Solá quiere ser gobernador nuevamente

 

GENERAL PUEYRREDÓN-  El diputado nacional por el FR, Felipe Solá, lanzó en Mar del Plata su candidatura a gobernador por la Provincia de Buenos Aires. En conferencia de prensa, arremetió contra la gestión de Scioli y sostuvo que “no debemos quedarnos en diagnóstico, ni en promesas”.

Si bien prefirió hablar de “precandidatura”, su presencia (estuvo acompañado por dos senadores provinciales del massismo Pampín y Hogan) y sus palabras, dejaron en claro sus intenciones firmes de ser candidato para ocupar el cargo que ya ocupó entre los años 2002 y 2007.

“Hay que hablar de futuro. Tenemos que hacer un diagnóstico de presente. Ni quedarnos en diagnóstico, ni quedarnos en promesas. Hay que mostrar la capacidad de un equipo para hacerlo, sino no hay seriedad y se llega y no se sabe qué se va a hacer”, analizó durante la rueda de prensa en un hotel céntrico de la ciudad balnearia.

Planteó que “si conseguimos cambiar el poder de la caja, por el poder del prestigio, habremos logrado nuestro objetivo” aunque admitió que éste “no será un desafío fácil”.

Aseguró que “debemos hablar de bajar los niveles de inseguridad, y no decir ´vengo a terminar con la inseguridad´, porque eso va a terminar cuando tengamos una Argentina donde no haya exclusión”.

Y al respecto, también puntualizó que “una de las principales variables entorno a este tema es la impunidad” y se refirió a “los barrabravas, que durante la semana son chorros. Que pueden integrar desde una banda de secuestradores hasta narcos. El fin de semana son barrabravas y se mueven con impunidad. Pueden servir también para hacer que la gente tenga miedo de salir a la calle, o empiojar una concentración pública o política”

Recordó que “cuando goberné la Provincia, desde el COPROSEDE trabajamos en este sentido, pero fue discontinuado por el gobernador Scioli y eso hoy se paga. Las mismas caras que no podían entrar a un estadio hoy están ahí. Pero también hay muchas caras nuevas, como el que mató a Mariano Ferreyra

“El otro tema es que la policía se controla a sí misma, y eso no puede ser así. La policía debe ser controlada por civiles, no por una corporación. Debe ser controlada por el gobierno por arriba, y por los foros de seguridad, desde abajo”, apuntó el diputado.

Asimismo, insistió en la importancia de los Centros de Prevención de las Adicciones que, sostuvo, “están totalmente desfinanciados y abandonados. El objetivo de los CPA ha sido el de tender redes de padres, madres, hermanos, adictos y ex adictos, y las redes ayudan al estado a gobernar y poner orden y justicia donde no la hay”.

De cara al 2015, Solá analizó que “queda un largo año, y hay que dejar que la gente nos pregunte. Mi aporte al estar de nuevo en la ruta, es obligar a que exista el debate, a que no haya candidatos mediáticos que no digan lo que van a hacer, a que no haya lugares comunes, a que no sea todo criticar a un gobierno que se va”.