Por la inclusión educativa: A pesar de la pandemia y las rejas, privadas de libertad rindieron su primer examen universitario

En plena pandemia de coronavirus, cinco mujeres privadas de la libertad alojadas en las cárceles de Los Hornos del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) rindieron en las últimas horas su primera materia de la carrera de Abogacía de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) de manera virtual.

Julia, Cintia, Romina, y Fátima, de la Unidad 8, y Gisela, de la Unidad 33, aprobaron Introducción al Estudio de las Ciencias Sociales a través de la plataforma Cisco Webex Meetings.

Las estudiantes rindieron el examen en las salas de videoconferencia de ambos penales, y fueron evaluadas individualmente por la docente de la Facultad de Ciencias Jurídicas, Verónica Urbina.

A pesar de la imposibilidad para continuar con las cursadas presenciales, las estudiantes siguieron formándose. Dos veces por semana, miércoles y viernes de 13 a 16, tuvieron clases online para incorporar los nuevos contenidos y no atrasarse con el resto de las materias.

Janneth, una de las privadas de libertad, comenzó a perseguir su sueño de ser abogada, tras obtener, en contexto de encierro, el título de informática.

El director provincial de Políticas de Inclusión del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, Marcelo Iafolla, se refirió a la educación en contexto de encierro y dijo: “El sostenimiento de la continuidad pedagógica en todos sus niveles, así como la inclusión de las personas privadas de su libertad, a la educación y al trabajo, constituyen una política pública que apunta a dotar de herramientas a los internos, para que al momento de recuperar la libertad tengan un futuro con trabajo y familia”.

La materia que rindieron con calificaciones superiores al 7 busca ser un puente entre la culminación de los estudios secundarios y el ingreso a la vida académica universitaria.

La iniciativa se planificó en forma conjunta entre la Dirección del Programa de Educación en Contexto de Encierro de la Facultad, la Dirección Provincial de Políticas de Inclusión del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos y la Subdirección General de Educación, que depende de la Dirección General de Asistencia y Tratamiento.

“Las clases por videoconferencia son una herramienta fundamental en este tipo de contextos, ya que permiten la apertura de las aulas y favorecen el aprendizaje”, afirmó el subdirector general de Educación del SPB, Marcos Blanes.

Desde el la Jefatura del SPB destacaron el trabajo conjunto de los docentes universitarios, los delegados de Educación del SPB, los delegados de Informática y coordinadores de cada una de las dependencias carcelarias.

 

 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA