Con miles de visitantes cerró el  Festival Latinoamericano de Instalación de Software Libre

BUENOS AIRES- En cada una de esas sedes hubo usuarios y especialistas en software libre que instalaban programas de código abierto en computadoras de los participantes que quisiesen migrar hacia ese tipo de herramientas digitales.

Andrés Paul, integrante de la red de Usuarios de Software Libre de Argentina (USLA), contó a Télam que «este festival se hace cada cuarto sábado de abril en casi todos los países de América y en algunas ciudades de España».

Y agregó: «El grupo que organiza cada sede se ocupa de ofrecer instalaciones gratuitas de software libre a cualquier persona que traiga su máquina. Este año también estamos viendo cómo hacer lo mismo en teléfonos y tablets».

En la Argentina tuvo 47 sedes en 20 provincias «También tenemos talleres de aplicaciones, bases de datos, seguridad; y entre 40 charlas y talleres», añadió.

El especialista enfatizó que «básicamente este proyecto está dirigido a gente no tiene experiencia con software libre; los acompañamos en el proceso de instalación y la idea es que comprendan los beneficios».

«En casi todas las ciudades importantes de Argentina hay una sede organizada por los grupos de usuarios de software libre que hoy dan la oportunidad de liberar a nuevos usuarios», concluyó.

Diego Accorinti, Coordinador Nacional del FLISOL, destacó que «tuvimos un crecimiento muy importante, sobre todo si uno lo compara con el año pasado, porque en esta edición tenemos diez sede más que nuestro máximo histórico de 2013, cuando hubo 37 sedes».

«Hoy en Argentina se anunciaron 47 sedes dónde se celebró el software libre», remarcó.

«El software libre no sólo son los programas, también es una filosofía que se va extendiendo al hardware y a otras expresiones culturales», agregó Accorinti.

«En muchas de las sedes se está instalando Huayra, que es el sistema operativo libre que viene con las computadoras del programa conectar-igualdad», finalizó.