Hoy es el Día por la Despenalización y Legalización del Aborto

 

En el V Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe celebrado en Argentina en 1990, la Asamblea del Movimiento Feminista Latinoamericano, tomando en cuenta que las complicaciones por el aborto inseguro y clandestino constituyen la primera causa de mortalidad de las mujeres en muchos de los países de la región, decidió declarar el 28 de septiembre como el Día por la Despenalización y Legalización del Aborto.

Este 28 de Septiembre se demanda

Que el Congreso de la Nación debata y sancione el proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del embarazo, elaborado por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito para despenalizar y legalizar el aborto en Argentina, presentado con la firma de 60 diputadxs de un amplio arco político; porque esta es una deuda que la democracia tiene con las mujeres en Argentina.

La aplicación efectiva, no judicializada, del Artículo 86, del Código Penal, en consonancia con el fallo de la corte suprema de justicia.

La efectivización de una Resolución Ministerial Nacional que garantice la realización de abortos acorde  a la Guía de Atención de Abortos No Punibles en los servicios de salud.

La plena vigencia y aplicación de la Ley Nacional de Educación Sexual Integral (Ley 26.150) y de la Ley de salud sexual y procreación responsable (Ley 25.673), con presupuestos adecuados.

La laicidad del estado, única posibilidad de garantía de los Derechos Humanos.

En la Argentina se calcula que abortan clandestinamente entre 460.000 y 500.000 mujeres al año, lo que demuestra que la penalización resulta inútil. Es por eso que sostenemos que el debate sobre la despenalización y legalización del aborto resulta fundamental y urgente, por ser el aborto clandestino un problema de salud pública, de justicia social y de derechos humanos de las mujeres.

En el 2013 y tras ocho años de activismo en torno a la legalización y despenalización del aborto, hemos logrado romper el silencio en la opinión pública y darle mayor visibilidad a la problemática del aborto clandestino. Hoy contamos con la participación de organismos de DDHH, universidades, sindicatos, organizaciones de mujeres de distintas experiencias políticas y activistas, grupos de artistas, entre otros, en una campaña con más de 300 organizaciones.

Necesitamos no solo despenalizar sino legalizar, es decir que se diseñen e implementen políticas públicas que garanticen el acceso al aborto seguro y gratuito a las mujeres de todos los sectores sociales.

La Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito realiza hoy actividades en  todo el país, para reclamar y exigir a lxs representantes parlamentarios que honren por fin esta deuda de la democracia, que debatan y aprueben el proyecto de ley de Interrupción voluntaria del embarazo presentado por Campaña.

Solicitada

Más de 500 personas del ámbito académico, del espectáculo, del deporte, de la cultura y del periodismo, militantes feministas y una joven que estuvo tres años presa por una aborto espontáneo en Tucumán firmaron una solicitada para pedir la «urgente» aprobación de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo.

El texto, publicado en los diarios Tiempo Argentino y Perfil, insta «al Gobierno y a legisladoras y legisladores de todas las fuerzas políticas a acordar la aprobación de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo de manera urgente».

En ese marco, recuerda que en la Argentina se realizan «aproximadamente 54 abortos por hora».

«Según las últimas estadísticas oficiales, 39.025 mujeres y niñas ingresaron en hospitales por complicaciones de salud relacionadas con abortos en un solo año», añade la solicitada y completa esos datos al señalar que «el 16% tenía entre 10 y 19 años, y esta es apenas una fracción del total de personas gestantes afectadas».

Luego, advierte que «el aborto inseguro deja muertes y secuelas a corto y a largo plazo», por lo que «necesitamos que el Estado cuide la salud de mujeres, niñas y adolescentes de la Argentina».

El Gobierno «asumió el compromiso público de enviar un proyecto al Congreso y el presentado por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito aún tiene estado parlamentario», resalta el texto, por lo que remarca que «resulta fundamental que en este tema dejen de lado las disputas políticas y prioricen el cuidado de la salud de las mujeres».

«Necesitamos de legisladoras y legisladores un acuerdo que nos permita tener una ley para que no mueran más mujeres, ni pongan en riesgo su salud, por causas evitables. El aborto legal, seguro y gratuito es una urgencia», concluye la solicitada.

La primera firma del texto es la de Belén, una joven que estuvo tres años presa por una aborto espontáneo en Tucumán.

La referente abogada feminista Nelly Minyersky, el Indio Solari, Pedro Cahn, Lucrecia Martel, Nacho Levy, Claudia Piñeiro, Beatriz Sarlo, Natalia Oreiro, Marcelo Tinelli, Marta Minujin y Fito Páez son otros de los adherentes a la nota.

María O´Donnell, Elizabeth Vernaci, Lali Espósito, Martha Rosemberg, María Laura Santillán, Narda Lepes, Paulina Cocina, Rita Segato, Dolores Fonzi, y Jorge Fontevecchia son otras de las 500 firmas que aparecen hoy, pero que en la carta original

( https://firmasporabortolegal2020.wordpress.com.) supera las 1000 adhesiones.

 

DEJA UNA RESPUESTA