Evita volvió a brillar con el triunfo de Alberto y Cristina

 

Después de casi cuatro años de estar apagada, tras los resultados que dan como presidente electo al candidato del Frente de Todos, el cartel vuelve a brillar

Casi como una imagen de la alegría que representa la salida de Cambiemos del gobierno y el triunfo de Alberto Fernández en las elecciones presidenciales, la imagen de Evita volvió a encenderse este domingo por la noche.

Se trata del enorme cartel en el edificio del Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la 9 de Julio, que permaneció apagado durante casi toda la gestión de Mauricio Macri y que este domingo, después de conocerse los resultados, comenzó a brillar nuevamente.

 

Las redes expresaron su alegría

@marcelopuella

Si volvió el peronismo. Si volvió la alegría. Si volvió el Estado presente. Si volvió la soberanía política, la independencia económica y la jusitcia social. ¿Cómo no iba a volver ella? Sí, prendimos a Evita, compañeros.

Y esto para empezar nomás.

Vamos que hay mucho por hacer.

@PeriodistaPeron

Ella también vuelve ❤️✌️

@dinomadridmx

Argentina 🇦🇷, con el poder del voto y pacíficamente le dice adiós 👋🏼 al neoliberalismo. Cuatro años después se vuelve a encender la imagen de Evita sobre la 9 de julio.#EleccionesArgentina @marianapordios

@MabyMaidana

Evita, cumplimos, a brillar compañera! ✌❤☀️

 

Fue a  las 22:15 horas, el rostro de Evita volvió a brillar. Desde el décimo piso del Ministerio de Desarrollo Social erecto sobre la 9 de Julio, los reflectores alquilados por los trabajadores hacen justicia plebeya y dejan ver en su esplendor el rostro bello y encendido de la abanderada de los humildes tatuado en hierro sobre la cara norte del edificio. Fueron cuatro eternos y miserables años de tinieblas que terminan. Esta noche, los trabajadores dijeron nunca más.

Sobre la calle Moreno, los trabajadores estatales cantan la Marcha Peronista, tiran papelitos y se funden en abrazos eternos. Mariano Unamuno es secretario general de la delegación Salud de UPCN, peronista desde la cuna y evitista de la primera hora. La alegría no le entra en el cuerpo: “Encender el rostro de Evita es un hecho simbólico, una reivindicación justa y necesaria. Es el faro de este triunfo del campo popular”.

A unos pocos pasos, su compañera María le da duro y parejo al bombo. Cuenta que lleva 40 años laburando en el gremio de la Salud. “Cómo estoy, imaginate, la compañera Evita nos dio derechos, todo lo contrario a lo que hizo este gobierno. Nos agraviaron, nos dijeron que éramos la grasa militante, pero acá estamos, de pie. Ahora vamos a recuperar el ministerio, los derechos perdidos”, se despide la morocha, sin perder el ritmo del tamboril.

Ignacio llora a mares, pero no se confundan, está feliz. Es trabajador del ministerio y milita en UPCN. Cuenta que cada vez que elevaba la vista y veía el rostro de Evita apagado le dolía en el alma. Hace unos días, con sus compañeros decidieron juntar unos pesos y alquilar los reflectores. “No pudimos usar la iluminación original porque el vaciamiento y el abandono lo dejaron sin mantenimiento. Este es un granito de arena, un paso para arreglar el desastre que nos deja Macri.” Antes de despedirse, eleva la vista, contempla una vez más el rostro encendido de Evita y confiesa: “Esta noche se baila, se festeja, pero mañana vamos a estar laburando y poniendo el hombro por los más necesitados. Como hizo Evita.”

DEJA UNA RESPUESTA