Cuartango acusó a Sileoni de mirar “a la distancia” el conflicto docente

LA PLATA – El ministro de Trabajo bonaerense, Oscar Cuartango, apuntó hoy contra el titular de la cartera educativa de la Nación, Alberto Sileoni, que había sugerido que los nuevos paros que se iniciaron hoy en la Provincia se podrían haber evitado, al expresar que el funcionario nacional «mira el conflicto a la distancia».

Además, afirmó que el gobierno bonaerense «no» persigue «a los trabajadores que paran» y sostuvo que los inspectores de su ministerio van a recorrer los colegios para garantizar que estén abiertos y no para controlar la asistencia de los maestros. Cuartango también insistió en que «la intransigencia de los gremios es lo que le da la espalda a la escuela pública» y, dejando entrever un trasfondo político detrás del conflicto docente, señaló que «es raro» que el resto de los estatales bonaerenses hayan cerrado paritarias y los maestros no.
El Frente Gremial comenzó hoy una huelga de dos días y UDOCBA anticipó que parará a partir de mañana, a lo que la administración de Daniel Scioli ya advirtió que va a descontar los días de paro.

Sin embargo, Cuartango salió al cruce de las declaraciones de los representantes de distintos gremios, que denunciaron que desde el Ministerio de Trabajo bonaerense estaban realizando medidas persecutorias contra los docentes para intimidarlos y que no se adhirieran al paro.

«No estamos persiguiendo a los docentes que paran. Estamos monitoreando que los colegios estén abiertos para que se garantice el derecho legítimo de trabajar al que quiera o de adherir a la huelga al que no. Porque los gremios tuvieron expresiones de que esto es persecutorio, es intimidatorio y no hay nada de eso», remarcó. Por otra parte, el titular de la cartera laboral expresó que «es raro que el resto del espectro estatal haya cerrado paritarias» y que los maestros no y agregó que otro elemento para tener en cuenta al momento de entender el conflicto es «que se trata de un año electoral».

Asimismo, Cuartango rechazó la opinión de Sileoni, que había deslizado que estas nuevas huelgas se podrían haber evitado, al expresar que el ministro de Educación mira el conflicto «a la distancia».