Facundo Moyano: “La iniciativa de la juventud debe ser interpelarse a sí misma”

BUENOS AIRES- El diputado y sindicalista Facundo Moyano advirtió a la dirigencia juvenil que «hay que animarse a criticar lo que está mal» tanto en el Gobierno nacional como en el sindicalismo.
Además, sostuvo que «al Gobierno hoy más que nunca le conviene tener de aliado estratégico al movimiento obrero y quien mejor expresa el movimiento obrero es Hugo Moyano», su padre y jefe de la CGT.
EL diputado kirchnerista y jefe del gremio de trabajadores de peajes señaló a modo de autocrítica que los dirigentes de las juventudes políticas y sindicales «tenemos que poder proponer, componer una agenda, y hoy no se está haciendo».
«Hay que animarse a criticar lo que está mal en el Gobierno, así como también hay que animarse a criticar al sindicalismo, para debatir y proponer», dijo en una entrevista con Página 12.
Moyano sostuvo que «la iniciativa de la juventud debe ser interpelarse a sí misma como actor en la sociedad» y animarse «a discutir el modelo sindical, porque se puede discutir el modelo sindical defendiendo su esencia».
«No tenemos que hacer culto al personalismo, no tenemos que circunscribir la política individual de Cristina (Fernández). La ausencia del debate político en la militancia es un problema», añadió.
Tras cuestionar «la falta de debate en la juventud militante», señaló que «el rol del seguidismo no contribuye en nada. Esta es una autocrítica que yo me hago como joven, no estoy criticando a La Cámpora, ni al Evita ni a ninguna organización en particular».
Consultado sobre la rotura de la alianza entre la CGT y el kirchnerismo, Moyano señaló que «la tensión que existe hoy entre la CGT y el Gobierno se debe a un problema político, más allá de que existe un problema económico que influye y es la inflación».
Tras señalar que ese vínculo «tiene componentes que hacen que se profundice esta situación que son las personalidades de quienes conducen, Cristina (Fernández, la presidenta) y Moyano», indicó que «fundamentalmente lo que tensa con mayor influencia es la forma de ejercer el poder y la conducción del gobierno nacional».
Y, sostuvo que «la no participación del movimiento obrero en temas fundamentales como el mínimo no imponible de ganancias, la asignación familiar y el salario mínimo vital y móvil es un ejemplo de por qué hoy el movimiento obrero ha tomado esta posición de confrontación con el Gobierno».
«Negar una mayor participación de los trabajadores a través de sus dirigentes en el sistema político nacional va en contra de la naturaleza del proceso de profundización», acotó.
Moyano sostuvo entonces que «el movimiento obrero está siendo relegado a un segundo o tercer plano en la política y eso es involucionar este avance de los trabajadores hacia la política».
Respecto de las denuncias de su padre sobre la intercesión del gobierno en la interna sindical, dijo no tener «ningún dato preciso para afirmar que el Gobierno se está metiendo».
«Lo que sí sabemos es que puede haber algún funcionario que sí. No creo que por instrucción de la Presidenta», advirtió.
En ese marco, dijo que «al Gobierno hoy más que nunca le conviene tener de aliado estratégico al movimiento obrero y quien mejor expresa al movimiento obrero es Moyano, por historia, por trayectoria, por lucha, por coherencia, por legitimidad con los trabajadores».