Intentan violar a una mujer y ella se resiste al ataque

HURLINGHAM- Una mujer de 50 años fue asaltada esta madrugada en su casa del partido bonaerense de Hurlingham por un encapuchado que intentó violarla, la atacó con un cuchillo y, en el forcejeo, le provocó más de 26 cortes en la nuca, la cara y los brazos.
El hecho ocurrió en la casa 90 del barrio «8 de Marzo» de Villa Tesei, a tan sólo 15 cuadras de la vivienda de la enfermera de 22 años que fue asaltada y violada en esa misma localidad.
El propio marido de la víctima, llamado Carlos, contó al canal Todo Noticias cómo fue el ataque y que, si bien «en principio parecía un robo», luego derivó en un ataque sexual.
«Según el relato de mi esposa, ella estaba sentada en la puerta lateral de la casa, en una especia de pasillo, fumando y comiéndose una fruta. Cuando se dio vuelta apareció este individuo, un muchacho joven, encapuchado, de tez morocha, alto y flaco», dijo el hombre.
El marido de la víctima explicó que el delincuente «la empujó, la llevó para adentro, la tiró dentro de la pieza, le sacó el short y la ropa interior», y que su esposa «se defendió» a los «golpes» y no dejó que concretara la violación.
Carlos relató que el asaltante se pudo haber enojado porque «agarró una billetera» de arriba de la heladera pero «estaba vacía».
Según le contó su esposa, el delincuente agarró el mismo cuchillo con el que ella había cortado la fruta que estaba comiendo cuando la sorprendió en la casa, y con él «la empezó a atacar».
«Mi señora se empezó a defender y hubo un forcejeo. Hay sangre por todos lados», dijo.
El hombre relató que su esposa logró pedir auxilio gritando que «la estaban matando» a un vecino que llegó de inmediato a la casa y eso hizo que el atacante saltara un paredón y huyera por los fondos.
«Lo único que alcanzó a ver (el vecino) es que estaba con el torso desnudo porque la campera y la remera quedaron adentro de casa», afirmó Carlos.
Respecto al estado de salud de su mujer, Carlos indicó que «tiene heridas cortantes en la cara y en el cuello, como 26 heridas punzantes en la nuca y tiene como seis o siete puntos en el brazo».
«Ella está sedada, tranquila. Me pidió la doctora que no vaya a trabajar, que me quede con ella para hacer contención», agregó.
Carlos reconoció que a la policía «le pareció raro el ataque» y que este episodio sufrido por su esposa tiene similitudes con el sufrido por una enfermera a 15 cuadras de su casa.
Ese hecho ocurrió ayer a las 2.30 de la madrugada en una casa ubicada sobre la calle Coraceros y Wagner de Villa Tesei, en esa localidad del partido de Hurlingham, en el oeste del conurbano bonaerense.
Un asaltante logró forzar un ventanal de los fondos de la casa y una vez adentro, sorprendió a la dueña, quien se hallaba durmiendo junto a sus dos pequeños hijos.
El delincuente amenazó a la enfermera de 22 años con un cuchillo de 30 centímetros de hoja mientras le exigía dinero y objetos de valor, y luego la llevó a otra habitación, la encerró y la violó.
Tras un llamado al 911 la policía logró atrapar al presunto ladrón a pocos metros de la casa y con los objetos robados a la víctima.
El joven que aún permanece detenido fue identificado por la policía como Jonathan Paniagua, quien cumplió 18 años el mes pasado.