Las nuevas generaciones claman por la identidad de los soldados de Malvinas

LA PLATA– “Esto que ustedes hacen acá de les va a llegar a las familias como un gran abrazo de amor y compromiso. Estemos seguro que en un corto plazo todos los cuerpos van a tener su nombre y apellido porque eso también es ejercer soberanía”, dijo Ernesto Alonso frente a miles de jóvenes que alzaron el cartel con la leyenda que ya es campaña nacional: “Identidad a los 123 NN”. Durante 18 días, 13 mil jóvenes de toda la provincia y de distintos puntos del país renuevan ese reclamo humanitario y soberano. “Hay familias que todavía los están esperando”, dicen los jóvenes.

“Es un orgullo ver esta juventud con tanto compromiso en este espacio que es un derecho que tenemos que defender para seguir construyendo el futuro entre todos”, señaló Ernesto Alonso, durante la presentación de la campaña nacional por la identidad a los 123 NN en el encuentro de Jóvenes y Memoria. Alonso es fundador del Centro de ex Combatientes en La Plata (CECIM), presidente de la Comisión Nacional de ex Combatientes y miembro permanente de la CPM. Junto a él, estuvo el también ex combatiente, Silvio Katz. Silvio acompañó a la EES N 12 de González Catán que, en el marco de la XV convocatoria del programa de la CPM, realizó una investigación sobre las torturas que padecieron los soldados argentinos en las islas.

Años de impunidad. Malvinas territorio de torturas es uno de los más de 70 proyectos que trabajan el eje temático Guerra de Malvinas. La pluralidad de equipos, miradas y comunidades que eligieron investigar ese tema dan cuenta de la vigencia que la causa Malvinas tiene, todavía hoy, en las nuevas generaciones. Eso significa que Malvinas sigue siendo un territorio de disputa que involucra el reclamo de soberanía sobre las islas, la condena de las torturas que padecieron los soldados durante la guerra como delitos de lesa humanidad y la identificación de 123 NN.

“En el cementerio argentino en Darwin hay 123 tumbas que dicen “soldado argentino sólo conocido por Dios” y tenemos que hacernos cargo de esa ausencia y no darle tanto trabajo a Dios porque detrás de cada uno de ellos hay una familia que los está esperando; si ejerciéramos nuestra soberanía, lo podríamos haber hecho hace rato pero Inglaterra ocupa de facto las islas”, expresó Ernesto Alonso frente a más de mil jóvenes que alzaron las pancartas con la inscripción: “Identidad a los 123 NN. Y agregó, “esto que ustedes hacen acá de sumarse a la campaña les va a llegar a las familias como un gran abrazo de amor y compromiso. Estamos seguro que en un corto plazo todos los cuerpos van a tener su nombre y apellido porque eso también es ejercer soberanía”.

soldados Malvinas

La campaña nacional es impulsada por el CECIM La Plata y la Comisión Provincial por la Memoria participa de la misma desde su lanzamiento. El reclamo histórico y humanitario ha sido avalado por la Justicia que, tras un amparo presentado por el CECIM en 2011, reconoció el derecho de las familias. “Todos nacemos con una identidad y los muertos tienen el mismo derecho a la identidad que perdieron. Desde que volví de Malvinas, ver esa carpa llena de jóvenes pidiendo por los derechos de esos soldados es una de las escenas que más me erizó la piel: me hizo sentir más argentino y estos pibes me demuestran que la juventud brilla”, sostuvo Silvio Katz.

La CPM acompaña desde hace años estos reclamos y entiende las políticas reparatorias sobre la cuestión Malvinas como parte del proceso de memoria, verdad, justicia y soberanía. Desde esa definición política, la Campaña nacional es un paso más en esa estrategia que se vienen dando los familiares, organizaciones y organismos de derechos humanos. Actualmente, hay 81 muestras listas para ser cotejadas con los restos enterrados en las 123 tumbas NN en Malvinas; sin embargo, desde hace meses, las negociaciones entre los gobiernos argentinos y británicos está detenidas y la causa no presenta novedades.

Además del pedido por la identificación de estos restos, otra de las asignaturas pendientes en el proceso de memoria y reparación es la necesidad de investigar las violaciones a los derechos humanos cometidos durante la guerra de Malvinas, como parte indisociable de los delitos cometidos por el terrorismo de Estado. “Nosotros elegimos trabajar sobre las torturas que sufrieron los ex combatientes por parte de su propio ejército porque queremos acompañar el pedido de justicia”, señalaron los pibes y pibas de la EES N 12 de González Catán que, a su vez, conforman el grupo juvenil malvino.

Años de impunidad. Malvinas territorio de torturas recupera el relato de Silvio Katz: las escenas de estaqueamiento, el hambre, el hostigamiento de los oficiales. “Se habla de los desaparecidos, se habla de los muertos en Malvinas, pero no se habla de las torturas que padecieron durante la guerra”, agregan los jóvenes.

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA