerte de su director es precisamente dirigir videoclips y le cuesta un poco más darle tono y fuerza a los diálogos y las historias.

ACTORES: Danielle Macdonald, Bridget Everett, Siddharth Dhananjay.

ACTORES SECUNDARIOS: Mamoudou Athie, Cathy Moriarty , McCaul Lombardi.

DANDO LA NOTA 3

Otra comedia musical en esta tercera parte de la exitosa franquicia musical sobre las aventuras de las componentes femeninas del grupo de música a capella llamado Las Barden Bellas. El guión lo firma Kay Cannon (las series New Girl y Rockefeller Plaza), mientras que es Trish Sie (Step Up All In) quien se pone detrás de las cámaras. El film cuenta de nuevo con las actrices Anna Kendrick (Get a Job, Into the Woods, Los últimos cinco años), Rebel Wilson (Absolutamente fabulosas, Agente contrainteligente, Mejor… solteras), Brittany Snow (There’s Always Woodstock, Ben and Kate, Una noche para morir) y Hailee Steinfeld (Tiempo límite, Deuda de honor, El juego de Ender) en sus papeles de Beca, Amy ‘La Gorda’, Chloe y Emily. Completan el reparto John Lithgow (El caso Sloane), Matt Lanter (Sensación de vivir: La nueva generación) y Elizabeth Banks (Los juegos del hambre: Sinsajo – Parte 2).

Dando la nota vuelve con más música, humor, y nuevas y espectaculares coreografías. Después de haber ganado el Campeonato Mundial, las Barden Bellas están de capa caída. Su mayor deseo es reunirse de nuevo y volver a cantar en los escenarios. Su oportunidad será en el USO Tour, una gira que se organiza para montar espectáculos y conciertos para animar la moral de los miembros de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos por todo el mundo. Pero el reto será complicado porque las Bellas compiten con grupos que además de voz utilizan instrumentos.

UNA BOLSA DE CANICAS

Película basada en la historia real que el mismo Joseph Joffo escribió en 1973 sobre su experiencia personal en el libro Un saco de canicas. Christian Duguay (Tráfico humano, Hitler: El reinado del mal, Coco Chanel ) dirige este drama francés que cuenta con un reparto formado por Patrick Bruel (El nombre), Elsa Zylberstein (Hace mucho que te quiero), Bernard Campan (3 hermanos… muy primos) y Christian Clavier (Los visitantes la lían: ¡En la Revolución Francesa!), además de los jóvenes actores Dorian Le Clech y Batyste Fleurial que interpretan a los dos niños protagonistas.

Narra  las aventuras de Joseph Joffo (Dorian Le Clech) y su familia en un intento desesperado por salvar sus vidas en una Francia invadida por los nazis. El padre, Roman (Patrick Bruel), y sus hijos mayores se ganan la vida como peluqueros en un pequeño establecimiento en París, y parece que todo transcurre sin problemas en el núcleo familiar. Sin embargo, todo cambiará cuando la invasión nazi sea inminente y se vean obligados a huir de la ciudad. Roman, que en un primer momento mantiene con orgullo su condición religiosa, acabará asumiendo que el peligro de mantener sus ideales puede costarle muy caro. Decididos a salvarse, los caminos de la familia Joffo deberán separarse por el nivel de riesgo que implica la situación del país mientras que la ocupación nazi continúa intensificándose y expandiéndose por Francia. Mientras los padres y los dos hermanos mayores escapan por distintas vías, Joseph y Maurice (los más pequeños) deberán permanecer el uno al lado del otro y tratar de soportar las horribles circunstancias de la guerra.

Esta no es una visión distinta sobre el holocausto a la Segunda Guerra Mundial es una historia familiar sobre la dura vida que sufrían los judíos, y los franceses en este caso también, ante la amenaza nazi en Europa.

Se logra viéndola una enorme capacidad de empatía de los dos personajes principales y está muy bien lograda y  detallada la brutalidad nazi extendida por el viejo continente. En la película hay muchos momentos dulces y tiernos de todos los días de gente que sueña con vivir tranquilamente y de golpe esos instantes son robados, como un chico que le roba a otro su golosina. Logra Duguay que uno pueda sentir en la piel lo peligroso de esos años, lo duro, lo que debe ser que te arrebaten tu libertad, o que seas un fugitivo o que te quiten tu hogar y separen a tu familia.

En una escena el padre a uno de sus hijos más chicos, para ayudarlo en la desesperación del más chico de la inminente separación le da una “canica” y le dice “Si sigues luchando y aprietas la vida en el puño así saldrás adelante”

Un saco de canicas es agradable porque a pesar de la tragedia, no se hace pesada, no es repetitiva, el protagonista y el hermano son encantadores y carismáticos, un sacerdote católico los toma bajo su protección, este es un acto de calidad humana, que personas con distinta religión actúan simplemente como seres humanos y se unen contra el racismo.

Lo que hace diferente a esta película es el cómo logra trasmitir la unión familiar.

Para los que sean de lágrima fácil, van a necesitar bastantes pañuelos. Y si bien  cada año salen varias películas sobre el tema de la persecución judía  nunca están de más ya que nadie debería olvidarse jamás de lo que pasó.

RECUERDOS DESDE FUKUSHIMA

Película alemana dirigida por una mujer y protagonizada por otras dos muy distintas que es definitivamente mi preferida de esta semana

Ambientada en el 2011 cuenta la historia de Marie (Rosalie Thomass) una joven alemana que quiere huir de su propia vida. En pleno cataclismo sentimental decide viajar a Fukushima para ayudar a los habitantes de la zona afectada por el terremoto y el consecuente desastre nuclear. Forma parte de Clowns4Help, una asociación benéfica que buscar devolver la esperanza y la felicidad a los supervivientes. Allí descubrirá que solo queda una persona, Satomi (Kaori Momoi), una mujer que se resiste a abandonar su hogar. Pero Marie decidirá quedarse con la última geisha de Fukushima, una mujer con la que tiene muchas diferencias, pero también muchas cosas en común, pues ambas están atrapadas por el pasado.

Doris Dörrie (Cerezos en flor) escribe y dirige este drama en blanco y negro con gran destreza

El título internacional del filme es Fukushi- ma, mon amour. Sin duda un homenaje a la mítica película de Alain Resnais Hiroshima mon amour (1959) y ambas comparten la temática sobre el trauma de una catástrofe nuclear.

La directora de filme Doris Dörrie visitó Fukushima unos meses después de la catástrofe, ya que «quería saber lo que se siente cuando todo a tu alrededor es radiactivo y tú no sabes qué hacer. Cuando todo a tu alrededor ha desaparecido». Para ella era necesario vivir todo en primera persona, pues «de lo contrario, no hubiese sido capaz de contar esta historia».

Cineasta sobresaliente y cinéfila refinada, Doris Dörrie  se mete de lleno en relación entre una adolescente alemana en busca de identidad y la sabiduría ancestral de una anciana nipona en donde ambas tienen algo para ofrecer a la otra.

Lo extraño en lo cotidiano se destaca desde el inicio con esa enorme cabeza de gato sobre una persona en la puerta de la estación de tren. Imagen reiterada sin otro sentido que producir una rareza en lo cotidiano. En esa línea la película construye la idea de hogar en Fukushima, demostrando que el espacio transforma a la persona que lo habita y viceversa. Los espíritus se presentan con normalidad en el lugar buscando un destino, un espacio donde alojarse para dejar de transitar eternamente en esa suerte de limbo radiactivo.

La veterana directora hace una película potente, que cruza lo real con lo fantástico, para centrarse en las emociones de sus personajes y extraer así lo mejor del choque de culturas, con humanismo y sensibilidad.

OLVÍDATE DE NICK

Una comedia romántica que llega desde Alemania que cuenta la historia de dos ex mujeres y un ex marido en tono de risa. Esas dos ex mujeres que se llevaban de los pelos y que cuando el hombre las abandona a las dos por una tercera… a lo largo de la película terminarán siendo amigas.

La verdad que la película está plagada de estereotipos de mujeres: la joven amante modelo, la ex pareja despechada, la mujer inteligente, de vanguardia, la conservadora, la liberal, todas van pasando por la película una tras otra.

Está dirigida por Margarethe von Trotta y las dos protagonistas principales son una  modelo y la otra una intelectual, una prefiere el estilo y la otra la comodidad. Eso sí, las dos viven en Nueva York y comparten ático, a la fuerza. Además, lo único que Jade y Maria tienen en común es su exmarido, Nick (Haluk Bilginer). A pesar de tener un comienzo difícil entre ambas, estas dos mujeres acabarán dándose cuenta de que, al fin y al cabo, les unen más cosas de las que pensaban.

THE ODD COUPLE
Regie: Margarethe von Trotta
Kamera: Jo Heim
Prod.: Heimatfilm GmbH & Co KG
Scene 111
HIGH NOON: Nick vs. Jade & Maria.
imaged: Maria (Katja Riemann), Jade (Ingrid Bolsø Berdal)
Foto: Martin Valentin Menke

GREMLINS

Vuelve esta semana a algunos cine  esta película de los 80 dirigida por Joe Dante que bueno, es para no tan chicos porque es para mayores de 12 años y tiene un poco de fantasía, otro de terror y mucho de comedia.

El joven Billy Peltzer (Zach Galligan) recibe un regalo bastante inusual por Navidad. Su padre, un despistado inventor, le compra una extraña mascota cuyo nombre es Mogwai. A pesar de su aspecto bondadoso y achuchable, hay que tener un especial cuidado con la mascota. Es importante que no entre en contacto con el agua y, sobre todo, que no coma después de las doce de la noche. Pero por un descuido, Mogwai se moja y de él salen varios compañeros iguales que él, claro que esta vez son un poco perversos. Esta pandilla de gamberras criaturas harán todo lo posible por comer pasada la media noche.

Joe Dante (Aullidos, Piraña) dirige este clásico juvenil de ciencia ficción, producido por Steven Spielberg (E.T. El extraterrestre, En los límites de la realidad) y con guión de Chris Columbus (El secreto de la pirámide, Los Goonies). Sus actores protagonistas son Zach Galligan, Phoebe Cates, Hoyt Axton y Corey Feldman.

Una genialidad del cine de los 80 de lo mejor que ha salido de la loca imaginación de Joe Dante

En 1943 Roald Dahl publicó el libro para niños The Gremlins, sobre unas traviesas criaturas que saboteaban los aviones y ocasionaban averías imprevistas. Concebido como una pieza de propaganda antinazi para niños, Los Gremlins fue un encargo de Walt Disney, para hacer una película que nunca llegó a realizarse. El filme fue concebido como una película navideña, pero adelantaron seis meses su estreno en la cartelera para aprovechar una temporada veraniega sin blockbusters. Y es que, entre las películas que se estrenaban en Navidades estaba Superdetective en Hollywood, entre otras.

FINAL PORTRAIT. EL ARTE DE LA AMISTAD

En su estudio parisino, en 1964, el escultor Alberto Giacometti (Geoffrey Rush) se cita con el crítico de arte, James Lord (Armie Hammer), para hacerle un retrato. Lo que en un principio iba a ser un trabajo de dos días, se convierte en un largo proceso a lo largo de varias semanas, debido a la falta de disciplina e incapacidad de concentración del artista. Y es que, este proceso de creación se ve interrumpido por cenas, copas de vino o las visitas de Caroline (Clémence Poésy), la amante del escultor para desesperación de Annette (Sylvie Testud), la callada esposa del venerable y excéntrico artista.

La película está dirigida  Stanley Tucci y es otra oportunidad para ver a Geoffrey Rush (Piratas del Caribe: La venganza de Salazar, La ladrona de libros, El discurso del Rey), Armie Hammer (Animales nocturnos, El nacimiento de una nación), Tony Shalhoub (Dulce venganza, Dolor y dinero), Clémence Poésy (Mañana empieza todo, En compañía de extraños) y Sylvie Testud (Los visitantes la lían: ¡En la Revolución Francesa!, Doble vida).

Quien espere que en El Arte de la Amistad se nos proponga una historia con desarrollo y desenlace, que se olvide de ello.

La película se mete en  los años finales del artista italiano Alberto Giacometti, una estrella del arte del siglo XX. Estamos, pues, ante una película que nos pone en medio del cosmos cotidiano del artista. Lo vemos ahí, en su medio, en su estudio, desenvolviéndose (o tratando de hacerlo). También vemos a su hermano, a su mujer, a su amante. También vemos que llega un cliente que, además, es crítico de arte.  Vemos como pinta el retrato del amigo, como lo borra parcialmente, para volver a pintar encima, para volver a borrarlo. El asunto no es tanto la historia que se cuenta sino la inmersión que el director nos propone. Una inmersión que trata de ponernos en la mente del artista, en su cotidianeidad, en su neurosis, en su perfeccionismo, en su descontento.

En la pantalla la amistad de Giacometti y Lord es retratada con el humor que imprimían a sus conversaciones. A Giacometti le daba igual el dinero -que ganaba a espuertas porque entonces ya era una estrella del arte- y vivia obsesionado con una prostituta para desesperación de su esposa. También le traía por la calle de la amargura que su estilo estuviera devorando su alma como artista. Por eso lucha, más que pinta, contra el retrato. «La película no quiere mostrar a un Giacometti santo, sino a un ser humano lleno de contradicciones, al que solo parece soportar su hermano, pero repleto de talento.

 

DEJA UNA RESPUESTA