Jornada de arte, reflexión y memoria en el predio de la Ex ESMA

BUENOS AIRES- Talleres de stencil, serigrafía, clases de percusión, recitales de hip hop, danzas urbanas y un colectivo artístico que realizó diez murales en vivo, fueron algunas de las actividades que se llevaron a cabo durante todo el día en la tercera edición del encuentro de Arte Urbano y Memoria, organizado en el predio de la ex ESMA.

Organizado por el Ministerio de Cultura de la Nación, el Espacio Memoria y Derechos Humanos y el Ministerio de Educación, el encuentro convirtió una zona del predio de la ex ESMA -donde funcionó el centro clandestino de detención, tortura y exterminio de la última dictadura cívico-militar-, en un laboratorio artístico centrado en actividades callejeras.

En medio de un recital de hip hop, frente a un grupo de jóvenes artistas pintando murales bajo el sol, Carolina Golder, subcoordinadora del Área de Programas y Actividades del Espacio, explicó a Télam que «la idea es presentar disciplinas que tengan que ver con lo urbano. Son artistas que nos gustan mucho, por eso los elegimos».

«Nos interesa hacer este tipo de actividades justamente para que el espacio salga hacia afuera; es importante destacar que las anteriores ediciones del encuentro fueron en la Plaza Declaración Universal de los Derechos Humanos, y ahora decidimos hacerlo acá, frente a la Avenida del Libertador, para que la gente pueda ver y resignificar», destacó.

Uno de los muralistas, Gonzalo Crespo, contó: «Enviamos bocetos y eligieron las obras que les parecieron más propicias. Estamos trabajando sobre la función de los medios de comunicación y su efecto en la última dictadura militar, a través de un diseño digital ampliado en papel y luego elaborado con pintura».

Por su parte, la artista Blanca Rice, señaló que vino porque sus padres «son sobrevivientes de la dictadura» y siempre estuvo ligada al tema. «Me pareció importante participar activamente; siempre fui parte de los eventos, pero nunca había estado en la realización de murales, ahora me decidí a pintar», remarcó.

«Estoy trabajando sobre los diez años de este espacio y la promoción de los derechos humanos -explicó-. Me parece importante remarcar la lucha que llevó llegar a los diez años del espacio, el haberlo conseguido; en la obra trabajo mucho los colores porque es lo que representa la alegría y cómo se pudo reconstruir este lugar», apuntó.

Paula Giorgi, una de las responsables de Tormenta, un colectivo de arte impreso creado junto a Barbara Visconti en La Plata, dijo que se están «imprimiendo diferentes imágenes con la gente. Hacemos ropa, estatuas en papel, trabajamos sobre series cortas. Nos interesa el oficio de la serigrafía, la enseñanza, el trabajo en equipo», precisó.

«Nos importa el dibujo y la palabra aplicada a la serigrafía, venimos trabajando con eso -indicó-. Es la militancia del oficio: queremos demostrar que con muy bajo costo se puede transmitir una idea o un mensaje, de forma colaborativa», resaltó.

El encuentro, realizado en el predio de la ex ESMA (Avenida del Libertador 8151), busca impulsar y reivindicar el arte urbano en todas sus ramas, así como su aporte a la promoción y la defensa de los derechos humanos y los valores democráticos.