Cartelera cinematográfica de la semana

Estas son algunas de las propuestas para ver en el cine esta semana
3 Rostros
Propuesta iraní de la semana no tanto para los amantes del cine, sí para los que aman conocer culturas diferentes con historias que incluso no se conocen si uno va a esos lugares de vacaciones y con una historia apasionante respecto de su realización y su director.
Es la película del director Jafar Panahi que se acaba de ganar en el Festival de Cannes este año el premio a Mejor Guión y que va a estar protagonizada por él mismo (haciéndo de sí mismo también) y por una actriz de ese país Behnaz Jaffari que también va a encarnarse a sí misma y que además de consagrada profesionalmente es muy querida y famosa. Esto no es casualidad el cine de este director es ficción realidad y lo hace para subrayar la autenticidad de lo que vamos a ver.

La historia va a girar en torno a esa actriz que recibe un video muy inquietante de una joven incomprendida, rechazada y desesperada pidiendo ayuda para escapar de su familia que es muy conservadora. Entonces le pide a su amigo director que la ayude a ver si ese video es real o si la quieren manipular y juntos emprenden un viaje a la aldea donde vive la chica transcurriendo la historia en esta forma de read movie donde se van a encontrar con distintas personas que pintan esa cultura tratando de encontrar a la joven que pidió auxilio.
Qué es lo raro y lo interesante de esa película, que el director la rodó en forma casi clandestina, como algunas de sus películas anteriores también. Para él filmar es realmente un acto de rebeldía ya que en su país, donde el ejercicio de la libertad de expresión es un riesgo enorme fue condenado en el año 2010 a arresto domiciliario (que se fue ampliando de los límites de su casa a las fronteras de su país), con la prohibición expresa de rodar películas en los siguientes veinte años.
De más está decir que ha burlado esa prohibición no de puro rebelde sino para reivindicar sus ideas y fotografíar y radiografiar la sociedad en la que vive.

La película es fusión realidad ficción y él es el protagonista alejándose de lo que mostró en su película anterior que fue Taxi Teherán ( una película bien urbana) y metiéndose en la realidad de las personas que viven más alejadas donde las tradiciones están muy arraigadas, la sociedad es extremamente patriarcal y esto no es solo ejercido por los más ancianos, sino más que nada por los hombres más jóvenes. El viaje, buscando a la chica desesperada va a ir mechando encuentros a veces graciosos pero donde el machismo, los choques culturales, el oficio del actor, la incertidumbre, todo se va a ir mostrando como una gran paleta.
Para hacer la película y teniendo en cuenta que le tienen prohibido filmar Panahi estuvo ligero de equipaje con cámaras digitales de alta definición que le permitieron rodar sin focos en exteriores pero la historia es muy íntima ya que rodó en tres pueblos muy significativos para él el de su padre, el de su madre y el de sus abuelos.
Lo único que se pierde en la versión doblada es que los personajes hablan todos un mismo idioma, cosa que no ocurre en la versión original y por eso se generan confusiones que al doblarla quedan perdidas y no se entienden.
La mayor virtud de la película es esta historia detrás que es interesante saber antes de verla y los dos mensajes principales que tienen que ver con un discurso feminista por un lado y una loa al arte como vía de escape de esta sociedad cerrada pero a su vez también como denuncia de lo que ocurre allí. Luego, en la realización puede parecer un tanto lenta y reiterativa con un ritmo que no es apto para los más ansiosos aunque sí, como ya adelantamos para quienes se quieran asomar a un mundo diametralmente opuesto al nuestro.
Reparto
Jafar Panahi, Behnaz Jaffari, Maedeh Erteghaei, Narges Delaram, Marziyeh Rezae
Trailer Tres caras

Enamorado de mi mujer
Qué mejor para reírse que una comedia francesa y con actores estelares. En esta Daniel Auteuil, Gerard Depardieu, Sandrine Kiberlain y Adriana Ugarte van a hacer de las suyas y todo va a transcurrir en una cena de cuatro en París donde el primero de ellos que es un editor se va a encontrar con su amigo Patrick ( Depardie) que no veía hace tiempo y lo invita a cenar a su casa a donde él llega con su nueva novia, Emma.
Despampanante Daniel se la va a pasar todo el tiempo fantaseando con esa mujer a los ojos de su esposa Isabelle que se da cuenta de todo lo que pasa por su cabeza.
Si bien no es un tema que no haya sido tocado antes lo original de esta propuesta es la dirección de Auteuil, al que estamos más acostumbrados a verlo actuando solamente y la pericia narrativa que te va a hacer dudar todo el tiempo si lo que pasa en la cabeza del protagonista o si es real. Esa ambigüedad está muy bien construida y uno se va a sentir siempre como en zona pantanosa

Así se convierten en dos historias contadas a la par, la real, lo que ocurre en esa casa y la que ocurre en la cabeza de este hombre maduro con un espíritu de viejo verde que sí nos saca de la casa y nos lleva a otras locaciones a partir de sus deseos, sus fantasías eróticas, sus frustraciones más resueltas, sus tropiezos mentales, etc.
Excelentes todas las actuaciones pero espectacular la de Adriana Ugarte (El tiempo entre costuras, Julieta de Almodovar, Palmeras en la Nieve)
En el transcurso de la historia los montajes en la cabeza del hombre van a ir extendiéndose en el tiempo, primero van a ser unos solos segundos pero luego van ir siendo secuencias enteras a la par de un enamoramiento cada vez mayor.
Lo cierto es que además de reír se puede ir más allá y comentar la historia al salir del cine ya que los subtextos que se imprimen son muchos: el aburrimiento burgués; la penosa fantasía sexual de los que ya deben ir pensando en la jubilación por chicas notoriamente inalcanzables; y una interesante reflexión acerca de si el tedio de la madurez es por falta de estímulos vitales o por simple vagancia a la hora de darse cuenta de quién se es y de dónde se está en el ciclo natural de la vida y el cuerpo.
Reparto
Sandrine Kiberlain, Adriana Ugarte, Gérard Depardieu, Daniel Auteuil, Brigitte Aubry
Trailer

One Shot

Con el protagónico de Esther Goris, Belén Blanco y María Laura Alemán, «One Shot» hace foco en la vida de Marita, una mujer transexual de un pequeño pueblo de Entre Ríos, que vive una vida de soledad en un mundo que ve la transexualidad como un fenómeno incomprendido y no como una elección de identidad.
«A mí me plantea todo un desafío, porque «Vergara» se verá en muchas salas del país y yo sé que «One Shot» va totalmente alejada de la comedia y se instala en un lugar más pesado, no sé cuántas salas la querrán dar porque es una película prohibida para menores y apunta a otro espectador. Veré si sigo filmando más por el lado de «Vergara» que por el lado de «One Shot»», dijo el director.
Y como si esto fuera poco, en marzo comenzará la filmación de «Fetiche». «Esa será mi primera película grande», le dijo a Escenario un entusiasmado Sergio Mazza. Pese a que prefirió no adelantar detalles del guión, apuntó un dato revelador, y es que «se filmará el 70 por ciento en Roma y el resto en Rosario o Victoria».

Cuando brillan las estrellas
Esta es una ópera prima de Natalia Hernández que cuenta una historia coral y que tiene un tema común: el amor.
A través de distintos tipos de personajes que protagonizan cada una de sus historias. La primera ya es atrapante cuando nos muestra la ternura de un niño de diez años y su primer frustración amorosa. Las marcas que ese tipo de situaciones provocan son tan poderosas y perduran en el tiempo como la rajadura en un vidrio. La única manera de solucionarlo es enfrentándolo. Quizás cambiar el vidrio y volver a comenzar sea lo más sencillo, pero hay quienes se deciden a continuar con ese elemento roto pese a que su visión se encuentre obstaculizada. Este tipo de dilemas se detallan en la película a lo largo de cuatro historias. Un joven dolido en el amor, fanático de los crucigramas, que le presentan a una mujer mayor a él para que tenga sexo casual. Una pareja que está por separarse. Dos jovenes que se verán por primera vez para tener su cita. Y, por último, la historia de una chica que, pese a no querer, cae en la telaraña de su ex pareja y lo vuelve a llamar.
El guión corre por cuenta de Sebastián Rotstein, quien escribió 20.000 besos, de Sebastián De Caro, y es posible trazar paralelos entre ambos films. Tanto uno como el otro hablan del amor y de las complejidades de las relaciones, pero sin pretensiones y a través de personajes actuales, urbanos, con sus deseos y sus inseguridades. Hay mucho humor, pero no es exactamente una comedia. Hay momentos dramáticos, pero tampoco se estanca en ese género. De esta manera, la directora y el guionista consiguen un tono parecido a la vida misma, sin tomar partido aunque con margen para la sorpresa.
Las historias son de jóvenes que andan por su tercer década y nos invita a sentirnos reflejados o a ver en ellos a alguien conocido y aunque se cuentan historias que no son solo puras y románticas sino también hay peleas y dramatismo nunca se pierde el principio de la directora que es mostrar que el amor es lo que nos mantiene vivos.
Reparto
María Canale, Pablo Sigal, Clarisa Hernández, Julián Larquier, Silvina Ganger, Mara Bestelli, Ezequiel Gelbaum, Gastón Pauls, Esteban Menis. Producción: Sebastián Perillo, Marcela Ávalos.

DEJA UNA RESPUESTA