Los Aeronáuticos fueron claros «No se metan con Aerolíneas y Austral porque nos van a encontrar en la calle y enfrentándolos»

BUENOS AIRES- En el marco de la audiencia pública que el macrismo armó para otorgar rutas aéreas a compañías privadas, el titular de Apta rechazó de plano la iniciativa PRO. Señaló la falta de infraestructura para agregar más aviones, cuestionó la solvencia económica de las nuevas empresas «que sólo buscan el lucro» y advirtió que la desregulación podría provocar accidentes.

En el escenario del Teatro de la Ribera, en La Boca, donde se llevó a cabo la audiencia pública coordinada por la Dirección Nacional de Trasporte Aéreo -que terminó expulsando a Isela Costantini- que el macrismo armó para definir el otorgamiento de rutas aéreas a compañías privadas, el secretario general de Apta, Ricardo Cirielli, criticó con dureza la idea del gobierno de Mauricio Macri al señalar que falta infraestructura para agregar más aviones, que debe investigarse la solvencia económica de las nuevas compañías «que sólo buscan el lucro» y que la desregulación que impulsa el PRO podría provocar accidentes.

En esa línea, en el final de su intervención denunció una intención de perjudicar a Aerolíneas Argentinas y Austral, por lo cual disparó fuerte contra Cambiemos: «Le informo a las autoridades políticas del Gobierno, y no es ni una advertencia ni una amenaza, es una decisión: no se metan con Aerolíneas y Austral porque nos van a encontrar no sólo en la calle sino enfrentándolos a todos ustedes, que les quede muy en claro».

«No vamos a permitir que ni este Gobierno ni el que venga pretenda cerrar ambas empresas, flexibilizarnos, achicarnos para darles el mercado a otras firmas. Si quieren venir que vengan, pero los vamos a resistir», agregó el dirigente sindical ante la arenga de una multitud.

Cirielli destacó que «ahora que (Aerolíneas) está en manos del Estado, cumple un rol social y está saneada, es cuando más la hay que defenderla, porque si las provincias creen que van a poder tener conexiones sin Aerolíneas y Austral están equivocadas, porque las provincias a las que van a volar los privados son todas las provincias donde hay ganancias, el resto se van a quedar incomunicadas y le van a tener que pedir al Estado que por favor vuelva Aerolíneas y Austral».

Según publicó Ámbito Financiero, las rutas fueron solicitadas por Andes Líneas Aéreas, American Jet, Alas del Sur, Avian Líneas Aéreas y FB Líneas Aéreas -conocida como FlyBondi-, según lo publicado por la ANAC en el Boletín Oficial. Hoy ya realiza vuelos regulares de cabotaje Andes Líneas Aéreas, que solicitó cuatro rutas dentro del país y tres internacionales, a Lima (Perú), Santiago (Chile) y San Pablo (Brasil).

Cirielli consideró al inicio de su discurso que cuestiona «primero, el hecho de hacer una audiencia pública sin tener preparada la infraestructura en el país», lo que ejemplificó al mencionar que «los aeropuertos, principalmente Aeroparque, no tienen más slots, no tienen más posiciones para abarcar mayor cantidad de aviones», por lo cual «si se ponen más empresas, pero previamente no se amplía la infraestructura, esto va a generar un mayor problema».

«Imaginémonos poniendo más aviones en el aire, con más congestionamiento y manejándolos con el mismo personal con falta de capacitación y con falta de infraestructura en tecnología, es muy peligroso», agregó el titular de Apta.

Cirielli recordó que la última vez que se hizo una audiencia fue cuando él era subsecretario de Transporte Aerocomercial en 2005, cuando ingresaron, entre otras empresas, Andes, Lan y Sol. «Sol ya no está más, cerró hace un año. Andes sigue volando y Lan, que en ese momento se comprometió a volar a todo el país y creo que a la mayoría de los destinos internacionales, la realidad nos dice que 11 años después Lan a La Rioja, Catamarca y La Pampa no va. Esto es para explicarle un poco a los secretarios de Turismo que estuvieron anteriormente y que ven en los pedidos de sus provincias, sus ciudades, y están contentos, pero al sector privado no le importan esos destinos que no dan rentabilidad», explicó.

«Van a ir solamente, como hizo Lan, a Córdoba, Bariloche, Ushuahia, Iguazú, los lugares donde hay ganancias. No les interesan esos destinos porque para ellos sólo se busca el lucro. Hay que tener mucho cuidado cuando uno ve, como el caso de Fly Bondi que pide 100 aproximadamente destinos, y a todos nos gustaría que volara a todos esos destinos, pero es parte de una mentira porque lo que buscan es conquistar la voluntad de algunos inocentes que todavía les creen», disparó el sindicalista.

Por otra parte, cuestionó la «solvencia económica» de estas nuevas empresas y se preguntó si no es un prefacio al ingreso de empresas improtantes al mercado nacional: «Me gustaría que investiguen cuál es la solvencia y la procedencia del dinero de estas empresas que están pidiendo rutas, no sea cosa que el día de mañana están lavando dinero acá en la Argentina, y que el dinero no sea de procedencia clara. Y qué pasaría, qué haría la autoridad aeronáutica, si estas empresas una vez que se les otorgan las rutas las venden y aparece una empresa multinacional mayor, importante y se nos mete en el mercado local. ¿Se les va a permitir ingresar? ¿Se van a oponer? ¿Qué política va a tener el Gobierno para frenar la posibilidad de que detrás de estas empresas que nadie las conoce aparezcn una mayor y se quede con el mercado argentino? Porque todos critican Aerolíneas y Austral pero todos quieren venir a buscar el mercado».

Por otra parte, Cirielli criticó las reglamentaciones que impulsa el gobierno nacional que «igualan hacia abajo las reglamentaciones aeronáuticas», porque las reglamentaciones en la Argentina «son muy buenas, a la altura de Brasil o de México», pero «quieren igualar a Bolivia, Nicaragua o el Salvador», que son más flexibles.

«Le pedimos a la autoridad que revea esa actitud, porque la desregulación en las reglamentaciones aeronáuticas trae como consecuencia el peligro y la posibilidad de un accidente aéreo. Si flexibilizan las reglamentaciones es el primer paso o eslabón para una cadena de eventos o un posible accidente. Es por eso que el tema de seguridad es fundamental para cualquier empresa que se quiera instalar en el país», puntualizó.

«Nos oponemos a este cambio y flexibilización de las relgamentaciones aeronauticas. Tenemos el caso de Lamia, donde voló el equipo Chapecoense, es el mejor ejemplo de lo que no se debe hacer. Acá en Argentina ya tuvimos desregulación, ya tuvimos una empresa de bajo costo, donde el Presidente (Carlos Menem) decía que a él le gustaba jugar con los aviones y ganar dinero. Estoy hablando de LAPA, que cumplió con todo lo que no se debe hacer en la Argentina en cuanto a reglamentaciones aeronáuticas. Porque tercerización, desregulación y flexibilización laboral fue lo que se impuso en la década de los 90 en el mundo, la década de mayores accidentes aéreos», aseguró, y remató que «todo el mundo va hacia una mejor regulación aérea y estándares superiores en seguridad, y acá en la Argentina los queremos bajar».

 

DEJA UNA RESPUESTA