Hurlingham: Robó el auto a su padre y alcoholizado mató a un niño de dos años que jubaba en la vereda

HURLINGHAM- Un joven alcoholizado  robó el auto a sus padres, atropelló y mató a un bebé de un año que vivía al lado de su casa, en la localidad de Villa Tesei, en el partido bonaerense de Hurlingham.

El trágico hecho ocurrió el martes cerca de las 6 de la tarde, cuando Nicolás Hermosillo, un adolescente de 19 años, tomó  el vehículo sin autorización –un Chevrolet Corsa– y salió junto a un grupo de amigos a dar vueltas por el barrio Mitre, ubicada en el oeste del Conurbano.

Hermosillo tomó el auto de su padre sin su consentimiento, a pesar de no saber manejar y no contar con licencia de conducir.

De acuerdo con el relato de los testigos, el joven chocó tres veces y, en la equina de Álvarez Prado y Lángara, ya con el vehículo totalmente fuera de control, se subió a la vereda y atropelló a un chiquito de un año que jugaba en la vereda junto a su hermanita a la pelota.

Máximo –el bebé– fue embestido y arrastrado varios metros hacia el portón de su vivienda, donde funciona un kiosco y un almacén. El pequeño y su familia vivían en la casa de al lado de su victimario.

Tras el accidente, el pequeño Máximo fue trasladado con graves heridas al Hospital Posadas, donde en horas de la madrugada murió.

En tanto, Nicolás Hermosillo intentó escapar, pero fue retenido por los vecinos hasta que llegó la Policía.

Junto al conductor circulaba como acompañante un menor de edad, al que le tomaron declaración para intentar esclarecer el episodio.

Según trascendió, el padre de Hermosillo sólo le prestaba el auto, bajo su mirada, para manejar dos cuadras cuando lo llevaban a lavar, ya que estaba aprendiendo y no tenía registro.

«Era muy evidente que iba a pasar una tragedia, porque esos chicos se juntan, toman cerveza, se drogan y después agarran el auto o las motos y usan estas calles como pistas», dijeron vecinos a los medios de la zona

«Esta tragedia iba a pasar de un momento a otro. El chiquito ni siquiera estaba en la calle. Estaba en la vereda y el auto se le fue encima», agregaron.

Hay custodia policial permanente en la puerta de la casa del chico, que quedó detenido en la comisaría 4° de Villa Tesei, a disposición de la Justicia.

Los estudios hechos con el test de alcoholemia demostraron que Hermosillo tenía más de lo permitido en alcohol en sangre.

Interviene en la causa el mismo fiscal que, meses atrás intervino en el resonado caso de la “Picada de Haedo” Alejandro Jons,  quien la caratuló como “Homicidio simple”

 

 

DEJA UNA RESPUESTA