Renunció vicedecano de la Facultad de Medicina vinculado a la dictadura

LA PLATA- El vicedecano de la facultad de Medicina de la Universidad de La Plata, Enrique Pérez Albizu, presentó su renuncia, tras haber sido vinculado a delitos de lesa humanidad en la causa que investiga los crímenes en el centro clandestino de La Cacha.
La renuncia de Pérez Albizu fue confirmada por el decano de la Facultad de Medicina, Jorge Martínez, en medio de un fuerte conflicto que mantiene la casa de estudios con los estudiantes universitarios que a tomaron la sede del Rectorado para luego de su renuncia levantar la medida en reclamo de su destitución.
La protesta de los estudiantes también fue en repudio a la negativa de Medicina de firmar los diplomas de un grupo de egresados que, a pesar de haber completado y aprobado todas las materias para recibirse, aún no pudieron acceder a su título.
La denuncia que vincula a Pérez Albizu con la dictadura se basa en el testimonio de Adelina Dematti de Alaye, Madre de Plaza de Mayo y testigo en el juicio por el centro clandestino “La Cacha”, quien en la audiencia de la semana pasada presentó documentación en su contra por haber firmado certificados de defunción a personas desaparecidas y luego enterradas como NN.
En relación a la renuncia de Pérez Albizu, Laura Cano, vocera de la Federación Universitaria La Plata (FULP), explicó que «este es un gran logro que hemos conseguido» y precisó que “la toma se levantó, pero las medidas de lucha continúan hasta el final”.
“Hay una gran satisfacción por las conquistas obtenidas”, destacó la estudiante, quien en relación al conflicto por la no entrega de los títulos universitarios confirmó que «los funcionarios del Rectorado se comprometieron a convocar para el 11 de marzo a un Consejo Superior Extraordinario tal como lo veníamos reclamando».
La estudiante destacó que «vamos camino a una victoria, así que estamos muy contentos por la lucha que estamos dando» y valoró que «es la primera vez que hemos logrado un retroceso claro y han dado el brazo a torcer».
En tanto, el Prosecretario de la Universidad de La Plata, Pablo Lorente, dijo que la renuncia del vicedecano “es una decisión de sentido común”.
En Medicina “se frenaron según lo denunciado hasta el momento ocho títulos de alumnos egresados, pero el problema va a ser mucho mayor porque muchos estudiantes están en esta misma situación”, alertó.
“Lo que sucede es que el decano no acepta siquiera la solicitud de pedido de título hoy en día; esto es inaudito, no conocemos que alguna vez haya sucedido algo así en una facultad del país”, criticó.
Lorente explicó que “nuestro estatuto no prevé sanciones para un decano que realice esta acción porque jamás se pensó que esta situación pudiera darse alguna vez”.
Con todo, Lorente sostuvo que “el decano es factible de causas penales por fuera de la Universidad, que los mismos estudiantes le están realizando” y añadió que “por supuesto que estamos del lado de los alumnos y de los jueces para que avancen lo más rápido posible”.
“El Rector Fernando Tauber respalda el reclamo de los estudiantes, pero lógicamente no estamos de acuerdo con la toma del Rectorado que hicieron los alumnos, porque justamente las intimaciones que se le hicieron al decano de Medicina pueden demorarse más de la cuenta justamente por la toma estudiantil”, informó.
Finalmente, remarcó que “se está pensando en acciones legales externas a la UNLP e internas para abordar esta situación tan particular”.