De Vido cruzó a Etchevehere

BUENOS AIRES- El ministro de Planificación, Julio De Vido, consideró que «la verdadera década depredada fue la neoliberal, cuando se entregó el patrimonio del Estado con la complicidad y el aplauso permanente la Sociedad Rural Argentina».

De Vido afirmó además que «nada refleja mejor la Argentina por venir de Etchevehere que la imagen del cuidador durmiendo al lado de una vaca, como ocurre en sus campos», que mostró Clarín en su portada.

De esta manera, el ministro salió al cruce del discurso pronunciado ayer por Luis Etchevehere, presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), en ocasión de la inauguración de su 128° exposición, en el que caracterizó a los Gobiernos de Néstor Kirchner y de Cristina Fernández de Kirchner como la «década depredada».

«Depredaron las reservas energéticas y del Banco Central» dijo el dirigente ruralista, a la vez que culpó al Gobierno por la corrupción y reclamó «una nueva Argentina».

De Vido sostuvo que «es mentira que se hayan depredado reservas energéticas» y recordó que «cuando asumimos en 2003 había un horizonte de 12 años para petróleo y 9 años para gas pero con un autoabastecimiento trucho que era producto de una desocupación superior al 25 por ciento y un índice de pobreza que llegaba al 60 por ciento».

«Hoy con el descubrimiento de Vaca Muerta, que mal que le pese también se produjo en esta década, tenemos reservas para 114 años del consumo actual en petróleo y 200 de gas, en un contexto cercano al pleno empleo y con los argentinos adentro del sistema», agregó en un comunicado.

En ese sentido, el ministro destacó que «estas reservas de hidrocarburos no convencionales, la segunda de gas del mundo y la cuarta de petróleo, no son de Repsol como en 2003 sino del pueblo argentino, gracias a la estratégica decisión de la Presidenta de recuperar YPF para todos los argentinos».

«La Sociedad Rural fue cómplice, incluso prestando funcionarios, en la década neoliberal que entregó a precio vil las empresas del Estado, además de paralizar Atucha II y Yacyretá que fueron terminadas en esta década y por Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner».

El ministro señaló que «es curioso que la Sociedad Rural se muestre preocupada por la corrupción, cuando el propio Etchevehere habló ayer desde uno de los lugares emblemáticos de la década de la degradación neoliberal, a la que homenajean permanentemente, como es el predio de Palermo que manotearon al Estado, adquiriéndolo a precio vil a funcionarios igual de corruptos que ellos, en una operación de compraventa espuria que el Gobierno Nacional anuló en 2012 y hoy aguarda su resolución en la justicia».

«Para Etchevehere y los que lo aplaudieron ayer, la Argentina que se viene y con la que sueñan es la de la explotación de los trabajadores, el trabajo en negro y el acceso restringido a los servicios esenciales, como hace en sus propios campos, mientras que este proyecto inclusivo que encabeza la Presidenta promueve el trabajo registrado, creó 5 millones de empleos con paritarias libres anuales, estableció una cobertura jubilatoria para casi la totalidad de los mayores de 65 años, impulsa la inclusión de todos los chicos con la Asignación Universal por Hijo y brinda una oportunidad a los jóvenes con el plan Progresar».

De Vido aseguró que «los buitres, que hoy prohijados por el sistema financiero internacional quieren poner en jaque el mayor proceso de renegociación de deuda soberana en favor de sus propios intereses que haya realizado Estado alguno, son en realidad emergentes del modelo neoliberal de sometimiento y entrega que apoyó la Sociedad Rural».

«Nuevamente nos quieren hacer retornar (al modelo neoliberal) a través de candidatos que expresan sus intereses y son funcionales a esa Argentina de explotación y exclusión que sufrimos en los `90, concluyó.