Garrigós: «El cargo de Gils Carbó no depende de los cambios de gobierno»

CAPITAL FEDERAL– La titular de Justicia Legítima sostuvo que el hecho de que el presidente electo Mauricio Macri pida la renuncia de la Procuradora Alejandra Gils Carbó es “propaganda mediática, no más que eso”

«La Constitución establece que el cargo de Procurador General es autónomo del resto de los poderes, porque todo el Ministerio Público es autónomo de los demás poderes», dijo a Télam la jueza Garrigós de Rébori, presidenta de la Cámara de Casación Penal.

La magistrada puntualizó que, según el artículo 120 de la Constitución Nacional, «quien ejerza el cargo de Procurador General de la Nación no depende de los cambios de gobierno ni de los cambios de poder».

«Es un cargo estable y sólo puede ser removido con la misma mayoría agravada con la que fue elegido, que son los dos tercios del Senado de la Nación», precisó sobre el tema y agregó que, «como el nuevo gobierno no va a contar con los dos tercios, aun cuando públicamente reclame que la doctora Gils Carbó deje su cargo, institucionalmente no puede lograrlo».

También descartó la vía de la remoción por medio de un juicio político, no sólo por carecer el futuro oficialismo de la mayoría requerida sino porque «no hay motivos» para acusarla.

Por otra parte, Garrigós argumentó que «en la Nación no rige la misma Constitución que rige en las Ciudad de Buenos Aires», donde el cargo de fiscal general, equivalente al de procurador general, se renueva cada siete años, y estimó probable que el reclamo de Macri para que renuncie Gils Carbó «se inscriba en esta lógica».

Respecto del futuro ministro de Justicia de Macri, German Garavano, Garrigós recordó que fue fiscal general de la Ciudad de Buenos Aires «e hizo un excelente desempeño en el cargo, y lo sucedió (Martín) Ocampo, que previamente había sido diputado del PRO en la Legislatura» porteña.

Consultada finalmente sobre otras hipótesis que estudiaría el macrismo para desplazar del cargo a Gils Carbó, entre ellas un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU), Garrigós dijo que «sería como echar a un ministro de la Corte Suprema con un Decreto de Necesidad y Urgencia. Equivaldría a un desbarranque institucional, a tirar la Constitución a la basura».

En un artículo informativo, La Nación del martes último recordó que Macri «volvió a pedirle a la procuradora Alejandra Gils Carbó que renunciara, algo que ella anunció que no hará».

«Ante esta situación, hay equipos de Macri que llevan tiempo analizando opciones: apostar al desgaste con múltiples denuncias en su contra, intentar un juicio político, buscar una reforma de la ley del Ministerio Público que aliviane las condiciones para echarla y hasta apelar a vericuetos de dudosa legalidad», aseveró la nota periodística.

Según la misma nota del matutino, «quieren reemplazarla. Lo consideran casi imprescindible. Pero saben que un método desprolijo es una pésima carta de presentación para un nuevo gobierno que quiere mostrarse respetuoso de las instituciones».

DEJA UNA RESPUESTA