La provincia será muy rigurosa con las obras que deben realizarse en la Autopista La Plata- Buenos Aires

LA PLATA – El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, dijo que será «muy exigente y riguroso» con la empresa Coviares SA, concesionaria de la Autopista Buenos Aires-La Plata y no descartó rescindir el contrato en caso de que no cumpla con las obras programadas.
El mandatario adelantó durante una conferencia de prensa en Gobernación que se intimará a Coviares para que realice las obras planificadas y advirtió que «si no se hacen vamos a tomar las decisiones que tengamos que tomar».
Sostuvo que la infraestructura de la autopista «no da para más y hay que encarar un cambio», al tiempo que prometió «ser muy exigentes y rigurosos con la actual concesionaria».
Scioli advirtió que si Coviares no cumple con el contrato «le encontraremos otro novio -en referencia a otra concesionaria-, pero la autopista sí o sí quiero que tenga una tercera mano de cada lado».
Recordó que «cuando hablamos con el gobierno nacional para transferirla a la provincia era precisamente para tomar decisiones acorde a las necesidades de tener la autopista en las condiciones que se necesitan de acuerdo a lo que está creciendo la región capital».
El traspaso de la autopista Buenos Aires-La Plata fue suscripto entre la Dirección Nacional de Vialidad y el Ministerio de Infraestructura bonaerense el 10 de octubre y refrendado por la Legislatura provincial semana pasada.
Al día siguiente la Cámara Federal de Apelaciones habilitó un aumento en los peajes, que estaban congelados desde abril pasado por presentaciones judiciales, lo que elevó la tarifa de 2,20 a 3,50 pesos y 5 pesos en «hora pico».