ACUMAR allanó y clausuró dos curtiembres en Valentín Alsina

 

VALENTIN ALSINA-  La Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo (Acumar) allanó  dos curtiembres en la localidad de Valentín Alsina y procedió a su clausura, tras comprobar que no habían adaptado sus procesos industriales a las normas ambientales en vigencia, a lo que habían sido intimadas.

Los allanamientos solicitados por la Acumar y autorizados por el juez federal de Morón, Jorge Rodríguez, se realizaron en las empresas Petruzziello Hnos. SRL y Dimauro Carlos Alberto, dedicadas al tratamiento y acabado de cueros en esa ciudad del partido de Lanús, sur del conurbano bonaerense.

Personal de Gendarmería Nacional realizó en forma simultánea los allanamientos en las curtiembres, que «habían sido inspeccionadas e intimadas a realizar adecuaciones a sus procesos productivos para poder continuar con sus labores», informó la Acumar en un comunicado.

En el caso de Dimauro «ya se había hecho efectiva la clausura preventiva y luego se constató que fueron violados los precintos y las fajas», mientras que en Petruzziello «no pudo llevarse a cabo la clausura debido a la negativa de los empresarios a permitir el ingreso del personal de fiscalización», detallaron.

Ante esa actitud, y a pedido de la Acumar, la justicia «libró una orden de allanamiento para cada empresa para poder acceder, esta vez acompañada de fuerzas de seguridad y realizar la clausura total de los establecimientos».

El personal de fiscalización precintó la maquinara y fajó los tableros eléctricos y de comandos, indicaron, para asegurar que ninguna de esas plantas «vuelva a operar hasta tanto haya resuelto su situación».

Para levantar la clasura cada firma deberá «presentar a la brevedad un plan de reconversión industrial (PRI)» para su aprobación por parte del organismo estatal, que también supervisará el avance y cumplimiento de esas tareas.

La Acumar informó que a la fecha ha declarado «agente contaminante» a 1.233 empresas, de las cuales 259 fueron clausuradas hasta presentar el plan para dejar de afectar el ambiente con su actividad.

Otras 860 compañías, detallaron, cuentan con un PRI aprobado y 354 ya reconvirtieron sus procesos productivos y son empresas limpias en la cuenca Matanza-Riachuelo.