Por seis meses no subirán los boletos de colectivos y trenes

Desde el Ministerio de Transporte explicaron que la decisión va en línea con el freno al aumento de tarifas que dispuso el Gobierno y que será oficializada en los próximos días. La intención es extender el congelamiento al resto del país.

En sintonía con el freno a los aumentos de tarifas en los servicios anunciado por el presidente Alberto Fernández, el Ministerio de Transporte congelará por 180 días las tarifas del transporte público en la Capital Federal y la provincia de Buenos Aires. Durante las próximas semanas, la medida podría extenderse a las demás provincias de acuerdo a los resultados de las reuniones que los representantes de esa cartera mantengan con los gobernadores.

El objetivo es “no recargarle a los trabajadores el peso de la situación que atraviesa el país”, confirmó a Página/12 una fuente del Ministerio de Transporte, que explicó que la decisión de no aumentar los valores de boletos de colectivos y trenes por seis meses también tiene que ver con evitar una variación en el esquema de subsidios que se le otorga a las empresas.

Los datos oficiales precisan que el Estado financia el 60 por ciento del boleto de colectivos y el 90 de los trenes. Estos porcentajes se mantendrán “al menos por 120 días”, plazo durante el cual se sucederán los encuentros entre funcionarios nacionales y provinciales para revisar los valores de esos subsidios.

Las reuniones con los empresarios quedarán para una segunda etapa, una vez que los responsables del Estado hayan llegado a un acuerdo.

Las primeras conversaciones al respecto fueron entre representantes del ministerio a cargo de Mario Meoni y funcionarios de las administraciones de Axel Kicillof y Horacio Rodríguez Larreta. Por eso el congelamiento en el área metropolitana –donde unas 10 millones de personas utilizan los transportes diariamente- es prácticamente un hecho a pesar de que aún no haya habido un anuncio ni oficialización de la medida.

“La decisión está tomada y la oficialización va a ser cuando se termine la etapa de reuniones”, indicó la fuente. La próxima semana comenzarán los encuentros entre Meoni o alguno de sus representantes con los gobernadores. “La idea es también sacarle presión a las provincias”, confirmó el vocero.

El congelamiento de los subsidios por 120 días y del precio de los boletos por 180 hará que el Estado nacional siga destinando 60 mil millones de pesos a esa cobertura. Mientras tanto, habrá diálogo, y el producto de ello será un nuevo esquema tarifario que dependerá, también, de las paritarias en el sector.

El último aumento en colectivos y trenes fue aplicado en marzo pasado durante el gobierno de Mauricio Macri, quien decidió frenar su habitual andanada de incrementos debido a la campaña electoral en la que él y su política de ajustes periódicos sufrieron un revés.

El último aumento de la administración de Juntos por el Cambio cerró una etapa de incrementos que en cuatro años treparon al 500 por ciento. La suba final de este año fue escalonada en el trimestre enero, febrero y marzo, y en el Área Metropolitana de Buenos Aires el boleto mínimo de colectivos pasó a costar 18 pesos, con secciones que van desde los 20 hasta los 22 pesos.

En los trenes, la tarifa mínima de las líneas Mitre, Sarmiento y San Martín pasaron a costar 10 pesos; en el Roca, Belgrano Sur y Urquiza llegó a 6,25, y el Belgrano Norte trepó a 5,75 solo para la primera sección.

DEJA UNA RESPUESTA